Traducido de Breitbart.com por TierraPura.org

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, respondió el jueves a la decisión de Facebook de bloquear las noticias en el país y la calificó de «arrogante», advirtiendo contra «las grandes empresas tecnológicas que piensan que son más grandes que los gobiernos y que las reglas no deberían aplicarse sobre ellas».

Morrison, en su página de Facebook, dijo que “las acciones de Facebook para anular a Australia hoy, cortando los servicios de información esencial sobre salud y servicios de emergencia, fueron tan arrogantes como decepcionantes.

«Estas acciones sólo confirmarán las preocupaciones que un número cada vez mayor de países están expresando sobre el comportamiento de las grandes empresas tecnológicas que piensan que son más grandes que los gobiernos y que las reglas no deberían aplicarse a ellos».

El ataque de Morrison a la popular red social se produjo después de que ésta anunciara «con el corazón encogido» que prohibirá a los medios de comunicación australianos y censurará a los usuarios del país que compartan o vean artículos de noticias en su servicio.

Le a también: Multa millonaria a Facebook en Italia tras negarse a resolver los problemas de datos de los usuarios

Tal y como informó Breitbart News, el apagón informativo de Facebook se produce en respuesta a una nueva legislación australiana que le obligaría, al igual que a Google, a pagar a los editores de noticias por sus contenidos.

Australia No se Echa Atrás. frente a las grandes empresas tecnológicas de extrema izquierda. Los legisladores australianos van a proceder con la primera legislación del mundo que hará que Google y Facebook de Alphabet paguen a los editores por el contenido.

Google y Facebook se defendieron porque alegan que no refleja cómo funciona Internet y «penaliza» injustamente sus plataformas.

Sin embargo, a diferencia de Facebook, Google firmó en los últimos días, acuerdos de pago con tres importantes medios de comunicación australianos, mientras que Facebook trató de hacer que el gobierno australiano parpadeara primero. Pero no fue así, y el gobierno de coalición conservadora de Morrison se ha ganado grandes elogios por su respaldo a los medios de comunicación locales sobre los operadores de Big Tech.

En Canberra la reacción fue la misma.

«Este es un asalto a una nación soberana», dijo el ministro de Salud Greg Hunt al Parlamento. «Es un asalto a la libertad de las personas y, en particular, es un abuso total del poder de mercado y el control de las grandes tecnologías sobre la tecnología».

Le recomendamos:

https://www.youtube.com/watch?v=VxlqoaoVNjM&t=13s

Las plataformas digitales temen que lo que está sucediendo en Australia se convierta en un precedente costoso para otros países a medida que los gobiernos renueven las leyes para ponerse al día con el mundo digital en constante cambio.

Tanto India como el Reino Unido ya han dicho que están viendo la batalla de los medios de comunicación en Australia con interés y han señalado planes para seguir el ejemplo de Canberra.

Envía tu comentario

guest
11 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas