Traducido de Neon Nettle por TierraPura.org

Un alto funcionario húngaro ha desatado la controversia al comparar al multimillonario de extrema izquierda George Soros con el líder nazi Adolfo Hitler.

El comisario de cultura de Hungría, Szilard Demeter, se vio obligado a retractarse de un artículo de opinión después de que calificara a Soros como «el Führer liberal» y acusara al financiero globalista de tratar a Europa como una gran «cámara de gas».

«Sus comentarios sobre Soros, nacido en Hungría, provocaron la indignación de la comunidad judía húngara y dieron lugar a llamamientos para su despido”.

Lea también: ¿BILL GATES involucrado en el FRAUDE? El CEO de Smartmatic lo presentó en una conferencia globalista en 2015

Demeter, comisario ministerial y director del Museo Literario Petofi de Budapest, encendió la pólvora utilizando un lenguaje muy provocativo para describir a Soros y su aparente influencia en la política de la UE.

En el editorial, el comisionado nombrado por el gobierno escribió: «Europa es la cámara de gas de George Soros».

«El gas venenoso fluye de la cápsula de una sociedad abierta multicultural, que es mortal para el modo de vida europeo”.

Continuó caracterizando a Soros como «el Führer liberal», insistiendo en que el «ejército liberiano lo deifica más que el de Hitler».

Lea también: Partido Comunista chino, el arte de destruir libertades y no pagar las consecuencias

El artículo fue escrito como una reprimenda a la creciente animosidad de Bruselas hacia Polonia y Hungría, por supuestas violaciones de las normas legales y los derechos humanos dentro del bloque, según AP.

Demeter describió a los húngaros y polacos como los «nuevos judíos» de Europa.

Ambos países se han movido para bloquear el lenguaje en un presupuesto de la Unión Europea que podría retener los fondos de ayuda del COVID-19 a las naciones acusadas de no honrar los estándares democráticos.

Varsovia y Budapest han denunciado la disposición como una caza de brujas dirigida a sus gobiernos socialmente conservadores. 

Mientras que el gobierno húngaro ha sido franco en su oposición a Soros y a su bien financiada defensa de las causas liberales, incluyendo la controvertida política de puertas abiertas de la UE para los inmigrantes, que ha llevado a una crisis de inmigración, el artículo de Demeter parece haber cruzado una línea roja para muchos. 

El editorial provocó la indignación de la Congregación Judía Húngara Unificada de Hungría, que criticó el artículo como «insípido» e «imperdonable».

La embajada israelí en Budapest expresó una indignación similar. 

«No hay lugar para conectar el peor crimen de la historia de la humanidad, o sus autores, con ningún debate contemporáneo, por muy esencial que sea», escribió la misión diplomática israelí en un tuit.

«Los políticos demócratas lo dicen todos los días sobre Trump», señaló un observador de Twitter sobre la furia por las comparaciones con Hitler. 

El primer ministro Viktor Orban ha estado en disputa con Soros durante años, con su gobierno promulgando una legislación que empujó a una universidad y una organización benéfica financiada por el multimillonario fuera del país.

Envía tu comentario

guest
1 Comentario
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas