El proyecto de ley presentado por el Senador Republicano, permite bloquear los fondos federales a gobiernos involucrados en casos de discriminación religiosa.

El Senador Ted Cruz presentó esta semana la Ley de Protección de los Estadounidenses contra el Coronavirus y la Discriminación por Ejercicio Religioso. De aprobarse la ley, el Procurador General tendrá la facultad de bloquear los fondos federales para el alivio del virus del PCCh a los gobiernos locales que participen en discriminación hacia personas o instituciones religiosas.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

El Senador Cruz presentó el proyecto de ley en una conferencia de prensa.

En la presentación del proyecto Cruz dijo: «A lo largo de esta pandemia, hemos visto numerosos ejemplos de gobiernos estatales y locales que instituyen regulaciones discriminatorias, que atacan injustamente a las personas de fe y que restringen el funcionamiento de las casas de culto”.

Cruz continuó: “Es por eso que introduje la Ley SAGRADA. Al bloquear los fondos de los gobiernos que discriminan a las organizaciones religiosas, podemos proteger de manera justa la libertad religiosa y los derechos de quienes buscan reunirse de manera segura para la adoración».

Desde que ocurrió el brote de coronavirus en los Estados Unidos, el senador Cruz advirtió sobre los peligros del «autoritarismo pandémico» e instó a los líderes estatales y locales a proteger las libertades civiles de los estadounidenses mientras se trabaja para combatir el virus del PCCh.

En abril, Cruz  envió una carta al Procurador General William Barr, pidiéndole al Departamento de Justicia que se mantuviera alerta ante casos de posible discriminación religiosa en la ciudad de Nueva York, especialmente casos de antisemitismo.

El Procurador General William Barr destacó la posición del Departamento de Justicia de los Estados Unidos hacia la libertad religiosa durante la pandemia, al advertir en una declaración de principios de abril que «incluso en tiempos de emergencia», la ley federal prohíbe la discriminación religiosa.

Barr también prometió que el Departamento de Justicia estaría atento a cualquier gobierno estatal o local que «señale, apunte o discrimine a cualquier lugar de culto por restricciones especiales».

Desde que se emitió esa declaración, el Departamento de Justicia ha intervenido en múltiples casos de reglas de distanciamiento por coronavirus dirigidas a iglesias y pastores, específicamente en Nevada, California, Oklahoma, Illinois, Virginia y Mississippi. Tal como presentó Daily Caller.La legislación del senador Cruz se produce luego del reciente rechazo de la Corte Suprema de una solicitud de una Iglesia de Nevada de quedar exenta de las restricciones de asistencia que limitan el ingreso a la iglesia a sólo 50 fieles, mientras que los casinos y las salas de cine en Nevada pueden operar al 50 % de su capacidad.

Por Andrés Vacca

Últimas