Alvaro Colombres Garmendia

Aprovechando que el único presidente estadounidense que le hizo frente a la maldad del PCCh no está más en la Casa Blanca, el arrogante régimen chino ahora niega que China sea el origen del virus y pidió que la OMS que investigue en los Estados Unidos.

Según Breitbart, el embajador chino en los Estados Unidos, Cui Tiankai, apareció este domingo pasado en la cadena de noticias falsas CNN, y con la ayuda del presentador Fareed Zakaria, que en su pregunta alega que no existe evidencia sólida de que el virus se haya originado y escapado de un laboratorio en Wuhan, Tiankai declaró:

“Ha habido una serie de informes de los medios de comunicación sobre los primeros casos en otros lugares del mundo. Así que ciertamente es necesario realizar más rastreos en todo el mundo para poder rastrear realmente el origen del virus”.

No obstante, no existe, y el embajador tampoco proveyó ninguna evidencia ni remota de que el virus se haya originado en otro lugar del mundo. Pero por otro lado, la evidencia de que el virus se originó y escapó de un laboratorio en China, es abundante y concreta.

Lea también: La pandemia está apuntando al régimen comunista chino y a sus seguidores

Según la Dra. Li-Meng Yan, una médica viróloga que trabajaba en la universidad de salud pública de Hong Kong, el virus “proviene del laboratorio – el laboratorio en Wuhan, y el laboratorio es controlado por el gobierno de China”.

La viróloga dijo que lo del mercado de mariscos fue una pantalla de humo del régimen para encubrir su origen verdadero, que el virus no es ‘natural’ y que ya en diciembre de 2019 tuvo acceso a datos que mostraban que el virus era altamente transmisible entre humanos, pero que la silenciaron.

La Dra. Yan dijo que la evidencia está en el genoma del virus que es como una ‘huella dactilar’ y que son los chinos los únicos que podrían haber hecho algo así.

La viróloga tuvo que huir de Hong Kong a los Estados Unidos para proteger su vida y generar conciencia sobre esta calamidad.

En sus últimos días como secretario de estado, Mike Pompeo también indicó que el laboratorio de Wuhan estuvo participando en “investigaciones clasificadas, incluyendo experimentos con animales de laboratorio, en nombre de los militares chinos desde al menos 2017”, y señaló que lo que ocurrió en ese laboratorio es clave para encontrar el origen del virus PCCh.

La OMS, el organismo que ayudó al Partido Comunista Chino (PCCh) a encubrir la pandemia diciendo en enero de 2020 que el virus no era transmisible entre humanos (ya había casos reportados en diciembre de 2019) se encuentra en China realizando una “investigación” sobre el origen del virus, más de un año después de su aparición y luego de que las autoridades chinas admitieran que destruyeron todos los registros iniciales del virus.

Según el medio estatal propagandista del PCCh, Global Times, el vocero del ministerio de asuntos exteriores chino, Wang Wenbin, sugirió que la autoridad de la salud ahora debe investigar el origen del virus en Estados Unidos.

“Esperamos que, siguiendo el ejemplo de China, los EE. UU. actúen de forma positiva, con base científica y cooperativa en la cuestión del rastreo del origen, garanticen la transparencia e inviten a expertos de la OMS a realizar un estudio sobre el rastreo del origen”, demandó el funcionario chino.

Otro funcionario chino, Feng Duojia, presidente de la Asociación de la Industria de Vacunas de China, dijo: “Wuhan es sólo una parada para el rastreo del origen del virus, y esos expertos no deberían esperar encontrar una respuesta aquí”.

El régimen chino tardó más de un año en permitir que la OMS ingrese a China a investigar el origen del virus chino. Teniendo en cuenta la corrupción de la OMS y su connivencia con el PCCh, difícilmente la investigación produzca algo bueno.

Sin Trump en la Casa Blanca, los funcionarios del PCCh parecen envalentonados

El 12 de marzo de 2019, el entonces vocero del ministerio de exteriores chino, Lijian Zhao, publicó un tweet acusando a los militares americanos de haber llevado el virus a Wuhan durante los Juegos Militares 2019. Al día siguiente, el embajador chino Tiankai fue citado por el Departamento de Estado.

“China está tratando de desviar las críticas por su papel en el inicio de una pandemia global y no contarlo al mundo”, dijo un funcionario del Departamento de Estado. “Difundir teorías conspirativas es peligroso y ridículo. Queríamos avisar al gobierno de que no lo toleraremos, por el bien del pueblo chino y del mundo”.

Bajo la administración Trump, el PCCh tenía la cola entre las piernas, ya que la mano dura pero justa del expresidente y sus funcionarios pusieron límites a las maldades del régimen chino.

No obstante los funcionarios del Partido Comunista Chino ahora se muestran más arrogantes y envalentonados para demandar cosas absurdas en sus intentos de quitarse la responsabilidad de la pandemia de encima.

Envía tu comentario

guest
4 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas