Traducido de UOL por TierraPura.org

El director del centro de referencia más grande para el tratamiento de coronavirus en el Estado de Bahía, Brasil, el infectólogo Roberto Badaró, dijo que el 40% de las muertes registradas en el Hospital Español como covid se deben a otras enfermedades. 

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Después de seis años cerrado, el gobierno de Bahía reabrió en abril el hospital como una unidad de tratamiento exclusiva para el nuevo coronavirus, con 220 camas, 140 de ellas en la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos). La inversión fue de $ 8 millones de reales en la recuperación de la unidad y otros $ 29 millones de reales para la gestión de servicios hospitalarios.

«Te daré un ejemplo simple: en el Hospital Español, el 40% de los pacientes que recibo no tienen covid, y si mueren en el certificado de defunción se coloca: covid. Porque hay tres campos en el certificado de defunción. Llega con sospecha de covid, por lo que luego entra en las estadísticas. Necesitamos ver esto con mucho cuidado».

Lea también: El coronavirus se está debilitando y no sería necesaria una vacuna dice experto virólogo

La declaración se hizo durante una entrevista en vivo en Rádio Metrópole FM el pasado 10 de julio. Badaró respondió una pregunta del presentador Mário Kertész sobre las razones que hicieron que el registro de casos de coronavirus en Brasil fuera cinco veces mayor que en India, un país que tiene una población casi siete veces mayor que la brasileña. 

«¿Y de qué muere esta gente?», preguntó Kertész. «De lo que siempre ha muerto. De derrame cerebral, enfermedad cardiovascular, diabetes», respondió.

Después de la publicación de este artículo, el Departamento de Salud de Bahía (Sesab) publicó una nota oficial en su sitio web, en la que Badaró cambió su versión y dijo que la declaración hecha en la radio Metrópole no corresponde a la realidad. «Digo públicamente  que la forma en que me expresé no refleja correctamente lo que sucede en el Hospital Español», declaró.

«No es correcto decir que las muertes se cuentan incorrectamente como covid-19. De hecho, todas las muertes que ocurren en el Hospital Español están respaldadas por la coordinación médica. Si hay una muerte, es la obligación del hospital que emite el Certificado de Defunción (CD), colocar la causa correcta y no continuar con el diagnóstico incial», dijo el director.

Lea también: La aparición del coronavirus es un ultimátum para que el mundo se aleje lo más posible del Partido Comunista chino

Según el profesional, el procedimiento adoptado por el hospital puede ser corregido posteriormente por las autoridades, y que las muertes sospechosas no están incluidas en los números de Sesab. «En el caso de que ocurra una muerte antes del resultado del laboratorio, el CD se considerará «sospechoso de covid-19″ y la autoridad de salud estatal puede corregirlo después de la muerte. En este escenario, debe tenerse en cuenta que la Vigilancia Epidemiológica, de manera asertiva, solo cuenta CD clasificados como casos sospechosos de coronavirus después de la investigación y/o el resultado confirmatorio de laboratorio», justificó.

Solicitud de las familias 

En la entrevista con Rádio Metrópole, el también investigador del Instituto de Tecnología de la Salud Senai Cimatec y miembro del Comité de Gobernadores y Especialistas en el Nordeste contra el Coronavirus declaró que el diagnóstico de covid-19 ha sido utilizado como una alternativa por familiares de pacientes de otras enfermedades para encontrar lugares en la UCI.

Lea también: ¿Cómo debería Brasil reflexionar sobre el aumento de casos de coronavirus?

El infectólogo incluso citó el ejemplo de una mujer diabética cuyo índice glucémico era superior a 1.000, pero cuya familia le pidió un lugar en la UCI del Hospital Español porque su hermana habría contraído coronavirus. «Tenía cetoacidosis diabética, tenía insuficiencia respiratoria y se la intubó. ¿Es covid? No lo es. Pero para tener acceso a una UCI, anótese como covid y vaya al hospital».

«Por lo tanto, tengo muchas dificultades, siendo bastante honesto, para comprender estos datos de mortalidad, si son o no covid. Cuando el paciente no tiene covid, llega a una UPA (Unidad de Primeros Auxilios), y se queda atrás. Lo atenderán más tarde, si no se sospecha directamente que tenga dificultades respiratorias», agregó.

Más tarde, en la misma nota publicada por Sesab, Badaró elogió el trabajo de los profesionales de la salud y la acción del gobierno estatal. «Quiero reiterar mi respeto por el exquisito trabajo que está llevando a cabo el Gobierno de la Bahía para abrir camas en la UCI en todo el Estado. También reconozco los esfuerzos de los profesionales del Reglamento Central, que han estado trabajando con las UPA y tratabdo pacientes en los hospitales en un tiempo récord, evitando que ocurran muertes por falta de adecuada asistencia», dijo.

Badaró afirmó que los pacientes deben ser atendidos, incluso si no se ha confirmado su diagnóstico de covid-19. «No todos los pacientes ingresados ​​en los hospitales tendrán el resultado RTPCR confirmado antes de la admisión. Por lo tanto, una parte de los pacientes hospitalizados permanecerá sin un diagnóstico hasta que el resultado sea recibido del Laboratorio Central de Salud Pública (Lacen-BA). Depende del hospital de referencia, que recibe pacientes sospechosos, investigar para tratar y derivar el caso adecuadamente».

Repercusión 

Para el urólogo Modesto Jacobino, las declaraciones de Badaró son serias y deben investigarse. Señala que los médicos que hacen una declaración falsa para encubrir la verdadera causa de la muerte cometen un delito de tergiversación, que además de las sanciones previstas en el artículo 229 del código penal, puede conducir a la destitución del registro profesional.

«Badaró no habló del 1% o del 2%, habló del 40%. Esto representa un gran número de familias estigmatizadas por una enfermedad que no permite el derecho de visitar a sus seres queridos en el hospital, velar sus cuerpos en un funeral y ni siquiera incluso recibir un seguro de vida, que las aseguradoras se niegan a pagar porque es una pandemia. Es una situación que tiene consecuencias muy drásticas para las familias de las víctimas, un caso policial», dijo.

Jacobino presentó su denuncia el 15 de junio ante Cremeb (Consejo Regional de Medicina del Estado de Bahía). Él entiende que el caso merece una amplia investigación, más allá de la esfera de acción del Hospital Español, que investiga si hay alguna guía para los médicos de cuidados intensivos en Bahía para dar fe de manera fraudulenta a las muertes por coronavirus, como informó el sindicato de médicos del Ceará al Ministerio Público.

Esto le habría sucedido a Antônia dos Santos, de 98 años, quien murió el 19 de mayo. «Mi abuela no tenía fiebre, no estaba tosiendo, a través de un ultrasonido se le detectó una masa de 7,5 cm de diámetro en el intestino que causaba sangrado en las heces y, aun así, el médico quería declarar que había muerto de coronavirus», informó la recepcionista Gabriela Silva, de 35 años. Discutimos por casi media hora con nuestra familia para que ella regrese y declare que la causa de la muerte fue la insuficiencia respiratoria aguda».

El médico y concejal Cezar Leite (PRTB) anunció a través de las redes sociales que fue admitido en el Ministerio Público Federal y Cremeb con una solicitud para investigar la situación del Hospital Español y otros hospitales en Salvador. «Como concejal, médico y ciudadano, tengo el deber de inspeccionar y pedir transparencia en este proceso. No debemos olvidar que estamos tratando con vidas y dinero del pueblo», dijo.

Le recomendamos:

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas