Traducido de UPI por TierraPura.org

Un juez federal ha dictaminado que las ordenanzas de confinamiento del gobernador de Pennsylvania Tim Wolf para frenar la propagación del coronavirus eran inconstitucionales.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

El juez William Stickman IV de la Corte de Distrito de EE.UU. para el Distrito Occidental de Pennsylvania dictaminó el lunes que la resolución del gobernador de limitar el número de personas en reuniones violaba el derecho de asamblea de la Primera Enmienda así como la de cerrar los negocios «no esenciales» y exigir a los residentes que se quedaran en casa violaba garantías procesales y las cláusulas de protección igualitaria de la 14ª Enmienda.

«El tribunal cree que los demandados emprendieron sus acciones en un esfuerzo bien intencionado para proteger a los residentes de Pennsylvania del virus», escribió Stickman, designado por el presidente Donald Trump, en su dictamen de 66 páginas. «Sin embargo, las buenas intenciones hacia un fin loable no son suficientes para justificar la acción gubernamental frente a un desafío constitucional».

Lea también: Argentina, nación vendida a globalistas y al régimen chino: las verdaderas razones de la cuarentena interminable

Trump celebró el fallo en Twitter como una » Gran Noticia».

«Felicitaciones Pennsylvania», escribió.

Lyndsay Kensinger, una portavoz del gobernador, dijo que buscarán un aplazamiento contra el fallo mientras presentan una apelación.

«Las acciones tomadas por la administración fueron reflejadas por los gobernadores de todo el país y salvaron, y siguen salvando, vidas en ausencia de una acción federal», dijo en una declaración. «Esta decisión es especialmente preocupante, ya que es probable que Pennsylvania y el resto del país se enfrenten a momentos difíciles con el posible resurgimiento de COVID-19 y la gripe en el otoño y el invierno».

Le recomendamos:

Kensinger explicó que el fallo no afecta a otras ordenanzas emitidas en julio en relación con el teletrabajo obligatorio, el uso de máscaras y otros.

El fallo responde a una denuncia presentada el 7 de mayo por los condados de Butler, Fayette, Greene y Washington y varios legisladores republicanos, argumentando que las ordenanzas, que desde entonces se han suspendido, para que los residentes se queden en casa y para que los negocios que no son esenciales cierren, violaban la constitución, al igual que su decreto, que sigue en vigor, de restringir las reuniones en interiores a no más de 25 personas y las reuniones en exteriores a no más de 250.

El diputado Mike Kelly, un denunciante, dijo que se unió al caso porque cree que los derechos de uno siguen siendo importantes durante una pandemia.

«El fallo afirma que nuestra Constitución no es una sugerencia», dijo en Facebook.

El estado tiene más de 140.000 casos confirmados de coronavirus y casi 8.000 muertes, según su departamento de salud.

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas