Los funcionarios de Planned Parenthood admitieron los hechos en 2019 bajo juramento

¿Todavía no hay consecuencias?

Traducido de liveaction.org Por TierraPura.org

Un nuevo video explosivo del Center for Medical Progress (CMP) contradice las afirmaciones anteriores de Planned Parenthood de que la corporación nunca participó en la venta de partes del cuerpo de bebés abortados, sino que simplemente las donó y fue compensada por los gastos. Con el testimonio de los funcionarios de Planned Parenthood bajo juramento en 2019, así como los documentos de las admisiones de esos funcionarios, el video muestra a estos ejecutivos y directores admitiendo que realmente venden partes del cuerpo, lo cual es ilegal.

En el video se incluyen numerosas declaraciones, incluidas las de Tram Nguyen (Directora principal de acceso al aborto de Planned Parenthood Gulf Coast), la Dra. Dorothy Furgerson (Directora médica de Planned Parenthood Mar Monte) y la Dra. Deborah Nucatola, ex directora senior de servicios médicos para Planned Parenthood Federation of America, entre otros. Más testimonios y documentos están disponibles en el sitio web de CMP .

Después de que se publicaron los videos encubiertos de CMP, Planned Parenthood tomó represalias con una demanda falsa, mientras que sus aliados políticos en California presentaron cargos contra David Daleiden y Sandra Merritt, los periodistas que sacaron a la luz el comportamiento ilegal de Planned Parenthood. Planned Parenthood se lanzó públicamente al ataque, alegando que los videos fueron manipulados y muy editados (una acusación que fue refutada por  análisis forenses) y alegando que nunca violaron ninguna ley con respecto al tráfico de partes del cuerpo abortadas. Pero este video recién lanzado muestra lo contrario.

Lea también: Republicanos buscan EVITAR que los demócratas usen FONDOS PÚBLICOS para los ABORTOS

En el video se muestran los contratos por correo electrónico enviados a Planned Parenthood Gulf Coast. Aunque públicamente, Planned Parenthood le dijo al New York Times que rechazaron el trato, en un video testimonio de su declaración bajo juramento, se ve a Tram Nguyen admitiendo que en realidad tenía la intención de seguir adelante con el acuerdo financiero.

Este video también cuestiona el argumento de que el dinero recibido no fue más que un reembolso por los costos sufridos por Planned Parenthood. El testimonio reveló que el pago solo se hizo a Planned Parenthood si StemExpress podía obtener partes del cuerpo «utilizables» de uno de sus centros de aborto, lo que significa que Planned Parenthood engañó al público cuando afirmó que solo recaudaba reembolsos por el tiempo y los costos de los empleados. Si bien la ley permite reembolsos de costos específicos al donar órganos fetales, esos reembolsos deben cumplir con pautas específicas; deben ser tarifas asociadas con el transporte, el procesamiento y otros costos similares. Planned Parenthood no hizo ninguna de estas cosas, sin embargo, recaudaron dinero cuando proporcionaron a StemExpress partes del cuerpo comercializables.

Durante algunos de los testimonios presentados en el video, se puede escuchar a una abogada en segundo plano que le indica repetidamente a su cliente que no responda cuando se le pregunta cuánto dinero pudo haber recibido Planned Parenthood por vender partes del cuerpo de niños abortados. Sin embargo, las facturas mostraban que algunos centros de Planned Parenthood recibían más de US$ 10,000 en un solo mes, dando crédito a las promesas anunciadas de StemExpress de «beneficio financiero» y «recompensa fiscal» para las instalaciones de aborto.

Lea también: Biden anulará la política que prohíbe a EE.UU. FINANCIAR ABORTOS en PAÍSES EXTRANJEROS

Otros documentos mostraron que los ejecutivos de alto nivel en la sede nacional de Planned Parenthood estaban al tanto de las ventas de partes del cuerpo. Deborah Nucatola, una abortista, admitió bajo juramento que sabía que Planned Parenthood Los Ángeles estaba recibiendo pagos por partes del cuerpo, pero afirmó que nunca se molestó en asegurarse de que todo sucediera legalmente. Nucatola es la abortista a la que se ve en el primer video de CMP discutiendo con vino y ensalada cómo alteró ilegalmente los procedimientos de aborto para cosechar mejor partes del cuerpo. La Dra. Mary Gatter también apareció en el testimonio bajo juramento, y anteriormente fue descubierta regateando los precios de partes del cuerpo abortadas, declarando infame, «Quiero un Lamborghini». En su declaración, Gatter admitió haber establecido un acuerdo comercial con la empresa de recolección de tejido fetal con fines de lucro, ahora cerrada, Novogenix.

StemExpress y Advanced Bioscience Resources (ABR) todavía están en funcionamiento, y ABR todavía está trabajando con Planned Parenthood del Pacífico Sudoeste para obtener partes del cuerpo abortadas para los investigadores. Y mientras los funcionarios de Planned Parenthood admiten haber cometido irregularidades bajo juramento, los periodistas que descubrieron su comportamiento ilegal siguen siendo investigados por las autoridades, lo que permite que Planned Parenthood continúe con su plan sin repercusiones.

En un comunicado de prensa, David Daleiden, líder del proyecto de CMP, pidió acción. “Ha llegado el momento de las consecuencias federales para Planned Parenthood”, dijo. “Planned Parenthood mintió al público y al Congreso, pero ahora ya no hay ninguna duda razonable de que Planned Parenthood vendió partes del cuerpo fetal, mercantilizando a los niños vivos en el útero y tratando a las mujeres embarazadas como un cultivo comercial. El Departamento de Justicia de EE. UU. debe aumentar la aplicación de las leyes contra la trata de fetos al más alto nivel de prioridad «.

Envía tu comentario

guest
5 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas