Por José Hermosa

El asesor de seguridad nacional de EE. UU., Matthew Pottinger, mencionó la existencia de pruebas acerca del origen del desastroso virus PCCh (Partido Comunista de China), aludiendo al Laboratorio  de Virología de Wuhan, China.  

«Hay un creciente conjunto de pruebas de que el laboratorio es probablemente la fuente más creíble del virus», dijo Pottinger, en una reunión con funcionarios del Reino Unido, según el Daily Mail del 2 de enero. 

Para reforzar aún más la credibilidad de las evidencias acumuladas, Pottinger, se refirió a las versiones provenientes de los dirigentes del régimen chino.

«Incluso los líderes de China admiten abiertamente que sus anteriores afirmaciones de que el virus se originó en un mercado de Wuhan son falsas», reiteró Pottinger.

Además, recriminó a los legisladores del mundo por mantener una apariencia de que todo estaba bien en vez de exponer a la OMS, por su bajo desempeño en cuanto a brindar información acertada sobre los orígenes del virus. 

«Los parlamentarios de todo el mundo tienen un papel moral que desempeñar en la exposición de la investigación de la OMS como un ejercicio de Potemkin», aludiendo a engaños en los que se trata de hacer creer a las personas que las cosas van bien, siendo lo contrario. 

La versión de que el virus PCCh se originó en el Laboratorio de Virología de Wuhan también se apoya en las advertencias que el Dr. Wen-Liang Li emitió a sus colegas por la red social china WeChat en diciembre de 2019, sobre el virus y su transmisión entre humanos. 

Después de ser desacreditado por el PCCh por hablar sobre el tema, Li contrajo el virus PCCh, a pesar de que sabía de los peligros de la infección y con tan solo 33 años de edad y, aparentemente, por falta de atención médica adecuada murió.

Asimismo, la Dra. Li-Meng Yan, denunció la transmisión entre humanos del virus PCCh luego de que a finales de 2019 recibiera la misión secreta de su supervisor, Leo Poon, (consultor de la OMS) para investigarlo, en Wuhan. 

Una vez que entregó los resultados a Poon se le ordenó que guardara silencio. 

La Dra. Yan se unió al grupo de disidentes chinos liderado por el multimillonario Miles Guo, residente en Nueva York, y denunció al virus como un arma biológica liberada por el PCCh.

“Están usando el virus COVID-19 [virus PCCh] y otros virus más como armas biológicas. Y también sin acabar con este régimen, no puedes resolver este problema. Porque siempre hay nuevos patógenos”, según el medio alternativo Gnews del 3 de enero. 

“Y si los dejas ganar esta vez, ellos usarán esta forma para gobernarte en el futuro”, enfatizó Yan.

Las pérdidas de vidas causadas en el mundo por el virus PCCh, cerca de 2 millones, y el incalculable desastre económico hacen que muchos países miren al PCCh como una de las mayores amenazas del mundo, y en particular Estados Unidos ha sido muy claro en declararlo así. 

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas