Para los creyentes budistas y de muchas otras religiones, la vida de un ser consciente es eterna. Pero la duración de una vida humana sobre la Tierra, con nuestro cuerpo conformado por células, es solo un instante en la eternidad. Según la Escuela Buda, la meta del ser humano es regresar a nuestro origen y a la Verdad tras haber pagado por nuestros pecados acá en la Tierra. Los cristianos hablan de volver al Paraíso.

Los creyentes budistas consideran que siempre es mejor pagar los pecados en esta corta vida sobre la Tierra, en vez de pagarlos en las próximas reencarnaciones o, peor aún, cuando se termina el ciclo de reencarnaciones humanas y llega el juicio final.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

El sufrimiento del ser humano, con un cuerpo compuesto de células mortales, es liviano comparado con el sufrimiento interminable, capa tras capa, en otros espacios. Por eso, para los creyentes budistas, una vida terrenal con tribulaciones no se considera nada malo, ya que el sufrimiento termina una vez que el cuerpo de células muere.

Sin embargo, cuando el partido comunista chino (pcch) usurpó el poder hace más de 70 años, la creencias espirituales de 5000 años fueron abolidas completamente – 5000 años de creer en la existencia de Dios y en una vida venidera divina fuera de la Tierra. El pcch solamente cree en el materialismo y en la ciencia y rechaza completamente las antiguas creencias chinas que enseñan que los actos malos traen consecuencias y que uno tiene que pagar por ellos. Los líderes comunistas se creen que son dueños de su pueblo y ciegamente confían que la ciencia es la repuesta a todo, incluso para prolongar sus vidas.

La longevidad de los ‘capos’ del PCCh

Es bastante normal que muchos líderes del partido comunista chino vivan más de 90 años, e incluso hasta más de 100 años. El secreto es que no solo son muy selectivos sobre lo que comen y beben, sino que también tienen un sistema de «ofrendas especiales» que esconde un secreto atroz.

El 6 de mayo, Radio Free Asia reportó lo siguiente con algo de ironía: “Como habrán notado, hay un gran número de líderes comunistas chinos que vive una vida muy larga. Cuando tienes un equipo de trabajadores de la salud que te cuida todos los días, disfrutas de los mejores servicios médicos y comes solo provisiones especiales, creo que tu y yo también tendríamos la oportunidad de vivir una larga vida”.

El 29 de abril, Ji Chaozhu, ex diplomático del partido comunista chino y ex Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas, murió a los 91 años de edad. El 6 de abril, Li Liqun, viuda del vicepresidente del Gobierno Popular Central Gao Gang, falleció a los 99 años de edad.

Chen Shunyao, esposa del ex miembro del Comité Permanente del Politburó del partido comunista chino, Song Ping, murió el 31 de julio del año pasado a los 102 años de edad. El 22 de julio del mismo año, el ex primer ministro chino Li Peng murió a los 91 años de edad.

Entre los líderes chinos que superan los 90 años de edad están: Song Ping, 103; Wang Guangying, 101; Jiang Zemin, 94; Zhu Rongji, 92; Tian Jiyun, 91 años; Chi Haotian, 91 años; Jiang Chunyun, 90;  Zou Jiahua, 94. Entre los funcionarios de alto rango del pcch son muchos los que tienen más de 100 años.

¿Cuál es su secreto para la longevidad?

Los líderes del pcch son muy selectivos en su alimentación,  pero también esconden un secreto perverso detrás de un sistema elite de “ofrendas especiales”,  que vamos a revelar más adelante.

Los medios oficiales del partido comunista chino entrevistaron a una nutricionista que cuidaba la dieta de los líderes en el 2014. Cuenta que ellos enfatizan el principio de «comer menos cantidad y comer más variedades» y que, para obtener una nutrición equilibrada, comen 25 tipos de alimentos cada día.

Los líderes chinos creen que comer «animales de cuatro patas» es menos sano desde el punto de vista nutricional. Por ejemplo, un cerdo, una vaca o una oveja de cuatro patas es menos nutritivo que un pollo de dos patas. El pollo de dos patas a la vez es menos nutritivo que los hongos, que tienen solamente una “pata”. El pescado no tiene patas y por eso es considerado lo más nutritivo. Además, comen solo hasta estar un 70% satisfechos y toman 2 meriendas en el día, a las 10 de la mañana y a las 3 de la tarde.

Además de la atención de la salud especializada, los líderes también disponen de privilegios especiales que comenzaron en 1941 con Ren Bishi, Secretario General del Comité Central del partido comunista chino. En esa época, se estableció en el sistema del pcch una estricta jerarquía de lo que llaman «ofrendas especiales». Hasta el día de hoy, la cúpula del pcch disfruta de todo tipo de «suministros especiales», que incluyen provisiones especiales de arroz y fideos, verduras, tabaco y alcohol, té, medicinas, oxígeno e incluso agua.

Aparte de alimentos especiales de carácter más bien común que permiten a los líderes chinos tener una vida larga, el sistema misterioso de «ofrendas especiales” que esconde un horrendo secreto es la razón primaria que ellos se mantengan la vida larga.

El siniestro “Proyecto de 150”

Para el cuidado de sus cabecillas, el partido comunista chino creó un «Proyecto de Salud” con “ofrendas especiales”. El proyecto está dividido en áreas que van desde la prevención y cuidado de la salud hasta el tratamiento médico y la rehabilitación.  Se concentra en la prevención del cáncer y de las enfermedades cardiovasculares, el antienvejecimiento, y la “regeneración de la función de los órganos”.

El área más controvertida es la «regeneración de la función de los órganos«, o dicho de manera más simple, los trasplantes de órganos. Hace años se ha comprobado que el pcch realiza sustracción de órganos (en vida) a personas jóvenes y sanas.

El 15 de septiembre del año pasado, en la red social china Wechat,  circuló masivamente una publicidad del ‘Hospital 301’ de Beijing, destacando la campaña de “Proyecto de Salud” para los líderes del pcch.

Según la publicidad, el promedio de la esperanza de vida de los dirigentes comunistas chinos alcanzó los 88 años en 2008, y ahora la esperanza de vida se ha fijado en 150 (¡!) años. No nos olvidemos que uno de los principales focos de atención para la salud de los capos del régimen chino es la «regeneración de las funciones de los órganos».

Según el posteo de un internauta llamado «Gran Cazador», el tildado “Proyecto de Salud” es único en el mundo hoy en día.  Ese proyecto rompió la barrera más baja de la moralidad humana, ya que solo bajo el pcch, se atreven a hacer lo que los sistemas médicos de otros países son incapaces de hacer: «cosechar órganos de personas vivas».

El pcch considera que va a estar para siempre, y  para los comunistas, los líderes son los privilegiados.  Por eso, aunque sus funcionarios no puedan escapar a la vejez, han llegado a la solución que con nuevos órganos jóvenes y frescos pueden prolongar la vida. Y porque además son ateos, no ven la cosecha de órganos como un crimen contra la humanidad, pero sí como el fin para obtener ‘el trato especial que ellos se merecen’. Aunque eso significa tomar la vida de cientos de miles de personas.

Las «ofrendas especiales» para los altos funcionarios del PCCh

El magnate chino, Guo Wengui, crítico del pcch y quien reside ahora en los EE. UU., reveló en 2017 que había «suministros especiales» en forma de órganos frescos y jóvenes para los altos funcionarios del partido comunista chino. Ellos usan trasplantes de órganos para prolongar sus vidas, utilizando un sistema de “sustracción de órganos en vida o matanza a demanda». Guo también reveló que el hijo de Jiang Zemin, Jiang Lianheng, recibió tres trasplantes de riñón por los cuales mataron a cinco personas. Meng Jianzhu, secretario del Comité Político y Legal del partido comunista, arregló un trasplante de riñón para su madre, posiblemente ejecutando a más de un prisionero.

Por otra parte, el cambio en el currículum vitae del cirujano de trasplantes Huang Jiefu también proporciona pruebas sobre la cuestión del suministro de órganos a altos funcionarios del partido comunista chino.

Desde octubre de 2001 hasta marzo 2013, Huang Jiefu ocupó el cargo de Viceministro de Salud. En la actualidad, Huang Jiefu tiene los títulos de Presidente del Comité de Tejidos y Trasplantes de Órganos Humanos de China y de Director Adjunto del Comité Central de Atención de la Salud.

El artículo del internauta «Gran Cazador» revela que el Comité Central de Atención de la Salud, que forma parte de la Oficina General del Comité Central del partido comunista chino, es el principal responsable de la salud personal de los líderes chinos. Dentro de ese Comité, Huang Jiefu es conocido como el «maestro de la cosecha de órganos vivos».

En los últimos 10 años, Huang Jiefu participó en  repetidas conferencias públicas sobre los trasplantes de órganos en China ante la comunidad internacional.

En marzo de 2015, Huang Jiefu también informó a los medios de comunicación que Zhou Yongkang (ex miembro del Politburó encarcelado de por vida) y la Comisión de Política y Derecho están involucrados en la cadena de beneficios de los trasplantes de órganos y que la fuente de los órganos se trata de “presos del corredor de la muerte». La decisión de cancelar los trasplantes de órganos de los condenados a muerte se tomó por el régimen de Hu Jintao y Wen Jiabao y del régimen actual de Xi Jinping y Li Keqiang. El número de presos condenados a muerte por año son unos 2000. Sin embargo, los trasplantes anuales en China superan por mucho ese número. A pesar de “no usar más” presos condenados a muerte, los trasplantes de órganos en China siguen floreciendo. Entonces ¿de dónde provienen estos órganos frescos?

También se ha informado que altos funcionarios del pcch bajo el ala del ex cabecilla, Jiang Zemin, han recurrido en gran medida a expertos en trasplantes de órganos, y Jiang Zemin los ha recibido personalmente en varias ocasiones.

Wu Mengchao, de 98 años, el llamado «padre de la cirugía hepática en China», fue recibido por Deng Xiaoping, Jiang Zemin y otros altos funcionarios antes de su jubilación.

En 2011, cuando Jiang Zemin estaba al borde de la muerte, Wu Mengchao realizó un trasplante de órganos a Jiang, según una fuente citada por New Era Weekly. En la fiesta de cumpleaños de 94 años de Wu Mengchao hace 3 años, estuvo presente la amante de Jiang Zemin para agradecerle.

Lo mencionado anteriormente sobre el trasplante de riñón del hijo de Jiang Zemin, Jiang Jinheng, fue operado por Li Leishi, el Vicedirector del hospital militar de Nanjing. Según los medios de comunicación oficiales chinos, la tasa de supervivencia de los trasplantes de riñón realizados por Li Leishi y sus estudiantes en 2004 fue del 100%.

Los mencionados médicos chinos, Li Leishi, Wu Mengchao y Huang Jiefu figuraban como responsables de la sustracción de órganos en vida por la «Organización Mundial de Investigar la Persecución a Falun Gong (WOIPFG)», que es una organización internacional para localizar a los practicantes de Falun Gong desaparecidos. Falun Gong, también llamado Falun Dafa, es una vía milenaria de cultivación espiritual de la Escuela Buda, perseguida brutalmente en China desde 1999 bajo órdenes de Jiang Zemin. Un informe de WOIPFG reveló la existencia de un número enorme de proveedores de órganos humanos vivos en China, que consiste principalmente en practicantes de Falun Gong, así también como tibetanos, uigures, cristianos y otros chinos. Cabe aclarar que la sustracción de órganos se realiza en secreto y a la fuerza.

En China hay un dicho antiguo: “lo bueno será pagado con lo bueno y lo malo con lo malo. Si aún no se paga, es porque no ha llegado el tiempo”. Muchos pueden preguntarse cómo aquellos que hacen maldades tan atroces pueden vivir por tantos años, con una vida llena de lujos y comodidades. Pero eso es porque uno se olvida de la segunda parte del dicho, que “no ha llegado el tiempo”.  El pago al final de la vida terrenal debe ser espantoso. Según la religión budista, el infierno tiene 18 pisos, pero en realidad se cree que hay muchos más.  

El tiempo ha llegado: ¿Se está cumpliendo que lo malo se paga con lo malo?

Tal vez algunas personas no creen en el dicho que lo bueno será pagado por lo bueno y la maldad por maldad. Pero tomemos un hecho actual y que preocupa al mundo entero: la pandemia del virus de Wuhan (o “virus PCCh”) en China.

La ciudad de Wuhan no solo es la cuna de la epidemia del virus pcch, sino también la cuna de los trasplantes de órganos forzados en China. En 2015, Huang Jiefu dijo en el Congreso de Trasplantes de Órganos de China en Wuhan: «Sin Hubei y Wuhan, no habría trasplantes de órganos en China».  El Hospital Tongji de Wuhan ha sido un «líder» en trasplantes de órganos en China y tiene el mayor número de trasplantes de riñón en China. El número de trasplantes de hígado es el quinto más grande en China y el número de trasplantes de corazón es el tercero más grande en China. 

Según WOIPFG, el Hospital Tongji es uno de los hospitales chinos donde hay “trasplantes a pedido”. El 25 de diciembre de 2019, el profesor Wei Lai, director de Trasplantes de Hígado del Hospital de Tongji, respondió la llamada telefónica de un miembro encubierto de WOIPFG preguntado por el costo de un trasplante de hígado fresco. El Dr. Wei Lai respondió: “un trasplante de hígado cuesta por lo menos 600.000 RMB, hablemos sobre los puntos específicos en persona».

Bajo la presión internacional, en 2015, el partido comunista chino anunció la suspensión de cosechar los órganos de los condenados a muerte, sin embargo la ciudad de Wuhan sigue siendo un gran centro de trasplantes. Wuhan necesitaría miles de cuerpos para abastecer el gran número de operaciones que realiza. Pero las llamadas listas de “donaciones” contienen solamente nombres de unas 300 personas, marcando una gran falta de cuerpos. ¿Cómo podían (antes de la prohibición) las 2000 personas por año condenados a muerte en China abastecer los miles de trasplantes realizados en Wuhan, sin hablar de las otras ciudades en China? La fuente real de los órganos no son solo los condenados a muerte, sino los millones de prisioneros de conciencia desaparecidos por el pcch. La mayoría de ellos son  creyentes, practicantes de Falun Gong. Todos los métodos posibles de tortura son usados para que practicantes de Falun Dafa abandonen su fe, y ya que gozan de buena salud por seguir una vida de cultivación espiritual, se convirtieron en los principales proveedores de órganos frescos.

Los médicos del Hospital Tongji participan en la cosecha de órganos

Según el Dr. Wang Zhiyuan, presidente de WOIPFG: «En nuestra investigación, encontramos que los médicos y enfermeras del Hospital Tongji han admitido explícitamente en conversaciones telefónicas, que tienen acceso a los órganos de los practicantes de Falun Gong, y tenemos las evidencias de audios para probarlo”.

En 2006, WOIPFG llamó al Instituto de Trasplante de Órganos del Hospital Tongji para preguntar si podían obtener los órganos de los practicantes de Falun Gong. La respuesta fue: “No hay problema, por favor venga al hospital para una entrevista”.

El 12 de octubre de 2015, los investigadores de WOIPFG llamaron al Dr. Gong de la Sala 2 de Cirugía Cardiotorácica del mismo hospital. El Dr. Gong admitió haber usado órganos de practicantes de Falun Gong para trasplantes y que iba a prisiones y campos de trabajo para obtener órganos: “tenemos un dedicado Director Wei que tiene especialistas para esto, dirigido por el Profesor Zhu. El Profesor Zhu está a cargo”. El Dr. Gong también contó que llegan a hacer 5 cirugías de trasplante de corazón a la semana, incluso 2 cirugías a la noche.

En junio de 2016, David Kilgour, ex Secretario de Estado de Canadá para Asia Pacífico, el periodista Ethan Gutmann y el abogado canadiense de derechos humanos, David Matas, se reunieron en el Club Nacional de Prensa de EE. UU. y publicaron conjuntamente un informe sobre la investigación al partido comunista chino sobre la extracción forzada de órganos. Tomando como base las llamadas telefónicas a cientos de hospitales de trasplantes de China, el informe determinó que la mayoría de los trasplantes son hecho «a pedido» y pagando altos precios. El número de operaciones de trasplante realizadas en unos hospitales de China supera la cifra oficial del Partido Comunista Chino de 10 000 al año. El número de trasplantes de órganos en la última década en China es exponencial y la principal fuente de órganos son los practicantes de Falun Gong.

Conclusión

Los capos del PCCh que se han mantenido vivos a una edad increíble gracias a los trasplantes de órganos sustraídos de prisioneros de conciencia, ¿cómo van a pagar ellos? Si en esta vida no lo pagan, les esperan los horrores y los castigos más terribles en otros espacios.

No podemos no mencionar las dos operaciones de doble pulmón que se realizaron con “éxito” en Beijing durante la cima de la pandemia del virus ‘pcch’ en Wuhan.  La capital china anunció dos veces el éxito de estas operaciones. Al menos dos personas, y quizás más por el rechazo de órganos, que es algo común, fueron sacrificadas para esta cirugía, proveyendo sus pulmones a algún ‘capo’ del pcch infectado con el virus.  El pcch incluso reveló estas cirugías para ostentar.

¿Cuántos pulmones más se han sustraído o se van a sustraer en secreto de prisioneros jóvenes saludables, como los practicantes espirituales de Falun Gong, para suministrárselos a aquellos poderosos y adinerados infectados con el virus?

El pcch sigue cometiendo pecados. Nos preguntamos por qué el virus salió de Wuhan, devastando primero a esa ciudad? Podemos encontrar la repuesta en los hechos expuestos arriba.  Ahora la epidemia brotó en Beijing y otras ciudades del noreste chino. Beijing ya está bajo cierre. Como el PCCh nunca cuenta la verdad, se sabe solo por los internautas chinos que la situación está muy grave en la capital china. Y aparentemente los 7 miembros de la cúpula no se encuentran más en Beijing – ¿acaso se estarán escondiendo del virus? Por qué tienen tanto miedo que abandonaron el centro del poder que es la capital? Deben ser buenos comunistas, pero dado que la sangre china corre en sus venas, ellos deben sentir en su esencia que el dicho antiguo chino de “lo malo será pagado por lo malo” puede contener la verdad…

Parece que llegó el fin del tiempo para el pcch, porque los castigos se están manifestando por todos lados. No es solamente la plaga del virus que confronta el poder maligno del comunismo chino. Externamente, la resistencia contra su control en Hong Kong, la presión y duras acusaciones del mundo occidental, especialmente desde la administración de Trump, y la enemistad con India, entre otros. Internamente es aún mas grave: terremotos, algunos que podrían derrumbar presas importantes, lluvias fuertes que causaron inundaciones en más de 26 provincias, y si llegan a las ciudades principales como Chongqing, Wuhan, y Shanghai habrá una pérdida de millones de vidas. Junto con la plaga de langostas, las inundaciones pueden causar una potencial tragedia fatal de hambruna. ¿Como podrá solucionar el pcch estas tribulaciones?  La única salida es “desintegrar al partido comunista chino” y volver de nuevo al camino tradicional chino de valores y espiritualidad.  

Hoy llegamos a un punto donde esta lección es crucial para todo el mundo. Es tiempo para rechazar al espíritu maligno del comunismo completamente.

Por Liwei Fu

Le puede interesar:

Envía tu comentario

guest
1 Comentario
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas