El primer ministro británico Boris Johnson actualmente se encuentra revisando un informe sobre la política de implementación de la tecnología 5G en el país, abriendo una clara posibilidad para eliminar a Huawei de la infraestructura de la red inalámbrica del Reino Unido.

Como indica un informe publicado por The Telegraph, se espera que el cambio de política sea sistemáticamente implementado luego de que el Centro Nacional de Seguridad Cibernética del Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno (GCHQ por sus siglas en inglés) revisara una garantía anterior sobre los riesgos que representa Huawei.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Las conclusiones en el documento emitido por el Centro Nacional de Seguridad Cibernética del GCHQ, determinan que las sanciones que prohíben a Huawei a usar tecnología que depende de la propiedad intelectual estadounidense, han tenido un impacto “severo” en la empresa, cambiando significativamente sus cálculos.

Esto debido a que, la compañía china, al no tener permitido el uso de componentes de fabricación estadounidense en la implementación del servicio, obligarían a pensar al gobierno de Reino Unido en un uso de tecnología “no confiable” y asumir un riesgo que podría ser imposible de gestionar.

Según lo recogido por Forbes, por ahora varios funcionarios británicos estarían trabajando en propuestas para evitar que se instalen nuevos equipos Huawei en la red 5G en tan sólo seis meses, así como también eliminar los equipos Huawei que ya están en su lugar.

Una fuente de Whitehall señaló a The Sunday Times, que las sanciones implementadas a Huawei por los Estados Unidos “cambian fundamentalmente el cálculo” sobre la empresa, implicando un mayor riesgo para el Reino Unido.

“Las sanciones de los Estados Unidos a Huawei son diferentes a todo lo que hemos visto antes”, aseveró la fuente que luego señaló: “Se prohíbe a la compañía usar la propiedad intelectual estadounidense (IP) en sus semiconductores; ni siquiera pueden usar herramientas para fabricar nuevos semiconductores si esas herramientas usan IP estadounidense”.

Por su parte, un portavoz de Huawei respondió que la compañía era el proveedor más analizado en el mundo, enfatizando que confiaba en la transparencia de los procesos que ha llevado a cabo en Reino Unido, y que por lo tanto era posible seguir confiando en su participación en la implementación de la red 5G.

La decisión que ahora estaría a punto de ser revertida por Johnson sería el resultado de una campaña con la que vienen insistiendo los miembros conservadores del Parlamento, los miembros de su propia bancada, para cortar los lazos con Huawei.

Acorde a lo informado por Business Insider, los parlamentarios conservadores quieren que el primer ministro acelere el proceso para eliminar la compañía tecnológica china a más tardar para el 2023, argumentando que Huawei no debería tener un papel en la red del Reino Unido cuando Gran Bretaña vaya a las urnas por su próxima elección general en 2024.

Cerca de 60 parlamentarios conservadores amenazan con interferir en la agenda legislativa de Johnson de no aceptar sus demandas, para ello elaborarían enmiendas a Huawei y China a través de la implementación de múltiples leyes presentadas ante la Cámara de los Comunes.

A principios de año Johnson llegó a un acuerdo con la compañía con el que buscaría la posibilidad de implementar gradualmente la red 5G en Reino Unido, lo cual provocó el rechazo por parte de los parlamentarios del partido conservador.

En el mes de marzo, cerca de 40 miembros de su bancada votaron en contra de las medidas de su gobierno ante el Parlamento, resultando en el primero de los desafíos reales a su poder desde que ganó las elecciones generales de Reino Unido en diciembre del año pasado.

Las decisiones de Johnson así mismo han causado malestar en sus aliados en la Casa Blanca bajo la administración del presidente Donald Trump, quien advirtió que el acuerdo con Huawei le daría al régimen chino una puerta trasera para el intercambio de inteligencia occidental.

Iain Duncan Smith, un conservador de alto rango que hace parte de los parlamentarios que se oponen a que el primer ministro implemente un acuerdo abierto con Huawei, señaló que el plan para eliminar gradualmente a la compañía tecnológica antes del 2029 era “inaceptable”.

“Significa esencialmente que las compañías aún podrán seguir adelante con Huawei. Tiene que estar fuera de nuestro sistema antes del final de este parlamento”, expresó Smith, acorde a lo informado por The Times of London.

Por: César D. Múnera

Le puede interesar:

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas