Por José Hermosa

Documentos desclasificados por el expresidente estadounidense, Donald Trump, a última hora, indican que el FBI omitió investigar a la exsecretaria de Estado, Hillary Clinton, demócrata, por recibir ilegalmente dinero del extranjero durante su campaña presidencial del 2016.

La posible investigación se frustró porque influencias desde el máximo nivel del FBI, conocido como ‘el séptimo piso’, impidieron que se efectuara, siendo director del FBI, James Comey, de acuerdo con National File del 21 de enero. 

La Comisión Federal de Elecciones de EE. UU. (FEC, por la sigla en inglés) impide que las campañas electorales soliciten o acepten contribuciones de ciudadanos extranjeros, bajo ninguna circunstancia, pero la afluencia de dinero del exterior motivó a agentes del FBI a solicitar la autorización requerida por la Ley de Vigilancia de la Inteligencia Extranjera (FISA, por sus siglas en inglés).

En este caso los agentes solicitaron el permiso del tribunal FISA, pero cuatro meses más tarde todavía no lo habían recibido. 

“La solicitud de la FISA ha permanecido en el limbo durante los últimos cuatro meses, a pesar de que la actividad de investigación posterior de [nombre borrado] proporcionó una causa probable adicional para la solicitud de la FISA”, escribió un agente del FBI a Comey en abril de 2015, de acuerdo con los documentos revelados.

Llegados a este punto, la dirección del FBI optó por advertir a los abogados de Clinton sobre el caso, diciéndoles que el dinero recibido del extranjero podría afectar sus aspiraciones presidenciales, en vez de agilizar la autorización FISA y proceder a investigar el posible delito, hasta podrían haberse convertido en cómplices.

“A Kendall y Turner (directores del equipo legal de Clinton) se les informó que el FBI les proporcionaba este informe para que estuvieran al tanto y para que la señora Clinton pudiera tomar las medidas adecuadas para protegerse”, decía un memorando resumido.

Es de notar que el FBI a cargo de Comey prefirió avisar a la demócrata Clinton, contra quien había motivos para iniciar una investigación por posible colusión con una potencia extranjera, en tanto que falsificó documentos para iniciar una investigación contra la campaña Trump del 2016.

De hecho, el Partido Demócrata tiene antecedentes de recibir dinero de potencias extranjeras, consideradas enemigas de Estados Unidos.

La FEC informó sobre una multa de 719.000 dólares a los participantes en un escándalo de recaudación de fondos del Partido Demócrata en 1996, por obtener dinero de China, de Corea y de otras fuentes extranjeras.

Entre los sancionados estaban el Comité Nacional Demócrata, la campaña de Clinton-Gore, un templo budista de California y varias personas más, según Los Angeles Times.

Envía tu comentario

guest
5 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas