Por Andrés Vacca

Un grupo de investigadores liderados por la experta japonesa Misako Ganaha determinó, luego de días de estudiar y analizar las imágenes de los incidentes en el Capitolio la semana pasada, que el tiroteo a raíz del cual falleció la veterana de la Fuerza Aérea Ashli ​​Babbitt fue provocado por “agitadores de Antifa”.

Como es de público conocimiento, el Capitolio fue violentado por una gran multitud de personas que ingresaron en el histórico edificio mientras los congresistas discutían sobre la certificación electoral de las últimas elecciones presidenciales. Según trascendió durante los últimos días, agrupaciones radicales de izquierda como Antifa y Black Lives Matter (BLM), han sido quienes organizaron y promovieron el ingreso al edificio. 

Según reportó Neonnettle, un grupo de investigadores liderados por Misako Ganaha, una experta en este tipo de conflictos, estuvo durante varios días analizando las imágenes de video del interior del Capitolio del 6 de enero, para lograr identificar las raíces de los conflictos y a las personas involucradas.

Lea también: ANTIFA se convertiría en las TROPAS de CHOQUE de Biden para ATACAR OPOSITORES

Babbit, de 35 años, recibió un disparo en el pecho dentro del Capitolio cuando los manifestantes de izquierda irrumpieron en el edificio y se enfrentaron con la policía. Murió varias horas después cuando intentaron reanimarla.

Ganaha dijo, durante una entrevista, que uno de los videos analizados fue publicado por el usuario “Jayden X”, quien finalmente fue identificado como uno de los organizadores de Antifa, John Sullivan de Utah, reportó el medio WND.

La investigadora señaló también que justo antes del tiroteo, dos hombres que habían estado agitando a la multitud para ingresar al edificio, rompieron el vidrio de un par de puertas e inmediatamente después de que se rompió el vidrio, se disparó un tiro justo cuando Babbitt intentó atravesar las puertas.

Le recomendamos:

Según Ganaha, se puede ver a uno de los hombres que rompió el vidrio bajando una escalera luego del incidente y poniéndose ropa que tenía guardada en una mochila. También aseguró que es evidente que ninguno de los dos hombres que se ven en el video eran partidarios del presidente Trump, sino que estaban en el lugar con otro propósito.

«Los que lideraban a la multitud, o agitaban a la multitud, no eran partidarios de Trump. Creo que tenían un plan», aseguró Ganaha.

La investigadora comentó que ha visto en reiteradas ocasiones y en distintos lugares este modo de operar, generalmente organizado por agrupaciones izquierdistas. 

Es muy común que uno de los agitadores figure luego como “testigo” para los medios de comunicación cómplices de los incidentes, y de este modo darle firmeza al relato que se quiere imponer e impedir que “el mundo sepa la verdad”. 

Lea también: LOS PATRIOTAS DICEN NO AL VANDALISMO: Impiden que ANTIFA rompa las ventanas del Capitolio

Sullivan, el activista de izquierda que publicó el polémico video, figura en una serie de imágenes durante una protesta de BLM en agosto de 2020 en Washington D. C., donde se lo ve dando un discurso ante una multitud enojada y desatando en su público una retórica violenta mientras señalaba la cercana Casa Blanca.

«Estamos a punto de quemar esta mxxxx»,  gritó Sullivan mientras alteraba a la multitud. “Tenemos que sacar a Trump de esa oficina», agregó más tarde mientras señalaba a la Casa Blanca.Esta misma persona, que algunos meses atrás estaba liderando una protesta de izquierda y diseminando el odio hacia el presidente Trump, es la que estaba en el Capitolio filmando y participando en los hechos de violencia que terminaron con la vida de Ashli ​​Babbitt. ¿Acaso se necesitan más pruebas para determinar que infiltrados de izquierda propagaron la violencia y el terror en el capitolio?

Envía tu comentario

guest
3 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas