Traducido de dailywire.com por TierraPura.org

Las personas y empresas que hicieron donaciones a petición del gobernador de California (EE. UU.) Gavin Newsom fueron recompensadas con contratos estatales.

Estas solicitudes se conocen como «pagos por encargo», es decir, donaciones realizadas a organizaciones a petición de un político.

En California, Newsom recompensó con lucrativos contratos estatales a quienes hicieron donaciones a petición suya.

Lea también: ¿Joe Biden gobierna bajo el mando del régimen comunista chino?

Reason informó esta semana que los pagos por encargo «supusieron una cantidad récord que eclipsó todas las donaciones anteriores registradas en casi 100 millones de dólares».

«Aunque la mayor parte de las donaciones se destinaron a los esfuerzos de ayuda del COVID-19 o virus PCCh (partido comunista chino), un análisis más detallado sugiere que la recaudación de fondos de Newsom se vio sobrealimentada no sólo por la pandemia, sino también por los amplios poderes de emergencia que el gobernador demócrata ha asumido a causa de ella», continuó el medio.

Por ejemplo, Newsom recaudó el año pasado 45 millones de dólares de las compañías de seguros Blue Shield de California y Kaiser Permanente para su iniciativa de vivienda, el Proyecto Homekey (Llave en Casa).

Newsom nombró a Paul Markovich, director general de Blue Shield, para copresidir el grupo de trabajo del gobernador dedicado a las pruebas COVID-19. Además, Blue Shield, con cierta ayuda de Kaiser Permanente, obtuvo contratos estatales para gestionar la distribución de vacunas.

«Esta decisión ha suscitado dudas, ya que la oficina del gobernador ha guardado silencio sobre los detalles del acuerdo, incluido el motivo por el que su administración seleccionó a Blue Shield y cuánto se pagará a la empresa», según Reason.

Pero Blue Shield y Kaiser Permanente no están solos. Newsom se ha comprometido a gastar casi 4.000 millones de dólares en contratos sin licitación para luchar contra la pandemia. Varias empresas que se alinearon para estos contratos terminaron donando, a petición de Newsom, sus diversos esfuerzos de ayuda.

Desde marzo, Verily Life Sciences (organización dedicada al estudio de las ciencias) ha recibido hasta 44 millones de dólares en tres contratos diferentes para ayudar a gestionar los centros de pruebas de COVID-19.

Verily pertenece a la misma empresa matriz que Google, y en abril, Google donó 7 millones de dólares en créditos publicitarios a la campaña publicitaria de COVID-19 del gobernador. Ese mismo mes, Verily se registró para ejercer presión sobre la oficina del gobernador. Del mismo modo, AT&T (multinacional estadounidense) recibió más de 40 millones de dólares en contratos de la Oficina de Servicios de Emergencia.

Donaron 310.000 dólares a la oficina del gobernador y gastaron millones más en hacer lobby en el estado el año pasado. Otros donantes-contratistas son McKinsey & Company y la empresa de publicidad Runyon Saltzman.

Los pagos por encargo ya han sido objeto de críticas en California, y el Concejo de la ciudad de Los Ángeles está debatiendo una medida para prohibirlos, según Los Angeles Times.

Le recomendamos: VIDEO: ¿Todo fue un MONTAJE? Dudosas ESCENAS de la TOMA DE POSESIÓN de Biden

«El crecimiento de los pagos por encargo ha seguido de cerca la centralización del poder político durante la pandemia. Mientras que Newsom recaudó 226 millones de dólares en 2020, sólo recaudó 12 millones el año anterior. Ese pico es exclusivo de Newsom. Los pagos por encargo a los legisladores estatales y otros funcionarios disminuyeron en 2020. Incluso si se excluyen los pagos que mencionan explícitamente el COVID-19 y los programas relacionados, como el Proyecto Homekey, Newsom todavía recaudó 8 millones de dólares más que en 2019, un aumento de casi el 70%», informó Reason.

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas