“Nuestro país tiene que regresar, y debe regresar lo antes posible. Y no considero que nuestro país regrese si las escuelas están cerradas”, dijo el presidente Trump desde la Casa Blanca.

En un evento en la Casa Blanca, el presidente Trump acompañado por la primera dama y un equipo de profesionales de distintas áreas, manifestó su especial interés en que se reanuden las actividades educativas durante el otoño. Tanto él como su equipo consideran que las condiciones están dadas para que las escuelas y universidades abran nuevamente sus puertas y los estudiantes y el personal puedan retomar sus actividades de manera habitual y segura. 

SÍGUENOS EN TELEGRAM

El presidente reunió en la Casa Blanca a líderes de salud y educación de todo el país, quienes aseguraron, desde sus diversos enfoques, que las instituciones están listas para abrir este otoño y que lo pueden hacer de manera segura. Si bien nunca se dejó de reconocer que es una situación compleja la que toca afrontar, y que requiere tomar precauciones adecuadas, se destacó que los riesgos de mantener a los estudiantes en sus casas supera cualquier riesgo relacionado con el coronavirus (virus PCCh). 

Lea también: Las razones que demuestran que el régimen chino ya le ha declarado la Guerra Fría a Estados Unidos

“Queremos reabrir las escuelas”, dijo Trump. «Todos lo quieren. Las madres lo quieren, los padres lo quieren, los niños lo quieren. Es hora de hacerlo».

Entre los que se unieron a Trump el martes se encontraba Sally Goza, la presidente de la Academia Estadounidense de Pediatría, que emitió directrices que sugieren que las escuelas tienen como objetivo comenzar el año académico “físicamente presente en la escuela”. Mantener a los estudiantes en casa puede conducir al aislamiento social, dijo la organización, y evitar que las escuelas identifiquen déficits de aprendizaje, abuso, depresión y otros problemas.

La salud mental y emocional, tanto de los estudiantes como de sus padres, fue uno de los argumentos más reiterados para afirmar la voluntad de reabrir las escuelas. 

“La salud mental y el desarrollo social de los niños deben ser tan prioritarios como la salud física”, dijo la primera dama Melania Trump en la mesa redonda. “Lo mismo es cierto para los padres. Muchos se verán obligados a tomar decisiones estresantes entre cuidar a sus hijos y volver al trabajo».

Lea también: «El corrupto Joe Biden y los demócratas no quieren abrir las escuelas», dijo Donald Trump

Por su lado, el secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, agregó que la tasa de mortalidad por coronavirus en los Estados Unidos estaba “entre las más bajas, sino la más baja del mundo desarrollado”. “Tenemos las herramientas para reabrir las escuelas”, agregó Azar. “Estamos en un lugar muy diferente ahora que cuando estábamos hace 2 o 3 meses”.

En el evento de la Casa Blanca, Trump repitió su afirmación de que los demócratas quieren mantener cerradas las escuelas por razones políticas y no por razones de salud. Hizo el mismo reclamo en Twitter un día antes cuando dijo: “¡El corrupto Joe Biden y los demócratas no quieren abrir escuelas en el otoño por razones políticas, no por razones de salud! Piensan que les ayudará en noviembre. ¡Mal, la gente lo entiende!”.

El presidente Trump, dijo que su administración “presionaría mucho” a los gobernadores para que reabrieran las escuelas de sus estados en el otoño y que no deseaba que los gobernantes las mantengan cerradas por razones políticas. Además aplaudió la iniciativa del gobernador Florida, Ron DeSantis, quien anunció recientemente planes para reabrir las escuelas en ese estado a partir de agosto.

La mayoría de los estados aún no han tomado una decisión sobre la reapertura de las escuelas en el otoño ni de qué forma podrían hacerlo, pero la administración Trump ya anunció su compromiso y determinación para colaborar con la reapertura. 

Le recomendamos:

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas