Nueva York es víctima de los discursos populistas y de los políticos ineficientes. La actual administración encabezada por de Blasio, ha continuado ahorcando a los pequeños empresarios.

Por Camilo Bello para El American

Nueva York rechaza a Blasio

Mientras Nueva York se prepara nuevamente para cierres en colegios, los candidatos demócratas afilan sus discursos populistas en la ciudad que ha sido gobernada por la ineficiencia de Bill Blasio. Bajo su administración, los pequeños comerciantes y familias de escasos recursos se han visto afectadas por sus pésimas políticas.

Lea también: Los medios y los políticos están impulsando «el mayor engaño jamás perpetrado», afirma experto en coronavirus

La agenda progresista que ha sido la bandera de Blasio en Nueva York, continuará bajo el dominio de cualquier candidato demócrata, sin embargo, ninguno de los candidatos desea su apoyo, ni si quiera aquellos que estuvieron con él en la administración como es el caso de Maya Wiley, (quien se desempeñó como su abogada); Loree K. Sutton, que dirigía el Departamento de Servicios para Veteranos; y por último, Kathryn García, quien recientemente renunció como secretaria de saneamiento.

Nueva York es un fortín demócrata y el partido se prepara para celebrar primarias el próximo verano con miras a mantener el control del ayuntamiento en las elecciones de Noviembre de 2021. Los demócratas en Nueva York le han apostado al populismo de izquierda radical en las últimas elecciones de la mano de Alexandria Ocasio-Cortez, quien se reeligió como representante a la cámara destacándose en escenario nacional y cuyo movimiento ha demostrado que llegó para quedarse, según sus simpatizantes.

A raíz de la crisis causada por el Covid-19, la administración de Blasio ha tomado las medidas menos eficientes condenando, por ejemplo, a los ciudadanos a cuarentenas innecesarias, aumentando el gasto público a tal punto de solicitar fondos al gobierno federal y cerrando las escuelas pese al bajo contagio en las aulas según las familias.

El coronavirus es la excusa para los populistas en Nueva York

Se ha evidenciado que el Partido Demócrata a pesar de ser mayoritario en Nueva York, (teniendo en cuenta que en las recientes elecciones sus candidatos a la cámara lograron 19 de los 22 escaños disponibles), es un partido completamente fragmentado por disputas personales entre los candidatos sumado a que en medio de la crisis ocasionada por el Covid-19, los demócratas que aspiran suceder a Blasio no han hecho esperar sus posturas antagónicas y soluciones populistas para la pandemia.

Le recomendamos:

El contralor de la ciudad Scott Stringer, demandó a la administración del alcalde Bill de Blasio por no entregar los registros relacionados con la respuesta del alcalde a la crisis del Covid-19, según medios locales. Sin embargo, el contralor que a pesar de haber investigado a la administración de Blasio en meses pasados, esperó hasta el pasado 17 de noviembre para anunciar una demanda que tiene un claro tinte electoral, según miembros de la administración de Blasio.

“Esta investigación ayudará a los neoyorquinos a comprender cómo se desarrollaron las estrategias para proteger la salud pública y aprender de lo que funcionó y lo que no funcionó, para mejorar los esfuerzos futuros de respuesta a emergencias”, dijo Stringer en una conferencia de prensa.

Hay que recordar que el alcalde se encuentra ahora frente a una ciudad en estado “crítico”, con un gasto estatal elevado, con el desempleo aumentando y los ingresos fiscales cayendo en picada. Su oficina de presupuesto ha proyectado un déficit de 9 mil millones de dólares hasta junio del 2021.

Un informe de la oficina de Scott Stringer, estimó que la ciudad ha “incurrido o comprometido de más de 4 mil millones de dólares en gastos relacionados con el Convid-19 en los años fiscales de 2020 y 2021”.

Lea también: «Fraude masivo»: El equipo legal de Trump denunció que hubo un plan «centralizado»

Por otro lado, el candidato fuerte para las primarias demócratas es el capitán de policía y actual presidente del condado de Brooklyn Eric Adams. Adams es reconocido por su oposición a las reformas radicales de la policía de Nueva York, y tiene posturas más moderadas respecto a las ejecutadas por Blasio en la pandemia. En este sentido, por ejemplo, criticó la decisión de la ciudad de cerrar las escuelas cuando la tasa de positividad es baja argumentando que las escuelas son “probablemente el lugar más seguro para nuestros hijos en este momento”.

Adams mientras en su trayectoria política ha manejado el discurso de la desigualdad social y el desprecio por las clases altas, en su paso por el Senado promovió el alza salarial a los congresistas y durante su presidencia en el condado de Brooklyn, expresó comentarios en contra de los ciudadanos de otros estados que han decidido vivir en Nueva York.

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas