El Grupo de Puebla ha pedido la retirada de las sanciones impuestas a nivel internacional contra las dictaduras de Cuba y Venezuela por las violaciones sistemáticas de Derechos Humanos y ha denunciado que el “carácter ilegal e injerencista de los bloqueos afecta a la población más vulnerable”.

El grupo izquierdista, heredero del Foro de Sao Paulo, ha reiterado así la “imperiosa” necesidad de levantar las sanciones económicas que pesan sobre ambos países dado que necesitan “material sanitario, alimentos y vacunas” para gestionar la pandemia.

Así, ha instado a la comunidad internacional y a aquellos que estén “comprometidos con la democracia, la justicia social y la paz, a comprometerse con los pueblos de Cuba y Venezuela y seguir denunciando las medidas sancionatorias que violan la autodeterminación de los pueblos”.

Lea también: El Grupo de Puebla revela su plan: una nueva URSS está en camino

La alianza ha publicado además recientemente un Manifiesto de 33 puntos, entre los que insta a defender a Cuba, Nicaragua y Venezuela de las “agresiones de potencias o terceros estados”. El grupo ha subrayado que varios países de la región “han sido objeto de acciones tendientes a la desestabilización a través de la imposición de bloqueos, sanciones económicas y políticas unilaterales contrarias al derecho internacional”.

En el texto, olvida, por ejemplo, que la política del chavismo en Venezuela está basada en el asesinato, la tortura, el encarcelamiento y la persecución a la disidencia, razones por las que el régimen ha sido acusado por varias naciones ante la Corte Penal Internacional por crímenes de lesa humanidad.

La Organización de Estados Americanos (OEA) concluyó el pasado mes de diciembre en un nuevo informe que, desde las protestas de 2014, se registraron en Venezuela más de 18.000 ejecuciones extrajudiciales y unas 15.500 detenciones arbitrarias.

Fuente: gaceta.es

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas