Por – Philomena Desmond-Ogugua, analista de asuntos públicos, vive en Abuja, Nigeria – LeaderShip.ng – Traducido por TierraPura.org

Existen problemas éticos que rodean la investigación y las pruebas de vacunas. Estos incluyen discusiones sobre el desarrollo de la vacuna, el diseño del estudio, la población y la ubicación del ensayo.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Es importante comprender la seguridad y eficacia de la vacuna en varias poblaciones, pero probar una vacuna en poblaciones vulnerables, por ejemplo, en niños y en la población africana, plantea serias preocupaciones éticas.

Es imprescindible que aquellas personas  que piden por la prueba de la vacuna en Nigeria sepan cómo afectaría dicho experimento a un país en desarrollo. 

¿Qué sabemos de los siguientes temas?

¿Cómo proporcionar la detección o el tratamiento necesario si se detecta la enfermedad?; ¿están fácilmente disponibles para la población, incluidos los de las zonas rurales donde se encuentra la mayoría? ¿Cómo participarán las comunidades locales en los ensayos? ¿Cómo nos aseguraremos de que la vacuna de prueba sea y pueda ser supervisada por los paneles locales de revisión ética? ¿Cómo nos aseguramos de que los nigerianos entiendan de qué se trata y den su consentimiento?

El consentimiento de los participantes es muy importante. Esta cuestión de consentimiento causó muchos problemas cuando el Dr. Jonas Salk desarrolló la vacuna contra la poliomielitis (el polio)en la Universidad de Pittsburgh en la década de 1950.

El primer ensayo clínico fue en 1954 y se anunció que era seguro y efectivo en 1955. Alrededor de un millón de niños entre las edades de 5 a 9 años fueron vacunados en los EE. UU. Pero no terminó bien porque de unos 200.000 niños inoculados en el oeste y en el medio oeste de los EE. UU., miles de ellos contrajeron la enfermedad tiempo después, 200 niños quedaron paralizados y 10 murieron. Esto fue durante los ensayos y retrasó la producción de la vacuna.

En 1962, el Dr. Albert Sabin desarrolló la vacuna oral contra la poliomielitis que la hizo fácilmente disponible.

La razón por la que estoy contando esta historia es para que los nigerianos entiendan la importancia del consentimiento y la ética. El objetivo de un ensayo clínico es determinar si la vacuna funciona y si es segura, o si los investigadores deberían encontrar un mejor tratamiento.

Los ensayos clínicos son buenos, pero no deben imponerse a la población porque no es ético hacerlo. Los participantes en la mayoría de los ensayos clínicos reciben al menos un estipendio monetario. Pero los defensores de los ensayos clínicos en Nigeria quieren atraer a millones de personas para que participen, pero ¿saben cuánto le pagarán a cada persona?

¿Sabemos cuánto pagarán los fabricantes de vacunas a cada participante?

Soy de la opinión de que los científicos africanos, en particular los científicos nigerianos, deben asegurarse de formar parte en la búsqueda de la vacuna contra el coronavirus, porque el continente africano está empobrecido en gran medida con recursos limitados y es incapaz de proteger a los africanos.

África y otros países en desarrollo han sido usados como campos de prueba de la “Big Pharma o “Gran Farma” que utiliza a los africanos como conejillos de indias. Nigeria debería participar en el ensayo clínico global, pero no en la forma en que la Asamblea Nacional lo está haciendo.

Sé por qué la gente tiene miedo. Sé que es probablemente debido a la presunta falta de ética por parte de la compañía Pfizer durante sus pruebas (sin el consentimiento adecuado de los participantes o sus tutores) de Trovan, un antibiótico experimental, en 200 niños en Kano (la ciudad principal en el norte de Nigeria). El resultado fue catastrófico. En consecuencia, las personas ahora tienen miedo de cualquier tipo de ensayo clínico.

Ninguna persona debería exponerse a un ensayo clínico sin antes dar su consentimiento informado, es decir, se les debe explicar todo el proceso. Esto incluye los riesgos y daños a un nivel que el participante puede entender.

Lo que implica que:

1. Los participantes deben tener la oportunidad de abandonar los ensayos en cualquier momento.

2.   La compañía farmacéutica obtendrá información personal de los participantes y estos deben mantener la confidencialidad. El investigador o la compañía farmacéutica no podrán usar la información si el gobierno se retira de las investigaciones. ¿Cómo estamos seguros de que eso sucederá?

3.   Deben existir agencias donde se puedan presentar quejas. Espero que haya agencias así en Nigeria.

4.   Se debe hacer un seguimiento después de la vacunación y un plan para ayudar a cualquier persona que requiera atención adicional derivada de la vacunación.

No entiendo por qué la Asamblea Nacional quiere aprobar un proyecto de ley que utilizará a millones de personas para ensayos clínicos. Tener la información de nuestra población (total o un porcentaje de la población) en manos de un organismo externo es un riesgo de seguridad muy grande.

En Asia, 1.000 participantes ya han sido reclutados para probar Remdesivir, el medicamento antiviral desarrollado por la compañía farmacéutica estadounidense Gilead, a pesar de que la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU., (FDA, por sus siglas en inglés) le ha dado su aprobación expresa para su uso en los EE. UU.

En los Estados Unidos, los primeros ensayos de una vacuna se están ejecutando en 45 participantes sanos, pero aquí en Nigeria se alega que la Asamblea Nacional quiere sacrificar a todo el país. O tal vez sus verdaderas intenciones han sido mal comunicadas.

Los ensayos clínicos son excelentes para encontrar la cura, pero el proceso es voluntario y se siguen procedimientos éticos. ¡Nunca he oído hablar de una situación en la que un país usara a su población como corderos de sacrificio!

¿Qué pasa si algo sale mal? Nigeria no querría ser otra República Democrática del Congo donde el Dr. Salk del Instituto Salk de Estudios Biológicos, ubicado en La Jolla, California, probó su vacuna contra la poliomielitis, y que aún se alega que es la causa del virus VIH Tipo 1 que plagó a la República Democrática de Congo severamente por mucho tiempo.

También te puede interesar:

Últimas