Los nativos americanos en Arizona, Nevada y una gran
cantidad de otros estados recibieron tarjetas de regalo, televisores,
dispositivos electrónicos e incluso estadías en complejos turísticos a cambio
de votar.

Está comprobado que estos “esfuerzos” fueron parcialmente
financiados por la Open Society Foundation, de George Soros, y agencias
gubernamentales.

Cabe preguntarse ¿Cuántas elecciones generales de
otros países fueron financiadas por Soros y las agencias gubernamentales
locales?

Bolsonaro recientemente declaró que hubo fraude en Brasil, mientras que Argentina fue mencionada específicamente varias veces por los abogados del presidente Trump, diciendo que en los últimos tiempos tuvo fraudes y aun más de una vez.

Redacción Tierra Pura – El fraude colosal en las elecciones de EE. UU. se presentó de diversas formas con el fin de robar votos al presidente Trump y trasladarlos así hacia el candidato demócrata Joe Biden.

Uno de los mecanismos utilizados fue la compra de votos demócratas a cambio de ciertos incentivos materiales, sobre todo entre las comunidades aborígenes.

En el estado de Nevada, bajo el disfraz de campañas supuestamente sin fines de lucro y no partidistas, algunas organizaciones entregaron tarjetas de regalo, productos electrónicos, vestimenta y otros artículos a los votantes en áreas aborígenes, presionando a los ciudadanos a emitir su voto para Biden, denunció Federal List.

Ciertas comunidades aborígenes en Arizona recibieron televisores, tabletas, estadías en complejos turísticos, tarjetas de crédito con fondos disponibles para gastar y otros beneficios a cambio del voto por Joe Biden.

En los rallies de Biden, en los que apenas podía reunir una docena de personas, se vieron algunas veces aborígenes bailando y tocando su música autóctona. Seguramente los usaron para sumar «número» y para salir en los periódicos.

Los esfuerzos para sobornar a los nativos americanos para que voten en estados cruciales como Nevada, Arizona y otros, fueron en parte financiados por la Vote Native, una iniciativa de la National Congress of American Indians (NCAI), una organización asociada a los reclamos de derechos de aborígenes americanos.

Según su sitio web, la NCAI está asociada con la controvertida Open Society Foundation, fundada por el multimillonario de izquierda George Soros.

La ley federal es muy clara al respecto, y afirma que ofrecer a los votantes cualquier cosa de valor a cambio de su voto implica una clara violación a la legislación electoral federal y, en algunos casos, se castiga con hasta dos años de prisión y hasta 10 mil dólares en multas.

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas