El profesor Dr. Roland Wiesendanger, destacado experto alemán en nanotecnología, tres veces galardonado con la prestigiosa beca Advanced del Consejo Europeo de Investigación, y también nombrado como uno de los mejores científicos europeos, ha concluido un estudio de un año de investigación con cien páginas que hablan sobre el origen del Sars-Cov-2.

El profesor Wiesendanger concluye que «tanto el número como la calidad de las pruebas circunstanciales apuntan a un accidente de laboratorio en el instituto virológico de la ciudad de Wuhan como causa de la actual pandemia».

A continuación, ofrecemos una traducción al español del comunicado de prensa oficial alemán de la Universidad de Hamburgo. El estudio de cien páginas del profesor Wiesendanger puede encontrarse aquí.

Lea también: Microbióloga checa afirma que la cepa de coronavirus de la segunda y tercera oleada fue creada artificialmente

El medio suizo SPR añade además la siguiente información: Las dos pandemias mundiales más recientes fueron la «gripe rusa» de 1977 y la «gripe porcina» de 2009. En ambos casos, la investigación genética moderna indica que un escape de laboratorio fue el origen más probable del virus pandémico (ver aquí aquí). Sin embargo, en ambos casos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) excluyó inicialmente esta posibilidad (ver aquí y aquí).

Estudio sobre el origen de la pandemia de coronavirus, por el Profesor Dr. Roland Wiesendanger, Universidad de Hamburgo

El coronavirus lleva más de un año provocando una crisis mundial. En un estudio, el nanocientífico Prof. Dr. Roland Wiesendanger ha arrojado ahora luz sobre el origen del virus. Concluye que tanto el número como la calidad de las pruebas circunstanciales apuntan a un accidente de laboratorio en el instituto virológico de la ciudad de Wuhan como causa de la actual pandemia.

El estudio se realizó entre enero y diciembre de 2020. Se basa en un enfoque científico interdisciplinario y en una amplia investigación que utiliza una gran variedad de fuentes de información. Estas incluyen literatura científica, artículos en medios impresos y en línea, y comunicación personal con colegas internacionales. No aporta pruebas estrictamente científicas, pero sí amplias y serias pruebas circunstanciales:

A diferencia de las epidemias anteriores relacionadas con el coronavirus, como el SRAS y el MERS, hasta la fecha, mucho más de un año después del brote de la actual pandemia, no se ha identificado ningún animal huésped intermedio que pudiera haber facilitado la transmisión de los patógenos del SRAS-CoV-2 de los murciélagos a los humanos. Por tanto, la teoría zoonótica como posible explicación de la pandemia no tiene una base científica sólida.

Los virus del SARS-CoV-2 son sorprendentemente buenos para acoplarse a los receptores de las células humanas y penetrar en ellas. Esto es posible gracias a unos dominios especiales de unión a los receptores celulares combinados con un sitio de corte especial (furina) de la proteína de espiga del coronavirus. Ambas propiedades juntas eran desconocidas hasta ahora en los coronavirus e indican un origen no natural del patógeno SARS-CoV-2.

No se ofrecieron murciélagos en el mercado de pescado sospechoso del centro de la ciudad de Wuhan. Sin embargo, el Instituto Virológico de la ciudad de Wuhan tiene una de las mayores colecciones del mundo de patógenos de murciélagos, que proceden de cuevas lejanas de las provincias del sur de China. Es muy poco probable que los murciélagos procedentes de esta distancia de casi 2.000 km hayan llegado de forma natural a Wuhan, para provocar una pandemia mundial en las proximidades de este instituto virológico.

Le recomendamos:

https://www.youtube.com/watch?v=34p_7A62Dnw&t=15s

Un grupo de investigación del Instituto Virológico de la ciudad de Wuhan lleva muchos años manipulando genéticamente los coronavirus con el objetivo de hacerlos más contagiosos, peligrosos y mortales para los humanos. Esto se ha documentado en la literatura científica mediante numerosas publicaciones.

En el Instituto Virológico de la Ciudad de Wuhan existían importantes deficiencias de seguridad incluso antes del estallido de la pandemia de coronavirus, que han sido documentadas.

Hay numerosas referencias directas a un origen de laboratorio del patógeno del SARS-CoV-2. Por ejemplo, se cree que una joven científica del instituto de virología de Wuhan fue la primera en infectarse.

También hay numerosos indicios de que, ya en octubre de 2019, el agente patógeno del SRAS-CoV-2 se propagó desde el instituto de virología a la ciudad de Wuhan y más allá. Además, hay indicios de que el instituto virológico fue investigado por las autoridades chinas en la primera mitad de octubre de 2019.

«La actual pandemia de coronavirus no solo está dominando los titulares actuales, sino que nos acompañará durante muchos años, sobre todo por el impacto social y económico. Durante meses, el tratamiento y la gestión de la crisis de la corona ha estado, comprensiblemente, en primera línea de los temas de la política y los medios de comunicación. Sin embargo, el examen crítico basado en la ciencia de la cuestión del origen de la actual pandemia es ya de gran importancia hoy en día, porque sólo sobre la base de este conocimiento se pueden tomar las precauciones adecuadas para minimizar la probabilidad de que se produzcan pandemias similares en el futuro», afirma el Prof. Dr. Roland Wiesendanger.

El estudio se completó en enero de 2021 y se distribuyó y discutió inicialmente en círculos científicos.

La publicación pretende ahora estimular un amplio debate, especialmente en lo que respecta a los aspectos éticos de la llamada investigación de «ganancia de función», que hace que los patógenos sean más infecciosos, peligrosos y mortales para los humanos.

«Esto no puede seguir siendo un asunto de un pequeño grupo de científicos, sino que debe convertirse urgentemente en objeto de un debate público», afirma el autor del estudio.

Fuente: trikooba.com

Envía tu comentario

guest
4 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas