La relación de China con Estados Unidos ha llegado a una “nueva encrucijada” y, sin embargo, podría volver al buen camino después de un período de “dificultades sin precedentes”, ha dicho el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, en comentarios oficiales publicados este sábado.

Las relaciones entre las dos economías más grandes del mundo se han visto sometidas a una creciente tensión por el origen chino del covid-19, el comercio o la violación de derechos humanos por parte del régimen comunista.

En su último movimiento, Estados Unidos, bajo la Administración Trump, puso en la lista negra a docenas de empresas chinas que dijo que tenían vínculos con el ejército.

Wang dijo en una entrevista conjunta con la agencia de noticias Xinhua y otros medios de comunicación estatales que las recientes políticas estadounidenses hacia China “habían perjudicado los intereses de ambos países y traído enormes peligros al mundo”. Pero ahora, agregó, hay una oportunidad para que ambas partes “abran una nueva ventana de esperanza”.

Si finalmente Joe Biden es presidente de Estados Unidos se espera que mejoren las relaciones entre Washington y Pekín, y que vea al país asiático no como una una amenaza, sino como un desafío económico.

El mes pasado, Wang indicó que Biden permitiera que la política de Estados Unidos hacia China “volviera a la objetividad y la racionalidad”.

Fuente: La Gaceta

Envía tu comentario

guest
2 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas