Por Miguel Barahona

El diputado federal Daniel Silveira, aliado del bolsonarismo y miembro del Partido Social Liberal (PSL), fue detenido este martes en horas de la noche por miembros de la Policía Federal (PF), mientras se encontraba en su residencia ubicada en Río de Janeiro,como parte de una larga persecución política de parte de los jueces de izquierda que componen la Corte Suprema contra los políticos, activistas y periodistas de derecha.
La orden de aprehensión fue emitida por el juez izquierdista de la Corte Suprema, Alexandre de Moraes, luego de que el diputado Silveira publicara un videoen redes sociales, en el que realizaba críticas a los jueces del Tribunal Supremo: Edson FachinLuiz Roberto BarrosoGilmar MendesJosé Dias Toffoli el propio Moraes.

La Corte se adjudicó una gran cantidad de poderes en 2019 cuando abrió una investigación federal sobre la creación y difusión de «noticias falsas» de parte de la derecha para «deslegitimar al Poder Judicial». A Silveira lo imputaron por realizar declaraciones que perjudican la imagen del Supremo Tribunal Federal (STF) en el contexto de esta investigación.Minutos antes de ser arrestado, el diputado manifestó que «no sirve de nada que lo intenten callar, pues ha sido apresado en varias ocasiones por agentes de la Polcía Federal y nunca lo pudieron callar«. Según Silveira, el objetivo de este arresto es asustarlo y que no vuelva a hablar públicamente en contra de los jueces supremos.

«Están en mi oficina. Los dejé entrar a mi casa a esta hora con una orden de aprehensión emitida por Alexandre de Moraes. No sirve de nada tratar de callarme. He sido arrestado más de 90 veces por la Policía (…) ¿Cree que me arrestará pasando por encima de mi prerrogativa constitucional? ¡Claro que no!», dijo Silveira.

El recién electo Presidente de la Cámara de Diputados y aliado de Bolsonaro, Arthur Lira (PP), se refirió en horas de la madrugada a este caso.

A través de su cuenta de Twitter, Lira prometió que analizará la detención de Silveira «con la serenidad y conciencia de sus responsabilidades hacia la institucionalidad y la democracia«.

Lira agregó que la Cámara no debe reflejar la voluntad o posición de un individuo, sino del colectivo de sus órganos colegiados, de sus instancias y de su voluntad soberana, el Pleno”.

«Me guiaré por la única brújula legítima del régimen democrático, la Constitución. Y por el único medio civilizado de ejercicio de la democracia, el diálogo y el respeto a la opinión mayoritaria de la institución que represento«, expresó el líder parlamentario.

Según la Constitución Federal brasileña, los miembros del Congreso tienen fueros y no pueden ser detenidos (salvo en caso de delito flagrante) ni procesados ​​penalmente sin el permiso del órgano legislativo. 

La inmunidad parlamentaria se estableció justamente para que no haya persecución judicial de sus opiniones, palabras y votos en el Congreso.

Este miércoles por la tarde, los miembros de la Corte Suprema decidieron de forma unánime mantener la decisión tomada a pesar de que viole las garantías constitucionales del diputado, por lo que Silveira permanecerá en prisión. 

El juez Moraes argumentó quelas declaraciones de Silveira muestran señales claras de «incitación a la violencia» contra los miembros de la Corte, y apuntan a «erosionar el régimen democrático de Brasil«, recordando a las absurdas imputaciones contra el ex Presidente Trump de los Estados Unidos en el juicio político fallido de los demócratas.

Además, acusó al diputado federal de «impedir el libre trabajo de la Justicia, a través de sus acciones». Sus acciones, cabe aclarar, fueron subir un video a Twitter meramente expresando su opinión.

No es la primera vez que la Corte Suprema persigue de manera arbitraria a varios aliados del presidente Jair Bolsonaro. 

En mayo del 2020, el mismo juez que ordenó la captura de Daniel Silveira emitió una orden para que la Policía Federal llevara a cabo 29 allanamientos contra los domicilios de diputadosperiodistasy otros personajes que han apoyado públicamente al presidente Jair Bolsonaro

En las pesquisas incautaron computadoras, teléfonos y pendrives para buscar «coordinación en la campaña de noticias falsas contra la Justicia«. Casi un año después de estos eventos, la Policía todavía no ha encontrado evidencia de lo que afirma el juez Moraes.

El objetivo final de la Corte Suprema brasileña es inhabilitar a Bolsonaro para las elecciones de 2022. Lo que quieren es probar que el Presidente es el líder de un grupo de figuras públicas que coordinan campañas de noticias falsas en contra suya.

Incluso si llegan a probar esta acusación, será difícil inhabilitar a un mandarario por armar una campaña de fake news, ya que esto no está propiamente legislado en Brasil y múltiples políticos en el país lo hacen.

Su guerra política contra Bolsonaro, seguramente en confabulación con Lula Da Silva (a quien dejaron en libertad a principios de 2020) y la Cancillería china, está destruyendo el tejido constitucional de Brasil y violando flagrantemente la libertad de expresión de los brasileños.

Por Miguel Barahona, para La Derecha Diario

Fuente: derechadiario.com.ar

Envía tu comentario

guest
2 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas