Traducido de Zero Hedge por TierraPura.org

Aunque el sistema de medidas para combatir el COVID-19 en Reino Unido parece estar funcionando, la implacable histeria de la prensa británica ha dejado traumatizados a millones de ciudadanos.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Ahora, Carl Heneghan, profesor y director del Centro de Medicina Basada en la Evidencia de la Universidad de Oxford, pide al gobierno que intervenga y «asegure proactivamente» a sus jóvenes estudiantes que el coronavirus no los matará si lo contraen.

Dijo que los temores exagerados por el virus han provocado que «la gente en su vida diaria malinterprete y sobreestime su riesgo», algo con lo que muchos estadounidenses probablemente pueden sentirse identificados.

Lea también: Las autoridades han convertido a Argentina en un “campo de ensayos clínicos” para China y otros poderes internacionales (PRIMERA PARTE)

Y como partes del norte de Manchester permanecen en «cierre parcial», el profesor dijo que la implementación de cierres locales podría hacer más daño que bien al forzar a la gente a quedarse en sus casas, infectando potencialmente a otras personas vulnerables que viven con ellos, especialmente a medida que la temperatura baja.

El trabajo del profesor Heneghan ha llevado a una reducción del número oficial de muertes después de que revelara que se estaban contabilizando las muertes por COVID-19 incluso si alguien había fallecido posteriormente por otras causas.

Lea también: ¿Seguras y efectivas? Prospectos de las vacunas revelan cientos de efectos secundarios en letra chica

A medida que aprendemos más sobre el virus, la pandemia podría no ser peor que una mala temporada de gripe, explicó el profesor, con un toque de ironía.

El gran número de muertes en el Reino Unido puede sugerir un mayor número de casos que no se han descubierto, según argumentaron. Otros han culpado al fracaso en la protección de las poblaciones vulnerables que viven en centros de cuidados prolongados.

El trabajo de Heneghan que «replantea» la forma en que se cuentan las muertes por COVID-19 podría llevar a que el mundo viera muchas menos muertes de las que realmente se informaron (mientras que muchas aún no se contaron). Pero a medida que hemos ido comprendiendo cómo tratar el COVID-19 de forma más eficaz, la sociedad no ha recalibrado su miedo al virus.

«Reajustamos la forma en que calculamos las tasas de mortalidad. Ahora tenemos que restablecer la forma de comunicar los riesgos del virus».

Lea también: Grave denuncia: Funcionarios del Reino Unido habrían inflado cifras del coronavirus en el momento pico de la pandemia

«Me preocupa que la gente se haya asustado demasiado y durante esta pandemia, el miedo inculcado en la gente ha sido un verdadero problema».

«Mucha gente malinterpreta y sobreestima el riesgo que tienen ante el Covid. Esta incertidumbre los está dejando muy ansiosos y afecta a las escuelas, oficinas y a la forma en que llevamos nuestra vida diaria. El gobierno necesita intervenir para explicar a la gente sus verdaderos riesgos».

Pero como la tasa de mortalidad ha disminuido, es notable que los casos y las muertes han seguido disminuyendo incluso cuando la sociedad se ha abierto.

Le recomendamos:

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas