Desde hace tiempo hay muchas sospechas de que los datos de infectados y muertos por el Virus PCCh (Partido Comunista chino) en Argentina son falsificados, especialmente los muertos. ¿Por qué se falsifica el número de muertos o son muertos en los ensayos de vacunas?

La manipulación de los datos es igual a la del régimen comunista chino, ¿tal vez Argentina aprendió del PCCh? Sin embargo, irónicamente, los motivos detrás del engaño de ambos gobiernos son opuestos.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

El PCCh quiere mostrar que tiene cero infectados, y que no hay muertos. Las razones son obvias: que el virus vino de afuera, que no tiene nada que ver con China y que bajo el liderazgo del “gran PCCh” se pudo eliminar exitosamente el virus antes que los demás países. Mantener este relato es importante para Beijing para salvaguardar su reputación, intensificar el control de la población y seguir ganando dinero negociando con otros países.

Por el contrario, el gobierno izquierdista de Argentina quiere tener datos con altas infecciones y muertes. Una razón es para justificar la cuarentena más larga del mundo, cuyo propósito es arruinar la economía, que quiebren las empresas, que el pueblo mendigue ayuda del Estado para sobrevivir y que la moneda nacional (el peso argentino) no valga absolutamente nada. Así todo el país puede ser adquirido por unos pocos dólares por la China comunista y otros poderes izquierdistas globales.

La agenda de que Argentina termine como Venezuela está avanzando, pero es aún peor a la del país caribeño. Con las altas cifras de infectados y muertos también se puede justificar la provisión de una gran cantidad de “voluntarios” para probar las vacunas de laboratorios chinos y occidentales que están en las últimas etapas de desarrollo. Argentina está abierta para ellos.

Si las cifras de infectados y muertos siguen siendo mantenidas altas, aún más se justificará la continuidad de la cuarentena en todo el país, y la obligación de inyectarse la vacuna “salvadora”. Sería una primera prueba para ver qué efectos podría alcanzar la vacuna, lo cual coincide con las agendas de estos poderes izquierdistas globalistas. Es un negocio redondo para ellos. Argentina ya está a la venta, pero no solo el país sino también su pueblo, aunque este probablemente no lo sepa.

Cuando los números de la pandemia de coronavirus Covid-19 en la Argentina sitúan al país entre los cinco países con más contagios y dentro de los 20 con más muertos totales y por millón de habitantes, una de las instituciones de medición más prestigiosas decidió eliminar de su ranking al país por posible sesgo en la «tasa de positividad».

«Para asegurar la calidad y confiabilidad de Our World in Data sobre la Covid-19, hemos decidido eliminar a la Argentina de nuestro conjunto de datos por el momento. Las cifras oficiales agregadas por el gobierno no tienen la calidad suficiente para reflejar correctamente el alcance de los testeos», escribió en su cuenta de Twitter Edouard Mathieu, que integra el equipo de datos de la organización.

En otro mensaje, Mathieu explicó que la decisión se debe a un posible «sesgo» en la tasa de positividad de los contagios en el país, que en los últimos días llegó a ser del 76%. «Muchas pruebas negativas no se estaban registrando en varias provincias, incluidas las grandes, como Santa Fe y Córdoba. Esto sesga la tasa positiva hacia arriba, hasta un asombroso 75% en la actualidad», explicó.

Luego agregó: «El gobierno de Argentina anunció hace unos días que implementaría un nuevo sistema para asegurarse de que todas las pruebas se registran correctamente en todas las provincias. Sin embargo, no está claro si esto también corregirá los datos históricos retrospectivamente».

En otros dos mensajes, Mathieu dijo: «Lamentablemente, esto no significa que la situación de la Covid-19 no sea mala en Argentina; lo es y mucho. Al principio de la pandemia le fue un poco mejor que a algunos de sus vecinos (aunque mucho peor que a otros), pero ahora se está ‘poniendo al día’ con el terrible número de muertos que tienen en Bolivia, Chile y Brasil».

Para cerrar la explicación, agregó: «Como explicamos en nuestro sitio, las pruebas son nuestra ventana a la pandemia y cómo se está propagando. Esperamos que los datos corregidos para Argentina se publiquen muy pronto, en cuyo caso los incluiremos nuevamente en nuestro conjunto de datos».

Nuevo mecanismo simplifica de carga de testeos

El viernes pasado, tras una reunión del Consejo Federal de Salud (COFESA), el Ministerio de Salud a cargo de Ginés González García emitió un comunicado en el que «advirtió» que, atento a la expansión de la estrategia del Detectar Federal, que implica una ampliación de los diagnósticos realizados, muchos de ellos en operativos territoriales, se observó que en algunas jurisdicciones la carga de datos al sistema nacional de vigilancia de la salud (SNVS) se realizó priorizando los casos positivos.

«Ante el aumento en el número de casos contagiados en distintas provincias en las últimas semanas, la carga de datos en el SNVS se concentró prioritariamente en los casos confirmados, debido a que los diagnósticos negativos que no requieren acciones inmediatas de atención o cuidado no son registrados o se registran con demoras», explicaron en el texto difundido a los medios.

Luego detallaron las acciones que se tomarían ante esta tendencia: «Para revertir esta situación, se ha implementado un mecanismo simplificado de registro de casos testeados que permite determinar con exactitud la cantidad de diagnósticos realizados y el porcentaje de positividad real de cada semana epidemiológica. Es decir, todos los casos sospechosos estudiados deberán continuar cargándose de manera nominal e individual, tal como se viene realizando a la fecha, y los responsables provinciales de la carga al SNVS deberán cargar además el volumen total de diagnósticos realizados de manera agrupada en la provincia incluyendo tanto la detección del genoma viral por PCR, los test rápidos de detección de antígenos y las determinaciones de anticuerpos IgG por técnicas serológicas».

En diálogo con LA NACION, fuentes del Ministerio de Salud explicaron que esta modificación busca darles herramientas más sencillas para que no se produzcan demoras en las cargas de datos en algunas provincias, que tienen sus sistemas de salud en tensión. Además, no se mostraron consternados ante la decisión de la web, a la que definieron como un «sistema de medición no oficial» que toma «datos oficiales».

«No tenemos ningún problema con los datos positivos. Esos se cargan. Como se tensionan los sistemas de salud provinciales por la pandemia, lo que sucede es que le prestan más atención a los cuidados médicos, epidemiológicos, la búsqueda de casos. Al tener los recursos limitados en este contexto, no estaban cargando los casos negativos. Por ejemplo, los test negativos en el programa Detectar no se estaban cargando. Los negativos que se hacían en laboratorios tampoco se estaban cargando. Por eso es que se dio lugar a la carga de datos en forma agrupada de test. Eso no quita la veracidad de los datos que tenemos hoy«, dijeron desde Salud.

Ante la posibilidad de un «sesgo» en la medición, tal como plantea Mathieu, desde Salud respondieron: «Más que sesgo, lo que sucede es que en lugar de tener una tasa de positividad más baja en función de los testeos realizados e informados de determinada manera, tenés menos porque no se volcaron a tiempo en el SNVS».

«Nosotros nos regimos por organismos oficiales y esta es una página no oficial que toma datos oficiales. Distinto hubiese sido si la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Organización Panamericana de la Salud (OPS) nos hubiese dicho que nos dejaban de medir porque nuestros datos no son creíbles», dijeron desde la cartera de Ginés González García.

Luego agregaron: «Esto no fue así. Todo lo contrario. Argentina es uno de los países que más transparenta sus datos. Es por eso que la Nación le pidió a las provincias esto para poder seguir transparentando los datos, analizándolos con el menor tiempo de demora en la notificación y darlo a conocer».

Referente mundial

Con tan solo nueve años de vida, Our World in Data (OWID) se convirtió en uno de los referentes a nivel internacional a la hora de evaluar estadísticas en temas que van desde el cambio climático, guerras, enfermedades, la pobreza y la desigualdad.

Su creador es Max Roser, que financió con recursos propios el sitio antes de lograr patrocinio de diversas instituciones. Luego, la Universidad de Oxford lo transformó en un proyecto de investigación propio.

Según datos oficiales, en el último año 25 millones de usuarios únicos, en su mayoría anglosajones, visitaron el sitio, que ya cosechó varios premios internacionales por su manejo y exposición de datos públicos globales.

Fuente: La Nación

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas