A medida que más personas cuestionan la legitimidad de los resultados de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, han surgido pruebas que demuestran que los Sistemas de Votación de Dominion se utilizaron para interferir con las elecciones de Estados Unidos por parte de fuerzas extranjeras como la China comunista, Serbia e Irán.

Estas conclusiones coinciden con la información proporcionada por varios testigos. Además, ponen de relieve la profunda y amplia infiltración del partido comunista chino (PCCh) a nivel mundial —en la ideología, la tecnología, los incentivos financieros y la integridad del mundo libre.

Lea también: Firma vinculada a Biden elimina de su web sus relaciones con el Partido Comunista Chino

Una máquina de votación con pantalla táctil del Dominion.

Testigo: Conexión del sistema de votación de Dominion con el PCCh y Serbia

En las demandas presentadas por la abogada Sidney Powell en Georgia y Michigan para impugnar el resultado de las elecciones generales, se refirió al testimonio de un exanalista de inteligencia electrónica militar del 305º Batallón de Inteligencia Militar. Al haber trabajado con los mejores expertos electorales del mundo, este analista tiene una amplia experiencia como hacker de sombrero blanco.

Durante un escaneo de la red pública del 8 de noviembre del sitio web de Dominion, Dominionvoting.com, este analista obtuvo información sobre la conexión de la compañía con otros usuarios de Internet y dispositivos de red. También había 13 contraseñas no cifradas de empleados de Dominion, y 75 contraseñas con cifrado hash en los nodos Tor.

A través del análisis de la red, el analista encontró que el sistema de Dominion tiene nombres de control derivados como dvscorp.com. Muchos de estos nombres de control tienen conexiones con China e Irán.

La información de la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos (USPTO) indicaba que Dominion había hipotecado numerosas patentes de software con derecho a voto a HSBC Canadá. El analista dijo que Dominion vendió patentes electorales a la China comunista a través de HSBC.

En un escaneo de la red pública del mismo día se demostró que el mismo sistema de votación también tenía conexiones con Belgrado, capital de Serbia. Un escaneo de seguimiento de la página web oficial de Dominion encontró que el Sistema de Nombres de Dominion (DNS) de la compañía tenía un nombre de subdominio de Belgrado.

Lea también: TRUMP TENÍA GANADO ARIZONA: De 100 boletas, el 3% SON fraudulentas a favor de Joe Biden, revela investigación

La búsqueda dentro de la red profesional de LinkedIn el 9 de noviembre reveló que una gran cantidad de empleados en Serbia trabajaban para Dominion.

Este analista también testificó que mientras Smartmatic es la columna vertebral de Dominion, Scytl es responsable de la seguridad del sistema electoral. La abogada Sidney Powell había afirmado anteriormente que la información sobre las votaciones fue enviada por las máquinas de votación de Dominion y el software de Smartmatic al servidor de Scytl en Alemania, donde los datos fueron manipulados para interferir con las elecciones de Estados Unidos.

Experto en integridad electoral: Conexión de Biden con Dominion y Serbia

El Archivo Nacional entrevistó a Dana Jill Simpson y a su esposo Jim, ambos «expertos en integridad electoral y tecnología que han trabajado para la Fundación Tides (la Fundación Tides Canada comparte espacio de oficinas en Toronto con la sede de Dominion Voting Systems)». En su artículo del 24 de noviembre titulado «Denunciantes: Biden implicado en el fraude de las votaciones en Dominion conectado a Serbia», la pareja fue citada diciendo que Dominion ha sido una amenaza para la seguridad nacional durante años mientras que sus máquinas de votación, programadas en Serbia, son conocidas por la manipulación de votos.

Según Simpson, Dominion casi no tenía compradores en EE. UU. hasta que Obama fue elegido en 2008. La administración de Obama-Biden en ese momento usó su autoridad y le dio a Dominion su participación en el mercado a través de una desinversión forzosa.

En marzo de 2010, el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, emitió un comunicado de prensa, «El Departamento de Justicia requiere una desinversión clave en la fusión de sistemas electorales y software/ soluciones para las elecciones», anunciando que «el Departamento de Justicia estaba forzando una desinversión de la tecnología electoral de una compañía superior». Dominion terminó obteniendo esa tecnología y por lo tanto casi un tercio del mercado de sistemas de votación electrónica en Estados Unidos».

En dos semanas, Dominion compró Sequoia, una empresa derivada de Smartmatic, cuyo software ayudó a Chávez a «ganar» las elecciones de Venezuela en 2004.

También sacó a relucir la conexión de Biden con Serbia. En mayo de 2009, por ejemplo, Biden visitó Serbia para hacer un trato para ayudar a los Hackers serbios de Belgrado a obtener el control de la información sobre una importante empresa de máquinas de votación para que «él y Obama tuvieran una mejor oportunidad en 2012».

Lea también: “Reglas para ti pero no para mí”: Hipocresía demócrata en los confinamientos por el virus PCCh

Simpson, que está afiliada al Partido Demócrata, llevó sus preocupaciones sobre el fraude electoral al FBI en 2016, pero la ignoraron. «Jim y yo, como parte del equipo electoral que trabaja para el abogado de Harvard Cliff Arnebeck, localizamos todos los documentos del DOJ para demostrar cómo Dominion Voting debe su 30% de participación en el mercado a una venta de la división antimonopolio del DOJ de Obama-Biden realizada por Eric Holder», dijo: «Ningún partido que se presente a las elecciones debería tener ningún vínculo con una empresa, pero Biden mientras estaba en el cargo con Obama dejó que Eric Holder se encargara de esta venta a su compañía mascota Dominion. Amigos, eso es lo más corrupto que se puede hacer».

En una búsqueda en LinkedIn el 6 de noviembre se encontraron 243 empleados de Dominion. Como el fraude atrajo más y más atención, solo 140 de los 243 empleados permanecían en LinkedIn hasta el 16 de noviembre. Eso significa que más de 100 habían desaparecido, incluyendo algunos empleados en Serbia. Podrían estar preocupados por ser considerados responsables del fraude electoral.

El hardware fabricado en China tiene riesgos

Simpson dijo que el complot del Dominion está ligado con la China comunista, la Fundación Clinton y George Soros. Señaló que los escáneres para Dominion son fabricados por una empresa llamada Flex (antes conocida como Flextronics) en Plano, Texas, un fabricante de contratos globales. Flex, con sede en Singapur, tiene más de 50.000 trabajadores por contrato en China, aproximadamente una cuarta parte de su fuerza de trabajo mundial. El mayor cliente de Flex en China es Huawei.

Simpson estuvo en la oficina de Dominion en Denver. «Las máquinas son hechas por Flex en China en su mayoría, y la programación se hace en Serbia y Canadá, y la corporación internacional es Barbados. Tienen vínculos directos con la Fundación Clinton en el Proyecto Delian», explicó.

«Esta maquinaria no solo le robó las elecciones a Trump, sino también a Bernie. Este grupo en Serbia y Canadá de programadores informáticos de Dominion (hackers) trabaja con Hillary y con la ONU para derrocar a los países extranjeros con el proyecto Delian», continuó.

Frank Figliuzzi, exdirector asistente del FBI de contrainteligencia, dijo a la NBC en diciembre de 2019 que los fabricantes chinos pueden ser obligados a cooperar con las solicitudes de los funcionarios de inteligencia china para compartir cualquier información sobre tecnología, y por lo tanto representan un riesgo para las empresas estadounidenses.

«Eso podría incluir la propiedad intelectual, como el código fuente, los materiales o los planos. También existe la preocupación de las máquinas enviadas con vulnerabilidades no detectadas o puertas traseras que podrían permitir la manipulación», informó NBC en un artículo titulado «Partes chinas, propiedad oculta, creciente escrutinio: Dentro del mayor fabricante de máquinas de votación de Estados Unidos».

El administrador de la infraestructura central de Dominion tiene antecedentes con el ejército chino

Andy Huang, gerente de infraestructura central de tecnología de la información en Dominion Voting System, trabajó anteriormente en China Telecom, reportó National Pulse en un artículo del 25 de noviembre con el título de «Dominion Techie trabajó para Military Proxy del PCCh señalado por el gobierno de EE. UU. por ‘Actividad Cibernética Maliciosa'».

China Telecom está totalmente dirigida por el gobierno chino, y el Departamento de Defensa de EE. UU. descubrió que la empresa estuvo colaborando con el ejército chino durante más de dos décadas.

El artículo de National Pulse decía que «el Departamento de Justicia señaló a la empresa por ‘la preocupación de que China Telecom sea vulnerable a la explotación, influencia y control del gobierno chino’ y cómo ‘la naturaleza de las operaciones estadounidenses de China Telecom’ proporcionan ‘oportunidades para que los funcionarios estatales chinos participen en actividades cibernéticas maliciosas que permiten el espionaje económico y la interrupción y desviación de las comunicaciones de Estados Unidos'».

Como afirman medios de comunicación, la China comunista prefirió a Biden en lugar de Trump. De hecho, más del 95% de las contribuciones de los empleados de Dominion U.S. fueron para el Partido Demócrata.

Ejecutivo de Dominion: Se puede evitar el sistema de software directamente a las tablas de datos

Aunque la sede del Dominion está en Canadá, presta servicios a 28 estados cubriendo más del 40% de los votantes estadounidenses.

Eric Coomer, vicepresidente de ingeniería de Dominion, se reunió con la Junta Electoral del Estado de Illinois en agosto de 2016. Cuando le preguntaron «si era posible evitar el software de los sistemas electorales e ir directamente a las tablas de datos que administran los sistemas que gestionan las elecciones en Illinois», dijo: «Sí, si ellos tienen acceso». Y por «ellos», quiso decir: «Vendedores, funcionarios electorales y otros a los que se les debe conceder acceso».

Un artículo del New York Times de octubre de 2016 advirtió que el sistema de votación del Dominion «es una preocupación de seguridad nacional». «La preocupación por los posibles vínculos entre los propietarios de Smartmatic y el gobierno de Chávez ha sido bien conocida por los funcionarios de política exterior de Estados Unidos desde antes de la elección revocatoria de 2004 en la que el Sr. Chávez, un fuerte aliado de Fidel Castro de Cuba, ganó por un margen oficial de casi el 20 por ciento», escribió el artículo con el título de «EE. UU. investiga los vínculos de las máquinas de votación con Venezuela».

Smartmatic era una empresa poco conocida y sin experiencia en tecnología de votaciones. Pero fue elegida por las autoridades venezolanas para reemplazar las máquinas electorales del país antes de un polémico referéndum que confirmó al Sr. Chávez como presidente en agosto de 2004. Además, el gobierno invirtió fuertemente en la empresa, según el artículo.

El empresario Joe Oltmann también proporcionó información privilegiada sobre Coomer, que apoya la organización Antifa. Dijo que Coomer les aseguró a los integrantes de Antifa que Trump nunca ganaría las elecciones gracias a su planificación.

Sin embargo, después que Oltmann publicó la información, Twitter cerró la cuenta de Coomer.

Fuente : Minghui.org

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas