Por Mamela Fiallo Flor

El comentarista radial conservador, fallecido hace días, más destacado de los Estados Unidos fue Rush Limbaugh, quien recibió la Medalla Presidencial de la Libertad de manos de la entonces primera dama Melania Trump.

“Una nación nunca ha llegado a la prosperidad mediante impuestos”, fue una de sus frases conocidas, mediante la cual destacaba tanto la importancia de la libertad económica de los ciudadanos como de reducir la intromisión del Estado.

Sobresalió por decir aquello que incomodaba. Hasta llamó a la secesión de los estados ganados por Trump en las pasadas elecciones presidenciales, en las que resultó electo el demócrata Joe Biden.

En cuestiones políticas, fue el comentarista radical que más dinero ganaba: 100 millones de dólares al año.

Lea también: «Contenido inapropiado»: YouTube elimina la entrevista Trump con Newsmax sobre la Rush Limbaugh y las elecciones de 2020

Frente al auge del lenguaje políticamente correcto, su discurso era de ruptura y no tenía reparo en decir lo que ofendía. Eso le ganó un público superior a los 15 millones.

En su paso por el canal Fox, que lo ha llamado “una leyenda”, se ganó el odio de la izquierda política a tal punto que trascendió su muerte, que fue celebrada y se volvió tendencia en Twitter.

RIP, del latín Requiescat in Pace (descanse en paz), fue convertido en “#RestInPiss” (que repose en orina) por parte de referentes y activistas de izquierda.

Al respecto, la referente conservadora Alli Beth Stuckey destacó: “Los progresistas no creen en el infierno hasta que muere alguien con el que discrepan”. Pues condenaron a Limbaugh al averno.

Entre las expresiones que más odio causó Limbaugh en la izquierda progresista está la invención del término ‘feminazi’.

Pese a múltiples esfuerzos por parte de activistas feministas de adoptar términos de género neutro —entre ellas la entonces vicepresidente de España, Carmen Calvo— la Real Academia Española no ha cedido y reconoce el término feminazi. Aunque no lo ha incorporado al diccionario, a través de Twitter lo explica.

Cuando se hace referencia a “radical”, muchos asumen que se trata de un grupo minoritario extremista. Pero la realidad es que radical viene de raíz. Por ende, acorde más radical es el feminismo, más fiel es a sus raíces.

En el caso del término ‘feminazi’ se retrata al pie de la letra. La primera clínica de abortos en EE. UU., Planned Parenthood, fue fundada por una oradora del Ku Klux Klan (KKK), una mujer abiertamente eugenésica (como lo fueron los nazis).

Lea también: El arzobispo de Kansas llama a Biden a no presentarse como católico por su apoyo al aborto

Margaret Sanger creía que el aborto debía servir para “remover la hierba mala de la sociedad” y que las personas con retraso mental debían estar en campos de trabajo, aislados, para que puedan florecer los mejores retoños de la sociedad.

A pesar del racismo que caracterizaba a Sanger, su vinculación con supremacistas del KKK y su enfoque eugenésico para la reproducción, Hillary Clinton dijo que era su heroína durante la campaña para las elecciones presidenciales de 2016, en las que fue derrotada por Donald Trump.

Vale mencionar que el Ku Klux Klan nació en el Partido Demócrata, partido que hoy alega luchar por la “justicia racial”.

Sin embargo, los activistas de izquierda reniegan de las raíces del partido de gobierno y odian a Limbaugh, acusándolo de racista.

Una de sus frases más controvertidas fue: Obama es «más africano en sus raíces que estadounidense» y se está «comportando como un déspota colonial africano».

Considerando el legado sangriento de Obama, cuyo gobierno arrojó 26.171 bombas solo en el último año de gestión, no estaba tan alejado de la realidad.

No obstante, frente a una cultura en la que los medios masivos están tomados por el discurso progresista, lo mismo las redes sociales, la evidencia, las cifras y la historia ocupan un plano secundario frente a la narrativa imperante.

Por ello personajes de ruptura como Rush Limbaugh tuvieron un rol tan importante.

Si bien es cierto que muchas de sus declaraciones son incómodas, hirientes y ofensivas, despierta la inquietud, ¿acaso la libertad de expresión debe ser limitada y si es así por quién y a partir de cuándo?

Fuente: panampost.com

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas