Por Grant Atkinson

Una cosa que nos han demostrado en las últimas semanas es que las grandes empresas tecnológicas tienen una cantidad de poder preocupante. Para el gobernador demócrata de Nevada, Steve Sisolak, aparentemente todavía no es suficiente.

El 3 de febrero, Sisolak anunció un plan para crear “zonas de innovación” con el objetivo de impulsar la economía de Nevada. Estas zonas serían efectivamente ciudades completamente administradas por grandes compañías tecnológicas.

“Las zonas permitirían a las empresas con grandes extensiones de tierra formar gobiernos con la misma autoridad que los condados, incluida la capacidad de imponer impuestos, formar distritos escolares y tribunales y proporcionar servicios gubernamentales”, dijo KRNV-DT.

Eso sospechosamente tiene cierto aspecto de la tiranía. Permitir que las empresas tech no elegidas dirijan una ciudad y tomen decisiones normalmente reservadas a los gobiernos locales no es la forma en que se creó nuestro país para funcionar.

Lea también: Gobernador de Florida promete tomar medidas contra la censura y la venta de datos de las Big Tech

Sin embargo, en opinión de Sisolak, el modelo de gobierno local en Estados Unidos no es lo suficientemente bueno.

“El borrador de la propuesta decía que el modelo tradicional de gobierno local es ‘inadecuado por sí solo’ para proporcionar los recursos para hacer de Nevada un líder en la atracción y retención de negocios y el fomento del desarrollo económico en tecnologías e industrias emergentes”, dijo KRNV.

La última vez que verifiqué, los gobernadores no tienen el poder de decidir si nuestro sistema de gobierno es “adecuado”. Por supuesto, pueden hacer algunos cambios como mejor les parezca, pero no hasta el punto de ignorar todo el sistema de gobierno.

No es la primera vez que se plantea o incluso se pone en práctica la idea de una “ciudad empresarial”. Business Insider dijo que la idea se remonta a 1823, cuando Merrimack Manufacturing Company fundó Lowell, Massachusetts.

“Desde el siglo XIX, las empresas han construido ciudades empresariales en todo Estados Unidos — municipios donde poseen un gran porcentaje de viviendas, tiendas, escuelas, iglesias, carreteras y parques”, dijeron.

“En estas ciudades, la corporación también suele ser el mayor empleador”. Sin embargo, ninguna de estas ciudades empresariales anteriores ha otorgado al empleador poderes expresados ​​al gobierno. La idea de que las grandes empresas tecnológicas se conviertan en su propio organismo gubernamental no tiene precedentes y es peligrosa.

En busca de evidencia, sólo necesitamos recordar las últimas semanas. Según NBC News, el gigante tecnológico Facebook, suspendió indefinidamente al presidente Donald Trump el 7 de enero, cerrando efectivamente gran parte de la conversación global. El día siguiente, Twitter lo suspendió de forma permanente.

Le recomendamos:

https://www.youtube.com/watch?v=VxlqoaoVNjM&t=13s

“Los riesgos de permitir que el presidente continúe usando nuestro servicio durante este período son simplemente demasiado grandes”, dijo el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, en una publicación explicando la decisión.

Las decisiones de estas dos empresas se produjeron a pesar de que Trump les dijo expresamente a sus seguidores que no actuaran violentamente durante la incursión en el Capitolio del 6 de enero.

Unos meses antes, tanto Facebook como Twitter bloquearon activamente la distribución de una historia con información potencialmente dañina sobre Hunter Biden, dijo NPR.

Ambas empresas argumentaron que la historia era desinformación a pesar de que nadie la había refutado. Mientras tanto, permiten reclamos como este de la representante de Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez (AOC), sobre la incursión al Capitolio antes mencionada.

“Estoy feliz de trabajar con los republicanos en este tema en el que hay puntos en común, pero casi haces que me maten hace 3 semanas, así que puedes ausentarte. Feliz de trabajar con casi cualquier otro representante del Partido Republicano que no esté tratando de hacer que me maten. Mientras tanto, si quieres ayudar, puedes dimitir”, tuiteó Ocasio-Cortez.

Eso parece una desinformación bastante clara, ya que no hay evidencia alguna de que el senador republicano de Texas, Ted Cruz, haya tratado de hacer que maten a AOC. Como mínimo, es una acusación sin fundamento.

Como puedes ver, estas empresas tecnológicas aplican un estándar muy arbitrario y en constante cambio para la información que quieren censurar.

La verdadera razón por la que bloquearon la historia de Hunter Biden se debe a que pudo haber dañado a su candidato presidencial preferido, ahora el presidente Joe Biden.

De la misma manera, han permitido que afirmaciones como la de AOC se mantengan porque pueden dañar a personas que no les agradan, como el senador Cruz y el expresidente Trump.

La cantidad de poder que tienen estas empresas ya es bastante preocupante. Si se convirtieran efectivamente en gobiernos, uno solo puede imaginar hasta dónde llegarán.

Fuente: westernjournal.com

Envía tu comentario

guest
2 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas