Por Álvaro Colombres Garmendia

China Daily, uno de los portavoces de propaganda del régimen chino publicó un artículo titulado “La erradicación del extremismo ha dado a las mujeres de Xinjiang más autonomía” en el cual intenta disfrazar la esterilización forzada de las mujeres uigures como un proceso donde se alcanzó “la igualdad de género y la salud reproductiva” de las mujeres uigures.

El artículo afirma que “en el proceso de erradicación del extremismo, se emanciparon las mentes de las mujeres uigur y se promovió la igualdad entre los géneros y la salud reproductiva, con lo que dejaron de ser máquinas de hacer bebés. Desde entonces, las mujeres se han esforzado por estar sanas, seguras de sí mismas e independientes.”

En la “lucha contra el extremismo” como el régimen chino llama a la limpieza étnica de los musulmanes en China, las mujeres dejaron de querer formar familias grandes lo cual es un concepto o una práctica del “extremismo” musulmán según el informe que niega la esterilización forzada como el eje de este supuesto cambio.

En palabras de Breitbart “el Islam anima a la gente a tener familias grandes, y ahora que los uigures han sido reprogramados para abrazar el comunismo como su verdadera fe, sus mujeres tienen “más autonomía a la hora de decidir si tienen hijos”.

Las mujeres uigures son amenazadas con prisión o campos de trabajo forzado si se niegan a abortar a sus hijos. Del mismo modo las obligan usar métodos anticonceptivos como el DIU (dispositivo intrauterino) o la esterilización quirúrgica para evitar que tengan hijos.

De acuerdo con un reporte del periódico inglés The Guardian, una maestra uigur llamada Qelbinur Sidik, contó cómo un funcionario la amenazó enviándole el siguiente mensaje antes de ir a su casa a proceder con la esterilización forzada:

“Si algo sucede, ¿quién se hará responsable de ti? No juegues con tu vida, ni siquiera lo intentes. Estas cosas no son sólo sobre ti. Tienes que pensar en los miembros de tu familia y en los parientes que te rodean. Si peleas con nosotros en tu puerta y te niegas a colaborar con nosotros, ¡irás a la comisaría y te sentarás en la silla de metal!”

Sidik recordó que había largas colas de mujeres uigures esperando en la clínica para que les insertaran el DIU por el cual tienen que pagar. No obstante, notó que no había ni una mujer Han, la principal etnia china.

Adrian Zenz, un investigador alemán que documentó la esterilización forzada de los uigures dijo desde 2018 hasta 2020 la tasa de natalidad en Xinjiang se redujo hasta un alarmante 84% algo que él llamó una política “despiadada” que era “parte de una campaña de control más amplia para dominar a los uigures”.

El régimen comunista chino es conocido por sus campañas para erradicar no solo minorías sino grupos religiosos y todos aquellos que representan una amenaza a su dictadura.

En julio de 1999 el ex líder del PCCh, Jiagn Zemin lanzó la campaña para erradicar a los practicantes de Falun Dafa. En su directiva pedía a los miembros del Partido que “difamaran su reputación, los quebraran financieramente y destruyeran físicamente”.

Los relatos de las torturas sufridas por los sobrevivientes de Falun Dafa, dan testimonio a “una nueva forma de maldad nunca antes vista en este planeta” como lo describió el abogado canadiense David Matas.

David Matas documentó la sustracción forzada de órganos a los practicantes de Falun Dafa vivos que se llevan a cabo principalmente en los hospitales del Ejército Popular de Liberación del PCCh con fines lucrativos.

Desde que comenzó el genocidio a Falun Dafa, se han lograd documentar la muerte de 4600 practicantes aunque debido a la estricta censura de la información, se calcula que el número es exponencialmente mayor.

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas