Emmanuel Alejandro Rondón

Nunca antes en la historia un moderado había encantado tanto a los medios más progresistas americanos. Luego de la toma de posesión del presidente Joe Biden, los principales periódicos y cadenas de noticias, mayormente afines a los demócratas, se deshicieron en elogios para el flamante mandatario y llenaron la palestra comunicacional con temas tan intrascendentes como el «nuevo aire que se respira en la Casa Blanca» o los bagels de Hunter Biden.

Los medios de tendencia liberal-demócrata han sido tan aduladores que, inclusive, Politico —un medio reconocido por ser de tendencia demócrata— ha tenido que salir al paso para pedir «moderación».

«En un momento en el que gran parte del país piensa que los medios de comunicación son una herramienta de la izquierda, quizás sea el momento de moderar la adulación a Biden», se lee en el artículo de Jack Shafer. «Un poco menos de lamebotas parece una idea sensata», espetó el autor haciendo referencia a la cantidad de elogios sinsentido dirigidos a la novísima Administración demócrata.

«The Washington Post siguió el programa, dando crédito a Biden por no haber esperado “mucho tiempo para empezar a dotar de personal a su administración, jurando a los principales ayudantes de la Casa Blanca”, como si los anteriores presidentes entrantes se hubieran entretenido en tomar las riendas», siguió Shafer.

«The New York Times —continuó resaltando el propio Shafer— se tragó la reciente creación de mitos que han transformado a Biden de un político tramposo a un estadista, transmitiendo su llamamiento al civismo y la unidad y presentándolo como un personaje disciplinado y comedido cuando cualquiera que haya estudiado su carrera sabe que es todo lo contrario».

La situación ha sido tan incomoda que The Wall Street Journal, que no es precisamente un medio conservador, también criticó los reportes de los medios más progresistas. Por ejemplo, el periódico mencionó los reportes de Kate Bennett de CNN, donde se leen declaraciones de fuentes anónimas sobre la nueva aura positiva que hay en DC desde la llegada de Biden.

Lea también: ADIÓS AL FACT CHECKING: el Washington Post ahora NO escrutará las afirmaciones de Biden

«Hubo atracones nocturnos de películas en la sala de cine de la Casa Blanca, completados con aperitivos de los cocineros de la Casa Blanca, muchos de los cinco nietos mayores de los Biden se amontonaron en los asientos para verlos, dijo otra fuente familiarizada con las actividades. El aumento de la actividad fue respondido con precauciones contra la pandemia, incluyendo el uso de mascarillas».

Todo ese informe con fuentes anónimas de CNN estuvo destinado a demostrar que ahora existe un aire de mágica cordialidad en la Casa Blanca de Biden.

Pero no solo el presidente Joe Biden fue objeto de elogios, los medios también estuvieron encantados con el gran desempeño de Hunter Biden al momento de comprar unos bagels. Una demostración de la gran capacidad del hijo del presidente para comprar el desayuno. ¡Gran proeza!

La noticia del domingo: los bagels de Hunter Biden el saludo a la multitud de Joe

«En el camino de regreso de la iglesia, Biden desvió la caravana para que Hunter Biden pudiera hacer una carrera de comida en Call Your Mother, posiblemente la mejor tienda de bagels en DC. Hunter se paró en la ventana durante varios minutos para la orden de comida para llevar mientras su padre y sus hijas esperaban en el auto», escribió Matt Viser, reportero de The Washington Post, en su cuenta en Twitter.

De todas formas, hubo contradicción en el relato, porque otro reportero, esta vez de NBC, dijo que no fue Hunter sino el servicio secreto el que se encargó de la loable misión de buscar el desayuno. Aquí hay que hacer un paréntesis y pedir claridad a los medios: Hunter ¿compró o no el bagel?

Al mismo tiempo, el reportero también destacó que Biden no se bajó de la caravana, pero tuvo la gentiliza de saludar a los espectadores.

Le puede interesar:

Y esta versión fue la citada por la cuenta oficial de Call Your Mother.

«¡Qué GRAN sorpresa del domingo! Encantado de tener un administrador nuevamente al que le encantará todo lo que DC tiene para ofrecer, ¡comenzando con bagels de sésamo! Vuelve cuando quieras @JoeBiden», escribió el restaurante en Twitter.

Este miniéxtasis mediático por los bagels de Hunter Biden y los saludos de su padre fue objeto de crítica por The Wall Street Journal: «¿Cubrirán los medios de comunicación la venta de influencias extranjeras con la misma amplitud que la compra de desayunos?».

Al mismo tiempo, la cuenta de Twitter del Partido Republicano de la Cámara de Representantes se burló por la gran cobertura de los periodistas, sobre todo del WaPo: «Esta es la mayor cobertura que Hunter Biden ha recibido por parte de los medios de comunicación convencionales. Qué broma».

Los medios de comunicación tradicionales ignoraron sistemáticamente la historia de Hunter Biden y sus negocios en el extranjero con la empresa ucraniana Burisma o la firma china CEFC China Energy. Además, muchos calificaron estos negocios como desinformación rusa, pero hoy se sabe que Hunter está siendo investigado por el FBI debido a esas relaciones.

Sobre este tema, un portavoz del senador Lindsey Graham, el principal republicano en el Comité Judicial del Senado, «dijo a Fox News que es “muy probable” que la investigación sobre Hunter Biden se aborde en la audiencia del juez Merrick Garland para fiscal general».

Así que mientras Joe Biden firma 17 órdenes ejecutivas en menos de una semana de gobierno, bloquea la construcción del Keystone destruyendo miles de empleos a los trabajadores de la zona, tiene la obligación de implementar un plan para mejorar la distribución de dosis de vacunas y su hijo está inmerso en una investigación federal, los medios de comunicación tradicionales están encantados porque en la Casa Blanca se están haciendo noches de películas y Hunter compró un par de bagels para el desayuno.

Fuente: El American

Envía tu comentario

guest
2 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas