Por Randy DeSoto

La nueva presidente del Partido Demócrata de Arizona es una exempleada de Planned Parenthood que patrocinó una legislación en 2019 que habría eliminado el requisito legal del estado de brindar atención médica a los bebés que sobreviven a los abortos.

La representante Raquel Terán — quien fue elegida por primera vez para la Cámara de Representantes de Arizona en 2018 — fue la patrocinadora principal de HB 2696, un proyecto de ley titulado “resucitación fetal; derogación”.

La República de Arizona informó que la legislación habría borrado una ley de 1975 que establece que los médicos deben utilizar todos los “medios y habilidades médicas disponibles” para salvar a un bebé que nace vivo.

Sin embargo, la ley no definió específicamente lo que significaba “nacer vivo”, por lo que la legislatura de Arizona enmendó la ley en 2017, afirmando que el término significa que el bebé exhibe uno o más signos de vida que incluyen respiración, latidos del corazón, pulsaciones del cordón umbilical o el movimiento definido de los músculos voluntarios.

Lea también: Los bebés expresan dolor ante una inyección intrauterina como en el aborto (VIDEO)

Esa legislación de 2017, el Proyecto de Ley del Senado 1367 (SB 1367, por sus siglas en inglés), además ordena que las instalaciones de aborto tengan varias medidas de seguridad y personal capacitado en caso de que las instalaciones deban cuidar a la madre y los bebés que sobreviven a los abortos.

Entre los diversos requisitos para las clínicas de aborto presentes en SB 1367 hay uno que garantiza que “hay herramientas y servicios en la sala de recuperación para proporcionar procedimientos apropiados de reanimación y soporte vital de emergencia en espera de la transferencia de la paciente o el feto viable al hospital”.

El Centro de Acción Política de Arizona, en un correo electrónico a The Western Journal, explicó algunos antecedentes adicionales que precipitaron la aprobación del SB 1367 en 2017, y señaló un caso dos años antes en Arizona cuando un bebé en 22 semanas de gestación vivió más de una hora sin atención médica antes de morir en un intento de aborto.

En 2016, una grabación de una llamada a emergencias de una clínica de planificación familiar en Phoenix reveló que un bebé abortado pateaba y respiraba al nacer, pero la clínica carecía de la capacidad para brindar la atención que el bebé necesitaba para sobrevivir, informó WKYC-TV.

“El feto está respirando, por lo que debemos cuidarlo ahora”, dijo la persona que llamó a emergencias. “No podemos brindar esa atención excepto el oxígeno y estamos tratando de mantener estable al feto hasta que llegue alguien”.

El bebé, que se estimó en 21 semanas de gestación, murió minutos después de llegar al hospital.

La República de Arizona informó que Terán trató de retirar su legislación HB 2696 a nivel de comité después de que se le informó que no solo habría derogado la enmienda de 2017, sino también la legislación subyacente de 1975.

El presidente del Comité Judicial de la Cámara Republicana, John Allen, dijo en la audiencia del comité de 2019 que habría una votación para discutir el proyecto de ley, y señaló que Terán no era la única patrocinadora de la propuesta y que el organismo debería estar dispuesto a debatir el proyecto de ley patrocinado.

Al final, el comité rechazó el proyecto de ley, con ocho votos “en contra”, dos votos de abstención y ningún voto “a favor”.

Terán expresó su frustración con la decisión de Allen al tiempo que afirmó su compromiso de derogar lo que describió como la “ley de tortura fetal” de 2017.

Le recomendamos:

“He solicitado respetuosamente que se retenga [el proyecto] HB2696 porque su lenguaje no refleja con precisión mi intención”, tuiteó Terán en febrero de 2019.

“Descubrí que el proyecto de ley elimina inadvertidamente un estatuto de décadas de antigüedad que es la esencia de la controversia que rodea a este proyecto de ley”.

“La responsabilidad de este error es mía y me disculpé con todos los involucrados por no leerlo más de cerca para asegurarme de que mi intención era clara”, escribió Terán.

Terán explicó en la cadena de Twitter que su intención era que la decisión sobre el futuro o la atención médica de un bebé “quede en manos de la madre y su médico, no del gobierno”.

Mayra Rodríguez, quien anteriormente trabajó con Terán en Planned Parenthood y ahora es defensora provida, dijo a The Western Journal que cree que los demócratas de Arizona probablemente eligieron a la legisladora como su presidenta “porque la comunidad inmigrante confía en ella de manera inexacta”.

Rodríguez, que también es inmigrante, siente que no es un buen presagio.

“Siento que el futuro de Arizona será como el de California si no hacemos algo al respecto”, dijo.

“Me entristece porque había más equilibrio político en Arizona antes de ahora — no fue tan drástico de ninguno de los lados — especialmente cuando se trata del tema del aborto”.

“Siempre tratan de aprobar proyectos de ley para proteger a las mujeres y a los no nacidos, pero especialmente a las mujeres”, observó Rodríguez sobre los legisladores de Arizona. Señaló que ahora están tratando de aprobar proyectos de ley que protejan a Planned Parenthood.

Rodríguez habló por su propia experiencia como denunciante de Planned Parenthood. Fue despedida como directora del centro después de plantear preocupaciones acerca de un médico que no estaba siguiendo las leyes de seguridad de Arizona con respecto a los abortos — y así ponía en peligro la salud de la mujer.

Rodríguez recibió un veredicto de 3 millones de dólares en una demanda por despido injustificado en 2019.

Cathi Herrod, presidenta del Centro de Acción Política de Arizona, está de acuerdo con la evaluación de Rodríguez de que el ascenso de Terán a la presidencia demócrata no se refleja bien en el partido.

“Cientos de ciudadanos en el Capitolio hoy se oponen a la HB 2696. Los bebés que sobreviven a un aborto son seres humanos a los que se debe proteger en la mayor medida de la ley”, tuiteó Herrod.

Hundreds of citizens at Capitol today to oppose HB 2696. Babies surviving an abortion are human beings to be protected to the fullest extent of the law. #lovethemboth #prolifeprowoman

— Cathi Herrod (@cathiherrod) February 20, 2019

“La elección de la representante Terán para convertirse en la presidenta del Partido Demócrata de AZ muestra cuán desconectados y radicales se han vuelto”, dijo Herrod en un comunicado proporcionado a The Western Journal.

‘Han elegido como su jefa a una representante que derogaría una ley que protege a los más vulnerables entre nosotros y, en cambio, permitiría que un bebé nacido vivo muera solo”, continuó Herrod.

“Puede que represente a los activistas pro-aborto más fervientes, pero no representa los valores de Arizona”.

Teran no respondió a pedidos de comentarios de The Western Journal sobre esta historia en el momento de la publicación.

Fuente: westernjournal.com

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas