Traducido de thegatewaypundit por Tierrapura.org

¿Qué acaba de pasar?  Los medios de comunicación liberales, entre ellos FOX News, unieron sus manos e hicieron valer numerosas mentiras para ocultar el mayor atraco de la historia del mundo: la robada elección presidencial de 2020.

Pero esto no fue realmente una sorpresa.

Muchos de nosotros crecimos escuchando historias del medio de comunicación estatal de Rusia: «Pravda».  Nos dijeron que eran deshonestos y el medio preferido del partido comunista.  El Pravda fue descrito de la siguiente manera:

El Pravda era el periódico ruso establecido en 1912. Comenzó como un diario, pero eventualmente se convirtió en el medio de propaganda de los bolcheviques. (Brittanica, 2013) Cuando Stalin estaba en el poder, mantuvo el periódico bajo firme control, solo permitiendo que se publicaran las cosas que él quería, convirtiéndolo en un medio de propaganda para auto promocionarse y publicar material destructivo para sus enemigos. Cambió los eventos de la Revolución Rusa, haciendo parecer que tuvo un papel más icónico del que realmente tuvo.

Los americanos se burlaban de las historias que leíamos del Pravda y no podían entender cómo alguien podía creer las mentiras del Pravda.

En aquel entonces, creíamos en nuestros medios de comunicación americanos y estábamos seguros de que nos proporcionaban la verdad, a diferencia de Pravda.  Nuestras personalidades de los medios eran honestas y verdaderas, nos dijeron.  Nuestros medios no promovían las mentiras.

Luego vino Donald Trump.  La única voz que los americanos creían.  Cuando dijo que los medios eran deshonestos o que nunca debimos estar en algunas guerras o que las políticas comerciales de nuestras élites solo ayudaban a otros países, escuchamos y estuvimos de acuerdo.  Trump nos estaba diciendo lo que ya sabíamos.  Pero muchos políticos de ambos lados odiaban los mensajes del Presidente.  Fueron expuestos.

¿Hacer grande a América otra vez?  ¿Por qué necesitaríamos hacer eso? preguntaron los Big Media, Big Tech, Big Pharma, los competidores extranjeros, las élites antiamericanas y los políticos corruptos.  Dijeron que América nunca fue grande.

Pero los americanos estaban de acuerdo con Trump y se convirtió en presidente a pesar de los numerosos vientos en contra que enfrentó desde el día que anunció su candidatura.  Trump hizo las cosas que prometió.  Devolvió los empleos y creó la mayor economía de la historia del mundo.  Destruyó a ISIS y trajo al ejército de regreso a casa.  Creó acuerdos de paz en Medio Oriente que nunca fueron prometidos, y mucho más.

Pero cada minuto de cada hora de cada día el Presidente trabajó para América y fue atacado por hacerlo.  La punta de lanza de los ataques vino de los medios deshonestos y totalmente parciales.  Lo odiaban.   Su presencia era como una luz brillante en la corrupción sin fin.

Los medios omitían la verdad si tenía que ver con los muchos éxitos del presidente Trump y promovían mentiras sobre él.  El presidente Trump sabía y afirmó hace una semana que el enemigo del estado son nuestros medios.

Trump tenía razón y tiene razón.

El día de las elecciones y los muchos días desde entonces, nuestros medios se confabularon para compartir el mensaje de que Joe Biden ganó unas elecciones libres y justas.  Pero esto no es cierto -nunca lo fue.  Hay pruebas ilimitadas de que las elecciones fueron robadas. Ayer mismo el equipo del Presidente publicó su tercer documento sobre las elecciones que prueba que las elecciones de 2020 fueron robadas:

En todos los estados indecisos, hay tanta evidencia de fraude que ya puede declararse a Donald Trump como ganador.  Pero los grandes medios de comunicación no dicen nada.  Informan lo contrario y ridiculizan a cualquiera que diga que las elecciones fueron robadas.  Parece que la verdad no valiera nada.

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas