¿Mantener a los ancianos es muy caro para el Estado?

Traducido de Natural News por TierraPura.org

En el transcurso del 2020, un nuevo y aterrador problema se estableció, y un número suficiente de personas permitieron que este problema se convirtiera en una nueva normalidad. Los gobiernos estatales se expandieron en poder y se fusionaron con las Grandes Farmacéuticas y el sistema médico. En el proceso, estos sistemas comenzaron a dictar la vida cotidiana. La aceptación generalizada de esta impía fusión permitió a los gobernadores emitir órdenes ejecutivas sin ley que pisoteaban los derechos individuales y la propiedad privada. 

En muchos estados, la aplicación de la ley se utilizó de manera inconstitucional, para detener, encarcelar falsamente y restringir el libre movimiento de las personas. En Nueva York, la aplicación de la ley se utilizó para destruir pequeñas empresas. Esto llevó a un mayor caos, a la falta de resolución y a la destrucción de la Constitución de los Estados Unidos. Debido a esto, las decisiones de atención médica ya no son decisiones privadas e individuales. Los decretos médicos ahora se usan contra el pueblo en masa, para coaccionar el cumplimiento y forzar la sumisión a las restricciones experimentales y mantenerlos como rehenes hasta que las vacunas estén disponibles.

El gobernador de Nueva York Andrew Cuomo es uno de los muchos que han aprovechado la oportunidad de asumir un papel más poderoso, un papel que ha causado estragos en las vidas de los ciudadanos de ese estado. Ahora se está preparando para someter a los más ancianos a vacunas experimentales y poner a los más vulnerables (de 75 años o más) en riesgo de lesión o muerte por la vacuna. 

Este grupo de edad apenas fue estudiado en los apresurados ensayos clínicos. Los ancianos, que sufren de múltiples problemas, son los que corren mayor riesgo de complicaciones por infección o lesiones por la vacuna. Una infección es teóricamente, un acto de ocurrencia natural, pero una vacuna es un producto, una interferencia deliberada con riesgos calculados. Estos riesgos son mayores para un sistema inmunológico debilitado.

La fuerte dictadura médica de Cuomo inevitablemente pondrá a los ancianos nuevamente en peligro

De marzo a mayo de 2020, la fuerte cultura de tiranía médica de Cuomo llevó a la difusión de la negligencia médica, el error médico y la muerte por negligencia. Las políticas contundentes de Cuomo acuartelaron a los pacientes enfermos en asilos, solo para infectar rápidamente a las poblaciones más vulnerables. Luchó contra los tratamientos viables y rechazó la ayuda de la Marina federal, lo que llevó a hospitales abarrotados y a muertes innecesarias. Muchas personas fueron puestas en respiradores, que solo destruyeron sus pulmones y causaron infecciones nosocomiales. Los pacientes fueron tratados como si no fueran humanos, en un ambiente de codicia, mal diagnóstico y mal tratamiento. A los miembros de la familia se les negó el derecho a estar al lado de sus seres queridos. Fueron sedados y aislados hasta que fueron declarados muertos en las máquinas.

Cuomo aún no ha sido responsabilizado, y aún reclama el dominio sobre la atención médica en el estado. Es por eso que el despliegue de la vacuna del estado acabará con las vidas de los pacientes ancianos y no se hará nada al respecto. Las vacunas serán forzadas a la población anciana, sin escuchar sus preocupaciones de salud, sin dar el consentimiento informado apropiado. Los hospitales de Nueva York están incentivados para aplicar las vacunas a los ancianos lo más rápido posible. Si los hospitales no usan todas las vacunas a los siete días de recibirlas, serán multados con 100.000 dólares. Esta es la orden directa de Cuomo.

Cuomo ha reservado 1.4 millones de dosis de la vacuna experimental para personas de 75 años o más. Los más ancianos, como cualquier otra persona en el estado, han sido deshumanizados y puestos en una categoría de prioridad. Atrás quedaron los días en que se trataba a las personas como individuos. Los gobiernos están tratando a las personas como si fueran parte de un rebaño. Este grupo de ancianos representa aproximadamente el 45 por ciento de la población dentro del grupo 1B, un grupo que también incluye 870.000 trabajadores de la educación, 207.000 socorristas, 100.000 trabajadores de la seguridad pública y 100.000 trabajadores del transporte público.

Cuomo también ha expandido el grupo de aprendices elegibles que pueden poner los «tiros en las armas». Estos incluyen enfermeras prácticas licenciadas, farmacéuticos, técnicos farmacéuticos, parteras, dentistas, higienistas dentales, podólogos, técnicos en medicina de emergencia y estudiantes elegibles. La nueva vacuna de Pfizer tiene que ser guardada a -93 grados Fahrenheit en el almacén, y las cajas solo deben ser abiertas dos veces al día, durante 180 segundos como máximo. Si las nanopartículas no se mantienen a la temperatura adecuada, se vuelven peligrosas. No hay una forma práctica de garantizar su seguridad, pero personas de varios campos profesionales no relacionados van a entrenarse rápidamente para administrar esta vacuna experimental altamente volátil. Esta es una receta para el desastre.

Envía tu comentario

guest
6 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas