Traducido de naturalnews.com por Tierrapura.org

El cofundador de LifeSiteNews, John-Henry Westen, se reunió hace unos días con la investigadora de vacunas Pamela Acker para hablar sobre el contenido de las vacunas contra el coronavirus de Wuhan (COVID-19), que incluye ingredientes derivados de bebés humanos abortados.

Acker reveló que las vacunas contra el virus de China contienen lo que se conoce como células HEK-293, que proceden de riñones embrionarios humanos. Las vacunas contra el coronavirus de Moderna y Pfizer, que contienen tecnología de ARN mensajero (ARNm), fueron desarrolladas con células HEK-293.

Lea también: La ‘vacuna COVID’ no es una vacuna, afirman los doctores David Martin y Judy Mikovits

Las células HEK-293 se utilizaron para desarrollar los códigos de ARNm que crean las proteínas “pico” del virus chino. También se utilizaron en las fases de prueba de las dos vacunas, ya que esto es “mucho menos costoso y peligroso que probarlo en un ser humano”, dice Acker.

“El ARNm es el ARN mensajero”, explica Acker. “Es el ácido nucleico que es una copia que se hace de tu ADN, y luego se envía a los ribosomas de las células y se produce la proteína utilizando esa copia mensajera”.

“Así, lo que hacen los investigadores de la vacuna es tomar el ARN mensajero que codifica la proteína pico del coronavirus e insertarlo en tus células para que tus células humanas produzcan entonces la proteína pico del coronavirus”.

Como inyectar directamente las proteínas de espiga no funcionaría tan bien porque tienden a degradarse, la idea es diseñar genéticamente las funciones de las células, a través de la vacuna, para que produzcan estas proteínas de espiga por sí mismas.

“La idea es que si el cuerpo la produce por sí mismo, entonces se puede conseguir una exposición lo suficientemente prolongada a la proteína espiga como para poder montar una respuesta inmune a ella”, dice Acker, añadiendo que estas proteínas espiga artificiales se probaron en células HEK-293.

Las pruebas con líneas celulares de bebés abortados están “en curso” en la producción de vacunas, dice Acker

Algunas organizaciones cristianas, como Focus on the Family, han intentado justificar el uso de estas líneas celulares, alegando que no fue necesario abortar a nuevos bebés para poder desarrollar las vacunas contra el coronavirus. Sin embargo, es posible que no sea así.

Según Acker, los procesos de prueba con células HEK-293 ” podrían estar en marcha en la producción de estas vacunas ” – lo que significa que no es una situación única en términos de cómo las corporaciones de vacunas utilizan estas partes del cuerpo de los bebés abortados.

Lea también: Bill Gates pidió un «sistema de alerta mundial» y un «escuadrón de bomberos de pandemias» para la «próxima pandemia»

“Así que hay toda una industria basada en estas células fetales abortadas en la investigación científica básica con la que creo que la gente no está muy familiarizada”, advierte Acker.

Por cada nuevo lote de vacunas contra el coronavirus que se “prueba” antes de su lanzamiento, se utilizan más líneas celulares HEK-293, dice Acker.

“Esto no está publicado en la literatura per se, porque no se ha publicado ninguno de los datos posteriores a los ensayos clínicos iniciales, pero hay razones de peso para pensar que esto está ocurriendo”, añade.

Al contrario de lo que algunos han creído falsamente, estas y otras líneas celulares de bebés abortados no proceden sólo de un bebé que fue asesinado en la década de 1970. Las partes del cuerpo de un bebé abortado siguen siendo cosechadas y convertidas en líneas celulares para el desarrollo de vacunas y otros productos farmacéuticos.

“Están la WI-38, la MRC-5, la HEK-293, la PER.C6, y hay otra que se me ha olvidado el nombre y que se desarrolló en 2015 y que actualmente no se utiliza en ninguna vacuna, pero tiene potencial para ser utilizada en vacunas y se utiliza en otros tratamientos terapéuticos”, dice Acker.

“Así que hay una serie de estas líneas celulares que se están utilizando actualmente para desarrollar una variedad de terapias, todo, desde vacunas hasta tratamientos para la fibrosis quística”.

Envía tu comentario

guest
3 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas