Traducido de techstartups por TierraPura.org

Con millones de personas en todo el mundo encerradas en medio de la pandemia de coronavirus, una nación escandinava es la única que actuó de otra manera.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Mientras el resto del mundo cerraba sus economías para detener la propagación del coronavirus, Suecia tomó la decisión opuesta de mantener su economía abierta.

En Suecia, la vida cotidiana continúa en gran medida con normalidad, ya que las autoridades sanitarias suecas adoptaron un enfoque radicalmente diferente para hacer frente al virus.

Lea también: Wuhan, de ciudad gloriosa a epicentro de la desgracia mundial

El 24 de junio, Suecia registró su mayor número de casos de 1.803 infecciones de COVID-19. Ahora, Suecia parece haber dado vuelta a la esquina y su enfoque de ‘inmunidad de rebaño’ parece estar dando sus frutos.

Mientras los países europeos se preocupan por la posible segunda ola de coronavirus, las nuevas infecciones en Suecia, donde no se implementaron medidas de bloqueo total, han ido disminuyendo desde finales de junio.

Lea también: Genocidio en China: ¿Compró Beijing el silencio del Vaticano?

Según los últimos datos, Europa tiene actualmente un total de 2 883 933 casos. Los cinco países que notifican la mayoría de los casos son Rusia (834 499), el Reino Unido (302 301), España (285 430), Italia (247 158) y Alemania (207 828).

El número de nuevos casos reportados en Suecia en los últimos 14 días -desde el 29 de julio- disminuyó en un 54 por ciento de la cifra reportada en los 14 días anteriores, según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Lea también: El virus es derrotado: Finlandia elimina todas las restricciones por el coronavirus

Al principio de esta pandemia, la OMS recomendó el modelo de contención de China como una forma de frenar la propagación del virus, pero Suecia no lo adoptó. A principios de abril, Suecia recibió muchas críticas por su llamada «inmunidad de rebaño» (o inmunidad colectiva). 

Sin embargo a finales de abril, Suecia recibió un elogio poco común del experto en emergencias de la OMS, el Dr. Michael Ryan, por su respuesta al coronavirus. En una conferencia telefónica con los periodistas, el Dr. Ryan dice que Suecia podría ser un «modelo futuro» para la política de coronavirus.

El modelo de Suecia es lo opuesto al modelo de confinamiento de China. A diferencia de los Estados Unidos, Suecia mantiene en funcionamiento gran parte de su sociedad durante la pandemia de coronavirus y depende en gran medida de su ciudadanía para autorregularse en medio de la pandemia.

Le recomendamos:

Envía tu comentario

guest
1 Comentario
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas