Por Sabrina Martin Rondon para El American

Joe Biden, quien se autoproclamó presidente electo de Estados Unidos pese a las disputas judiciales que se mantienen abiertas, reiteró que su Gobierno regresará a la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esto a pesar de conocerse que dicho organismo ocultó la gravedad del coronavirus (COVID-19) al mundo y respaldó a la dictadura de China.

Biden dedicó su campaña en mostrar preocupación por la pandemia, criticó a Donald Trump por no tomar la enfermedad con seriedad y anunció la creación de un comité de expertos para enfrentar el coronavirus. Estas propuestas contrastan con el anuncio de seguir formando parte de la OMS a pesar de que este organismo le mintió al mundo y gracias a su silencio son millones los contagiados y los fallecidos por el virus.

Suena paradójico que mientras Biden condena el manejo que la administración Trump le ha dado a la pandemia en el país, decida seguir pagando grandes sumas de dinero a la OMS, que no solo no se tomó en serio la enfermedad, sino que también ocultó datos relevantes sobre ella.

Lea también: OMS: Audios revelan cómo la organización es cuestionada por sus propios científicos

Ahora que el candidato del Partido Demócrata se adjudicó la Presidencia sin haber sido declarado presidente electo de Estados Unidos por las autoridades competentes, el director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dejó ver su emoción por el anunció del demócrata: «Felicitaciones al presidente electo Joe Biden y a la vicepresidente electa Kamala Harris. Mis colegas de la OMS y yo estamos ansiosos por trabajar con ustedes y con sus equipos».

Ya Biden había informado que de ganar la Presidencia volvería a la OMS «para restaurar el liderazgo de EE. UU. en el escenario mundial» Este regreso se traduciría como un “espaldarazo” al cuestionable manejo que le ha dado esta organización a la pandemia.

OMS y el “virus chino”

Luego de algunos avances e investigaciones, el presidente de Estados Unidos acusó a la OMS de estar «sesgada» a favor de China y de haber gestionado mal la emergencia sanitaria del COVID-19.

Trump llevaba meses amenazando con retirarse de la organización, a la que en abril le congeló los fondos que su país le aporta. A finales de mayo, el mandatario anunció su decisión de “romper” definitivamente con la OMS y canalizar los fondos que le aportaba hacia «otras necesidades urgentes de salud pública a nivel global».

Lea también: Argentina, nación vendida a globalistas y al régimen chino: las verdaderas razones de la cuarentena interminable

El mandatario pedía que esa organización fuera más exigente con China, donde se reportó el primer caso de COVID-19 en el mundo, y acusó a Pekín de «ignorar sus obligaciones de informar» sobre el virus.

«China tiene control absoluto sobre la OMS pese a que solamente paga USD 40 millones al año, comparado con lo que Estados Unidos ha estado pagando, que son aproximadamente unos USD 450 millones al año», dijo Trump.

El retiro de Estados Unidos dejó a la OMS sin su principal donante, que en los últimos años le aportó entre 400 y 500 millones de dólares anuales, lo que significa aproximadamente el 15 % del presupuesto total del organismo.

OMS cómplice

Que Biden busque frenar la salida de Estados Unidos de la OMS significa que el demócrata olvida que esta organización ignoró las advertencias de Taiwán sobre el coronavirus.

La OMS ha sido blanco de duras críticas por las contradicciones en el manejo de la pandemia desde sus inicios y por presuntamente haber ayudado al régimen chino a ocultar información.

El 12 de enero de 2020 Pekín publicó la secuencia genética del virus que se detectó a finales de 2019 en la ciudad china de Wuhan. El 13 de enero se registró en Tailandia el primer caso fuera de China. La OMS aseguraba que las posibilidades de que el virus saliera de la zona donde se originó eran escasas.

Lea también: La OMS “negoció en silencio” un acuerdo para proteger al régimen chino de la investigación sobre el origen del virus

A pesar de que este organismo indicaba que no había pruebas concluyentes de que el coronavirus se transmitiera entre personas, los contagios se extendían rápidamente por todo el mundo.

Una investigación del The New York Times reveló cómo el organismo cedió ante China. El reportaje detalla que la propia directiva de la OMS negoció con el régimen comunista chino para limitar la investigación del virus.

Señala que la OMS acordó que no cuestionarían la respuesta inicial de China y tampoco visitaría el mercado de animales vivos en la ciudad de Wuhan, donde parecía haberse originado el brote. El reportaje también indica que la OMS se ha negado a revelar detalles de sus negociaciones con Pekín y no ha compartido documentos con los Estados miembros que describan los términos de sus investigaciones.

«Los documentos internos y las entrevistas con más de 50 funcionarios de salud pública, científicos y diplomáticos brindan una visión interna de cómo una Organización Mundial de la Salud sin poder, ansiosa por obtener el acceso y la cooperación de China, ha luchado para lograr cualquiera de los dos», se lee en el texto.

China ha obtenido concesiones de la OMS, lo que le ha permitido al gigante asiático a retrasar importantes investigaciones y le ha permitido ahorrarse una revisión potencialmente embarazosa sobre su respuesta temprana al brote, agrega The New York Times.

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas