«Lamentamos que el Gobierno de España haya abierto las fronteras a China y, sin embargo, permanezcan cerradas para los taiwaneses. Nuestros ciudadanos quieren venir aquí de vacaciones, sería muy positivo para la recuperación del turismo y la economía española. Deberían hacerlo ya, de inmediato. Pedimos que no confíen en el Partido Comunista Chino, que no deja de amenazarnos con sus aviones militares, y ha intensificado los vuelos desafiando a nuestro país. Quieren tomar el control de la isla», afirma rotundo el embajador de Taiwán, Jose María Liu, en una entrevista en exclusiva para Libertad Digital.

Lea también: ¿Por qué nos equivocamos tanto?: Inmunólogo suizo enumeró errores que se cometieron desde el inicio de la pandemia

SÍGUENOS EN TELEGRAM

El diplomático asiste con asombro a la credibilidad que siguen depositando las autoridades europeas en el régimen comunista chino, al que el gobierno taiwanés acusa con rotundidad de ocultación del virus. «La Unión Europea recomendó la reapertura de sus fronteras a 15 países considerados seguros y Taiwán no se encontraba entre ellos, a excepción de Reino Unido, que sí ha abierto sus fronteras a los taiwaneses. No se entiende que la UE y España hayan hecho lo contrario. Taiwán supera con creces todos los criterios epidemiológicos impuestos. Estamos mucho mejor que Europa con respecto al coronavirus. El número de nuevos casos confirmados en Taiwán es de 467, de estos solo 7 fallecieron y llevamos más de 100 días sin que se hayan producido contagios locales. Esperamos que la Unión Europea y España abran sus fronteras lo antes posible a los ciudadanos taiwaneses que quieren viajar a Europa. El apoyo de España a Taiwán es muy importante. Hay que recordar que son los países los que tienen la soberanía para abrir o cerrar fronteras a las naciones que ellos decidan. Por ello, solicitamos que Pedro Sánchez abra las fronteras a nuestro país«, reitera el embajador.

Lea también: Justicia de Austria declara ilegal la prohibición a estar en lugares públicos durante la pandemia

Taiwán, un país con una democracia liberal y capitalista, situado a 150 km del gigante asiático, que resiste fuertemente a las embestidas totalitarias de China. Sus habitantes son opositores ya históricos al régimen del Partido Comunista Chino, y Liu, como ya revelara a este diario, recuerda el principal secreto del éxito contra el coronavirus en Taiwán: «Desconfiamos siempre del Partido Comunista Chino».

¿Guerra fría?

El embajador asiático ruega encarecidamente, en nombre de los suyos y desde su oficina en España, que los países se unan en la misma dirección, porque no se trata de una Guerra Fría entre EEUU y China, sino de la defensa legítima de la libertad contra la tiranía comunista en el mundo.

El representante de la isla quiere que Occidente sepa que Xi Jinping tiene un plan mundialdestruir las libertades individuales. Bien lo saben los taiwaneses, conocedores de las políticas chinas. Liu llama a seguir la dirección que marcan el gobierno republicano de EEUU.

«China es cada vez más autoritaria y agresiva con las libertades, por eso el presidente Trump y Mike Pompeo, el secretario de estado, han dicho que China se ha consolidado como una amenaza en todo el mundo. El asesor de seguridad nacional, Robert O’Brien, piensa como los taiwaneses y ha insistido en que el régimen del Partido Comunista Chino (PCCh) es claramente marxista-leninista, y Xi Jinping es un verdadero creyente de una ideología totalitaria en bancarrota. No se puede hablar de Guerra Fría porque no hay enfrentamiento entre dos potencias. Se trata de una defensa de las libertades de las naciones que deben unirse contra la hegemonía china. Pompeo, por ejemplo, se lamentó de haber confiado tiempo atrás en las autoridades chinas y no en Taiwán, un país que se ha convertido en una democracia vigorosa. Sin embargo, China, como he afirmado anteriormente, no ha dejado nunca de amenazar a Taiwán. Nuestro ministro de Exteriores ha sentenciado que debe haber una respuesta de la comunidad internacional, porque si no China entenderá que puede hacer lo que quiera y tomará la isla».

Cortar relaciones con los comunistas

El gobierno taiwanés habla de pasar a la acción y defiende con aplomo las actuaciones contra las tecnológicas chinas colaboracionistas del régimen. Así lo corrobora el mismo embajador en España, que también está totalmente de acuerdo con el cierre de los consulados de los comunistas chinos.

«Trump ha dejado muy claro que necesitamos una estrategia que defienda el estilo de vida americano y la libertad contra la tiranía china. Estados Unidos ha cerrado el consulado chino en Houston, debido a que se trata de un centro de espionaje y robo intelectual. El gobierno americano trata de proteger su economía y ha decidido tomar medidas contra Huawei. Esta empresa representa una verdadera amenaza para la seguridad nacional y no es una inocente compañía de teléfonos. Estos son solo algunos ejemplos de cómo el Partido Comunista Chino trata de extender su poder en el mundo y expandirse. El mismo Pompeo ha dicho que es necesario rechazar el compromiso con China si queremos tener un siglo XXI libre y no el siglo chino con el que sueña Xi Jinping«, desvela el taiwanés.

La toma de Hong Kong

Prueba del aumento represivo y dictatorial del PCCh es la aprobación de la Ley de Seguridad Nacional en Hong Kong. Xi Jinping ha conseguido imponer su ideología y ha eliminado, en un desafío total a Reino Unido, la doctrina liberal «un país, dos sistemas», que permitía la coexistencia de una economía capitalista y una política liberal en el territorio protegido por los británicos. Hasta ahora. Las revueltas de los manifestantes contra la toma de Hong Kong han sido duramente aplacadas por la policía comunista. Los disidentes hablan de cientos de detenidos, desaparecidos y hospitalizados.

«No podemos permanecer impasibles ante tal erosión de la libertad y derechos humanos. La UE también lo ha criticado. Se corre el riesgo de socavar la economía de Hong Kong. El 28 de julio, Europa tomó medidas concretas que incluyen restringir el envío de equipos de tecnología sensible para uso de vigilancia y represión en Hong Kong. EEUU también dejará de exportar material de defensa a Hong Kong y ha puesto fin al estado económico preferente y suspende el Tratado de Extradición a Hong Kong. Reino Unido está estudiando la concesión del pasaporte de ultramar a los hongkoneses nacidos antes del traspaso de la soberanía. Por nuestra parte, Taiwán tiene un proyecto de ayuda humanitaria a Hong Kong en respuesta a la ley impuesta por el PCCh. Debemos estar juntos contra el comunismo chino. Son tiranos», ha concluido el embajador.

Fuente: Libertad Digital.

Le recomendamos:

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas