«Solíamos tener lo que se llamaba el día de las elecciones. Ahora tenemos días, semanas y meses de elecciones, y muchas cosas malas pasaron durante este ridículo período de tiempo», comentó el presidente Trump.

Por Emmanuel Alejandro Rondón para elamerican.com

Posiblemente este es el discurso más importante que he hecho nunca», dijo el presidente de los Estados Unidos de América, Donald J. Trump, durante una alocución de 46 minutos que fue publicada en sus cuentas de Facebook y Twitter en la que denunció, nuevamente, un fraude electoral en las elecciones presidenciales.

Además, el presidente Trump mencionó que sus esfuerzos —y los de su equipo legal— están destinados a que los americanos puedan tener confianza en estas y las futuras elecciones.

Lea también: DEL LADO DEL PANTANO: El Fiscal General Barr revela que es parte de la corrupción del Estado Profundo

El discurso de Trump se desarrolló en la narrativa de una «actualización» de los «esfuerzos en curso de la campaña para exponer el tremendo fraude electoral que tuvo lugar durante las ridículas elecciones del 3 de noviembre».

Según afirmó Trump, durante las elecciones ocurrieron «muchas cosas malas», criticando el voto por correo y el voto ausente argumentando lo dañino que fue la implementación masiva del mismo, pues terminó desarrollándose una elección de varios días proliferando la desconfianza en una buena parte del país.

«Solíamos tener lo que se llamaba el día de las elecciones. Ahora tenemos días, semanas y meses de elecciones, y muchas cosas malas pasaron durante este ridículo período de tiempo», comentó el presidente Trump.

En ese sentido, también argumentó que, de tener razón en relación al fraude electoral, Biden no podía ser presidente de los Estados Unidos: «Estamos hablando de cientos de miles de votos. Estamos hablando de números como nadie ha visto antes».

Los esfuerzos legales del presidente Trump y su equipo de abogados, hasta el momento, no han generado mayores éxitos. Las cortes están rechazando sus demandas y, recientemente, el fiscal general, William Barr, dijo que el Departamento de Justicia —de momento— no ha encontrado evidencias de fraude que puedan revertir el resultado electoral.

El video de la conferencia a continuación:

La campaña del presidente respondió con una declaración donde apuntó contra el fiscal general, un gran aliado de la administración Trump y cabeza del Departamento de Justicia.

Aun así, no todo está perdido para el presidente Trump y su equipo legal. Por ejemplo, el recuento de votos en Wisconsin, si bien no revirtió los resultados a favor de Trump y en detrimento de Biden, la campaña de Trump sí pudo detectar unas 220.000 boletas cuestionables a raíz de ese recuento. Habría que ver si estos esfuerzos logran ser productivos en, al menos, uno de los varios estados péndulos que el presidente necesita.

Un sistema electoral bajo asalto, según el presidente Trump

El mandatario también fue contundente al momento de declarar sobre el sistema electoral, aseverando que está dispuesto a defenderlo mientras este se encuentra, en su opinión, «bajo asalto y asedio coordinado». «Estoy decidido a proteger nuestro sistema electoral».

Añadió que la implementación masiva del voto por correo forma parte del fraude y que este es otra forma de socavar su triunfo de hace cuatro años: «La estafa del correo y la votación es la última parte de su esfuerzo (de los demócratas) de cuatro años para anular los resultados de las elecciones de 2016. Y ha sido como vivir en el infierno».

Lea también: El ROBO del SIGLO: Gran porcentaje de votantes de Biden creen que hubo FRAUDE

Como no podía ser de otra forma, Twitter, siguiendo su editorial con los tweets de Trump sobre los cargos de fraude electoral, añadió una etiqueta en el video del discurso del presidente que señala: «Esta afirmación sobre el fraude electoral está en disputa». Por su parte, el aviso de Facebook dice que «Joe Biden es el ganador proyectado de las elecciones presidenciales de EE. UU.».

Trump no quiso terminar su discurso sin dejar en claro que sus esfuerzos, además de luchar por la presidencia, también son para que los estadounidenses tengan plena confianza en este proceso electoral y en los que vendrán: «Vamos a defender la honestidad del voto asegurándonos de que cada boleta legal sea contada y que ninguna boleta ilegal sea contada», espetó, enfatizando su compromiso en asegurarse que «los americanos puedan tener fe en esta elección y en todas las elecciones futuras».

Envía tu comentario

guest
1 Comentario
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas