Traducido de westernjournal.com por Tierrapura.org

El Estado de Palmetto podría ser el más reciente en aprobar una legislación para restringir los abortos.

Carolina del Sur podría promulgar una prohibición de los abortos después de que se detecte el latido del corazón del feto, normalmente a las seis u ocho semanas de embarazo, informó The Washington Free Beacon.

La legislación contempla excepciones en caso de violación, incesto y salud de la madre.

El Senado del estado aprobó por abrumadora mayoría el proyecto de ley, y se espera que sea aprobado en la Cámara de Representantes del estado, de mayoría republicana, en las próximas semanas.

Lea también: Proyecto de ley provida: Tennesse permitirá que los hombres protejan la vida de sus hijos no nacidos

El gobernador republicano Henry McMaster ha sido un firme partidario del proyecto de ley, calificando de “crítica” la protección de la vida no nacida.

“El derecho a la vida es el más precioso de los derechos y el más frágil. Es hora de que Carolina del Sur defienda la vida y apruebe esta legislación crítica”, escribió en un mensaje de Twitter el mes pasado.

“Mientras el proyecto de ley sobre el latido del corazón va al pleno del Senado hoy, ¡insto a mis colegas de la Asamblea General a enviar este proyecto de ley a mi escritorio para mi firma!”

Planned Parenthood, el mayor proveedor de abortos de Estados Unidos, ha instado a sus partidarios a actuar contra el proyecto de ley antes de que llegue al escritorio del gobernador.

“El Senado de Carolina del Sur ha hecho de la prohibición del aborto su máxima prioridad ante la urgente crisis sanitaria y económica que afecta a las familias de todo el estado.

“Mientras la gente sigue enfermando y muriendo a causa del COVID-19 y cada vez más familias luchan por llegar a fin de mes, los líderes del estado impulsan una legislación que supone una grave amenaza para la salud, la libertad y la autonomía corporal de las personas en Carolina del Sur. Esto es absolutamente vergonzoso”, dijo la Directora de Asuntos Públicos del Atlántico Sur de Planned Parenthood, Vicki Ringer, en un comunicado.

Lea también: Comienza una nueva campaña de ’40 Días por la Vida’: 18.000 bebés salvados del aborto desde 2004

“La decisión de una persona sobre su propio cuidado de la salud debe ser tomada entre ella y su médico – sin la interferencia del gobierno. Carolina del Sur necesita un liderazgo real ahora más que nunca, no políticos que impulsen sus propias agendas”, continuó.

Un mensaje de Planned Parenthood en Twitter incluso calificó el proyecto de ley de “peligroso”.

Varios estados, como Alabama, Kentucky y Luisiana, han aprobado proyectos de ley sobre el latido del corazón, pero se han topado con la resistencia de los tribunales, informó el Free Beacon.

Los republicanos han pregonado durante mucho tiempo la legislación provida en las campañas, pero rara vez se toman medidas debido a la dura controversia que conlleva.

McMaster y los legisladores del estado de Carolina del Sur podrían pregonar esto como un logro para los votantes republicanos, al tiempo que estarían preparados para luchar contra los inevitables desafíos judiciales que van a venir con él.

Mientras que muchos políticos expresan sus puntos de vista a favor de la vida, Carolina del Sur lo está llevando a cabo.

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas