Un portavoz del régimen chino anunció el día martes un contraataque enérgico en respuesta al anuncio hecho por Gran Bretaña de suspender su tratado de extradición con Hong Kong.

El día lunes, el Secretario de Asuntos Exteriores británico, Dominic Raab, informó en el parlamento que el tratado de extradición se suspenderá de inmediato, y que el embargo de armas se extenderá a Hong Kong.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Lea también: Fuerte condena al PCCh: Más de 600 parlamentarios de todo el mundo firman declaración conjunta demandando fin de persecución religiosa a Falun Dafa

“No consideraremos la reactivación de esos arreglos, a menos hasta que haya garantías claras y sólidas, que puedan evitar que la extradición del Reino Unido sea utilizada indebidamente bajo la nueva legislación de seguridad nacional”, dijo Raab en el parlamento tal como señalan diversos medios como Reuters.

Como era de esperar la noticia no fue bien recibida por el régimen chino, quien rápidamente dio respuesta por medio del nuevo portavoz de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin: “China realizará un contundente contraataque a las acciones equivocadas del Reino Unido”, expresó, en una conferencia de prensa diaria el martes.

Wang agregó que los acciones de Gran Bretaña violaron las leyes y normas internacionales. “Y que ahora China insta al Reino Unido a renunciar a sus fantasías de continuar la influencia colonial en Hong Kong e inmediatamente corregir sus errores”.

Las malas noticias para el régimen chino no terminan ahí. Gran Bretaña también siguió a Australia, Canadá y Estados Unidos para extender un embargo de armas ya existente contra China, hacia Hong Kong. Esto implicaría que ninguna empresa británica podrá exportar a Hong Kong ningún tipo de arma potencialmente letal, ni sus componentes y municiones. La prohibición también abarca cualquier equipo que, aunque no esté prohibido, pueda usarse para la represión interna, como esposas, equipos de intercepción y granadas de humo. 

Lea también: El régimen chino presiona a familias de bajos recursos a renunciar a su fe a cambio de asistencia social

A éstas últimas medidas de los británicos contra el régimen chino hay que sumar las anteriores: la semana pasada, el primer ministro Boris Johnson ordenó que el equipo de Huawei Technologies de China eliminara por completo su red 5G de Gran Bretaña para fines de 2027. También la semana pasada, Gran Bretaña ofreció derechos de residencia a tres millones de hongkoneses en respuesta a la nueva ley de seguridad de China, que reduce la autonomía de la ciudad y podría ver a manifestantes y críticos del gobierno chino juzgados en los tribunales en la China Occidental.

Por su lado Liu Xiaoming, el embajador de régimen chino en Gran Bretaña, en diálogo con un periodista de la BBC, aseguró que el régimen chino entregaría una “respuesta resuelta” a cualquier medida de Gran Bretaña para sancionar a los funcionarios o ciudadanos chinos.

“Si el Reino Unido llega tan lejos para imponer sanciones a cualquier persona en China, China ciertamente dará una respuesta decidida”, dijo. “Usted ha visto lo que sucedió entre China y Estados Unidos … No quiero ver que esto que ocurrió entre China y Estados Unidos, ocurra en las relaciones entre China y el Reino Unido”.

Andrés Vacca

Le recomendamos:

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas