Traducido de thenationalpulse.com por Tierrapura.org

El Partido Comunista Chino está utilizando plataformas como LinkedIn para recopilar «secretos de Estado» de los occidentales. 

«Los espías están creando perfiles empresariales falsos en la red profesional para poder identificar objetivos y obtener información clasificada. Las fuentes advierten que han ofrecido lucrativas oportunidades de negocio y tentadoras sumas de dinero para atraer a trabajadores actuales y antiguos del gobierno y del sector privado con acceso a información clasificada o a tecnología comercialmente sensible», resume The Times.

El reportaje destaca la experiencia de Phillip Ingram, de 56 años, ex coronel especializado en trabajos de ciberinteligencia y armas químicas, biológicas, radiológicas y nucleares, que conversó con una cuenta bajo el nombre de «Robin».

Lea también: El gran hackeo: cómo China explotó a un proveedor tecnológico estadounidense

Ingram dijo: «No había nada en su perfil que sugiriera para qué empresa trabajaba, sólo genéricos. Me pareció extraño». A medida que la conversación continuaba, las peticiones de Robin se volvieron más preocupantes. Dijo que «querríamos obtener información interna que no es fácilmente accesible para nadie». Cuando Ingram le pidió más detalles, Robin dijo: «Puedes adivinar el tipo de cosas que busco».

Ingram ya había adivinado que el perfil había sido falsificado por un oficial de inteligencia chino antes de que Robin dijera que Ingram tendría que viajar a China para presentar su informe. «Le dije que prefería reunirme en Londres, pero se negó», dijo Ingram.

Sus sospechas se confirmaron cuando Robin sugirió que cambiaran a un servicio de correo electrónico encriptado al que no se pudiera acceder dentro de China, excepto por los servicios de inteligencia. Robin le envió un correo electrónico en diez minutos.

Lea también: Macabro: ¿El Partido Comunista chino está creando una nueva «RAZA SUPERIOR»?

«En ese momento estaba seguro al 99,99% de que era alguien vinculado al gobierno chino», dijo Ingram. «Era el clásico reclutamiento. Si hubiera decidido ir a China, me habrían enviado de vuelta para conseguir otras piezas. Habrían reclutado efectivamente a un agente. Si hubiera ido y no hubiera cooperado, o no estuvieran seguros de que estaba en su bolsillo, habrían diseñado actividades para reunir material comprometedor para el chantaje».

El gobierno británico va a lanzar una campaña para informar a los ciudadanos de los riesgos para la seguridad nacional que podría suponer LinkedIn y los agentes oportunistas del Partido Comunista Chino.

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas