El FBI anunció este miércoles 28 de octubre el arresto y procesamiento de 8 individuos contratados por el régimen comunista chino para rastrear a ciudadanos estadounidenses, y mediante tácticas de intimidación y acoso, intentar repatriarlos a China para que sean enjuiciados allí.

De acuerdo con el comunicado de prensa del Departamento de Justicia, Zhou Yong, Hongru Jin, y Michael McMahon, fueron arrestados este miércoles en Nueva York y serán enjuiciados por teleconferencia.

Rong Jing y Zheng Congying fueron arrestados en el distrito de California y su audiencia sería al final del día. Se desconoce el paradero de los otros 3 individuos, Zhu Feng, Hu Ji, y Li Minjun pero se estima estarían en China continental.

Lea también: El régimen chino participa directamente en la persecución a Falun Dafa en el extranjero

El Sr. Michael McMahon, el único acusado que no es chino, fue identificado por el Daily Caller como un ex sargento de la policía de la ciudad de Nueva York y estuvo a cargo de vigilar e intimidar a una de las víctimas que reside en Nueva Jersey.

“Con los procesamientos de hoy, hemos dado vuelta a la Operación Caza del Zorro de la RPC (República Popular de China) – los cazadores se convirtieron en cazados, los perseguidores en perseguidos”, dijo el Asistente del Fiscal General de Seguridad Nacional John C. Demers.

Y continuó, “Los cinco acusados que el FBI arrestó esta mañana bajo estos cargos de hacer ilegalmente lo que el gobierno chino quiere aquí en los Estados Unidos, ahora se enfrentan a la perspectiva de la prisión. Para los acusados que están en China y otros involucrados en este tipo de conducta, nuestro mensaje es claro: no se metan. Este comportamiento no es bienvenido aquí”.

Según la descripción del FBI, “Operación Caza del Zorro” es el término que usa el PCCh para sus acciones ilegales de ir tras personas que el régimen considera ‘criminales’ en otros países, pero la mayoría son simplemente activistas por la democracia en China, críticos de las políticas del PCCh o personas perseguidas por su fe que han contado sus historias en los medios de comunicación y han generado consciencia sobre la brutalidad del régimen chino, como es el caso de muchos practicantes de Falun Dafa que residen en los Estados Unidos.

Lea también: El New York Times cómplice del partido comunista chino, pretende tapar violaciones de derechos humanos del régimen

“El anuncio de hoy de estos cargos pone aún más en evidencia el compromiso continuo y agresivo del FBI de investigar los esfuerzos de China por imponer ilegalmente su voluntad en los Estados Unidos”, dijo el agente especial a cargo George M. Crouch Jr. de la Oficina de Campo del FBI en Newark.

Según el comunicado de prensa, uno de los acusados intentó intimidar a su víctima trayendo de China a su padre para que lo convenza de volver. El exsargento de policía, McMahon, sugirió acosar a su víctima, estacionando frente a su casa para que supiera que estaban ahí.

En otra instancia colocaron una nota en la puerta de la víctima que decía: “Si estás dispuesto a volver al continente y pasar 10 años en prisión, tu esposa e hijos estarán bien. ¡Ese es el final de este asunto!”

Bajo el liderazgo de Donald Trump, el FBI y otras agencias del Departamento de Justicia, han tomado medidas más drásticas y públicas para lidiar con la perversidad del régimen comunista, lo que ha debilitado aún más la ya sucia imagen de la dictadura de Beijing.

Solo durante estos 4 años del mandato de Trump, se cerró el consulado chino en Houston por estar involucrado en una operación de robo de propiedad intelectual de compañías energéticas americanas, se procesaron a dos chinos que trabajaban para el Departamento de Seguridad de Guangdong por conspirar para robar secretos comerciales, los cuales incluían el desarrollo de una vacuna para el virus PCCh, entre otros crímenes federales.

Lea también: Trump conmemoró el Día de la Libertad Religiosa con la mirada puesta en las persecuciones de gente de fe en China

Por otro lado el presidente Trump ha sido sumamente claro en su postura de que Beijing es el culpable de la pandemia y tiene que pagar.

“La total falta de transparencia y el mal manejo del brote de coronavirus en China ha costado cientos de miles de vidas, millones de empleos y ha dejado una destrucción económica incalculable. Lamentablemente, este no es un comportamiento nuevo para China. El PCCh tiene un largo historial de manipulación y ya es hora de que lo hagamos responsable de sus crímenes. Juntos, debemos asegurarnos de que nada como esto vuelva a suceder”, dijo el presidente Trump en un mensaje desde la Casa Blanca.

El mundo entero puede ver que las palabras del presidente se manifiestan en sus acciones y el PCCh teme por la posibilidad de que este hombre con tan fuerte sentido de la justicia, esté cuatro años más en la Casa Blanca.

Por Alvaro Colombres

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas