Por Sabrina Martin Rondon para El American

Recientemente Powell aseguró en una rueda de prensa que las pruebas en su poder serán mostradas en la Corte

Finalmente la polémica abogada Sidney Powell presentó la demanda en Georgia alegando “fraude electoral masivo”. Entre sus denuncias, reitera desde injerencia por parte del régimen de Venezuela, hasta una presunta manipulación de cifras por parte de “Dominion” la compañía encargada de la totalización de los votos.

Aunque la campaña de Donald Trump anunció el pasado domingo que Powell no forma parte de su equipo legal, la abogada siguió adelante con la demanda que respalda la teoría de fraude del presidente.

Lea también: «LA VERDAD ESTÁ AHÍ AFUERA» – Audiencia pública de legislativos en Pensilvania [LO MÁS DESTACADO]

Tras hacerse público el documento, usuarios denunciaron que la red social Twitter decidió bloquear el link de la publicación donde se podía acceder a la demanda de la abogada.

De acuerdo con el portal de noticias The Epoch Times, el documento presentado cuenta con 104 páginas que conforman la demanda contra el gobernador de Georgia Brian Kemp, el secretario de Estado Brad Raffensperger, y otros funcionarios electorales.

La acción legal tiene además como objetivo obligar al Tribunal a que invalide los resultados electorales en Georgia. Entre los demandantes están los candidatos del Partido Republicano para el colegio electoral, el presidente del Partido Republicano del Condado de Cobb, Jason Shepherd, y el secretario adjunto del Partido Republicano de Georgia, Brian Jay Van Gundy.

Recientemente Powell aseguró en una rueda de prensa que las pruebas en su poder serán mostradas en la Corte. Adelantó que sus argumentos se basan en sistemas electorales que supuestamente modifican votos, servidores alemanes que almacenan información sobre las elecciones estadounidenses, y un software electoral que habría sido creado en Venezuela “bajo la dirección de Hugo Chávez” para extinguir los comicios democráticos.

Lea también: ¿Es una BROMA? Testigo dice que en un conteo de 600.000 votos hubo sólo 3.200 para Trump en Pensilvania

Harmeet K. Dhillon una de las asesoras legales del presidente Trump reaccionó ante la demanda de Powell y resaltó dos puntos importantes: irregularidades en el conteo de votos y la posibilidad de que las máquinas de Dominion puedan “piratearse”.

“Estas son acusaciones serias, y tal vez las pruebas (algunas de ellas archivadas y otras selladas provisionalmente) persuadirán. Cualquiera de estos grandes temas sería suficiente para cambiar los resultados de las elecciones dado el estrecho margen de Biden”, dijo Dhillon a través de su cuenta de Twitter.

Además, señaló que parte de la denuncia es verificable debido a que “hay miles de registros específicos identificables en direcciones fraudulentas como apartados de correos, no residenciales”.

“Espero que la Corte Federal permita la investigación de este desafío (…) Hay tiempo para hacer esto bien, y debemos hacerlo”, señaló la asesora legal del presidente.

5 argumentos de Sidney Powell

96 600 votos a desestimar: La demanda, que de acuerdo con Bloomberg tiene algunos errores tipográficos, argumenta que hay “pruebas irrefutables” de los registros de la Junta Electoral que demuestran que se solicitaron y contaron por lo menos 96,600 boletas de voto ausente, pero que el votante nunca registró como devueltas a las juntas electorales del condado. Señalan que deben descartarse 96,600 votos.

Software creado por agentes extranjeros: De acuerdo con Powell también se habría implementado un software creado y administrado por actores nacionales y extranjeros. Cita declaraciones juradas de múltipleas testigos que alegan “puras imposibilidades matemáticas” en los resultados de las elecciones.

En particular, la demanda plantea un problema con el software y el hardware electoral de Dominion Voting Systems, que, según señala, había sido adquirido recientemente y “puesto en marcha a toda prisa” por Kemp, Raffensperger y la Junta Electoral de Georgia.

Los demandantes alegan que el diseño y las características del software de Dominion no permiten una simple auditoría para ver si los votos fueron mal asignados, redistribuidos o eliminados.

Dominion emitió un comunicado el miércoles diciendo que las afirmaciones de que la compañía “borró o cambió los votos son completamente falsas”, reiteró que los sistemas de Dominion “son cien por cien auditables”.

Violación de normas electorales: En la demanda también se alega “pruebas físicas irrefutables de que se violaron las normas de seguridad física de las máquinas de votación y el software; y de que las máquinas se conectaron a internet, violando las normas profesionales y las leyes estatales y federales”.

En una declaración jurada, el experto en seguridad cibernética Navid Keshavarz-Nia testificó que “los servicios de inteligencia de los Estados Unidos habían desarrollado herramientas para infiltrarse en los sistemas de votación extranjeros, incluido Dominion”. El experto señaló las vulnerabilidades del software que, según él, ha permitido que se transfieran “cientos de miles de votos” del presidente Donald Trump al demócrata Joe Biden.

“Los funcionarios electorales no verificaron las firmas ni comprobaron los sobres de seguridad. Impidieron a los observadores supervisar el recuento, lo que también facilitó el fraude”, afirma también la demanda.

La demanda de Powell se presentó después de que se certificaran los resultados de las elecciones en Georgia el 20 de noviembre. En ese momento, Kemp no avaló abiertamente los resultados pero dijo que la ley le exigía “formalizar la certificación, lo que allana el camino para que la campaña de Trump busque otras opciones legales y un recuento independiente si así lo desean”.

Régimen de Maduro detrás del fraude: De acuerdo con el periodista David Alandete, en la demanda se acusa al régimen de Nicolás Maduro de interferir en las elecciones de Estados Unidos; resalta que en el documento se nombra a Venezuela unas 17 veces.

El documento menciona al chavista Jorge Rodríguez, hermano de la usurpadora vicepresidenta Delcy Rodríguez, de estar detrás del fraude electoral contra Trump.

Las demandas también incluyen acusaciones sobre papeletas falsificadas y observadores que no pueden ver la tabulación de votos, señala Bloomberg.

Heshmat Alavi, especialista en temas de Irán, también reseñó parte de la demanda de Powell que hace referencia a una presunta interferencia de funcionarios chinos e iraníes.

“El software Dominion fue accedido por agentes que actuaban en nombre de China e Irán con el fin de monitorear y manipular las elecciones, incluida la elección general estadounidense más reciente en 2020”, señala la demanda.

Queda esperar qué sucederá con la batalla legal que inició Powell, aunque se muestra convencida de que ganará la pelea en los tribunales, aún se desconocen las pruebas contundentes del fraude masivo que logre cambiar el rumbo del país y revierta la posible designación de Joe Biden como próximo presidente de los Estados Unidos.

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas