Traducido de Newstarget por Tierrapura.org

Mucha gente asume que el gobierno nos está cuidando. Creen que la comida que comemos, el agua que bebemos, los medicamentos que tomamos y el aire que respiramos deben ser seguros, o alguna agencia gubernamental habría hecho algo al respecto.

Desgraciadamente, nada más lejos de la realidad, y uno de los ejemplos más flagrantes de que el gobierno mira hacia otro lado mientras la gente se expone al peligro puede verse con el despliegue de la 5G al que estamos sometidos actualmente. Mientras las empresas de telecomunicaciones exageran la velocidad del rayo de la tecnología inalámbrica y hablan de cómo revolucionará la forma en que el mundo hace negocios, están dejando de lado una parte muy importante de la historia del 5G: Es una plaga moderna que nos expone a nosotros y a nuestro planeta a «frecuencias no probadas».

Los defensores afirman que no hay estudios a largo plazo que demuestren que el 5G cause daño, y eso es cierto, pero solo porque la tecnología no ha existido el tiempo suficiente para que nadie pueda realizar estudios útiles a largo plazo. Pero sí sabemos que sus predecesores, que han existido por más tiempo, son bastante peligrosos. Incluso la versión más reciente, 4G, ya se ha relacionado con un mayor riesgo de cáncer, problemas cognitivos, trastornos de la piel, problemas gastrointestinales e infertilidad en el tiempo relativamente corto que ha estado en uso. Es lógico pensar que 5G, que es significativamente más fuerte y más rápido, puede tener efectos aún peores en nosotros.

Todos los signos apuntan a efectos graves sobre la salud humana.

5G requiere que se desbloqueen nuevas bandas de espectro en rangos de frecuencia aún más altos que 4G. Utiliza ondas submilimétricas y milimétricas y rangos de frecuencia extremadamente altos, lo que nos expone a riesgos desconocidos que podrían ser devastadores para la salud humana.

Lea también: Bill Gates financia un proyecto para liberar mosquitos modificados genéticamente capaces de INYECTAR VACUNAS

De hecho, ya se ve bastante terrible. Un estudio de la Universidad Hebrea de Jerusalén realizado por un equipo de médicos y físicos encontró algo inesperado y profundamente preocupante al evaluar la forma en que la piel humana absorbe la radiación 5G. La tomografía de coherencia óptica mostró que los conductos sudoríparos de nuestro cuerpo en realidad sirven como «antenas helicoidales» que capturan la radiación 5G y luego la concentran y amplifican.

Los científicos ya sabían que la radiación EMF emitida por 5G es capaz de penetrar en nuestra piel hasta 1/64 de pulgada. La radiación 5G también penetra la piel humana de manera más agresiva que cualquier radiación emitida actualmente por dispositivos electrónicos. La exposición puede influir en la transpiración, la presión arterial y el pulso. También puede afectar nuestro ADN, cromosomas y genes, causando problemas a nivel celular. Incluso puede provocar sensaciones de ardor en la piel.

Dados sus efectos negativos y su facilidad de distribución, ¿es de extrañar que algunos militares de todo el mundo ya hayan utilizado la tecnología de tipo 5G como una forma de control de multitudes no letal? Un artículo en Principia Scientific International explicó cómo las longitudes de onda 5G, descritas acertadamente en el artículo como «armas», se utilizan para penetrar la capa superior de la piel de las personas y provocar una sensación de calor que hace que las personas huyan. La sensación fue descrita por el Departamento de Defensa de Estados Unidos como «breve, pero convincente». En algunas personas, la sensación es extremadamente dolorosa. ¿Por qué ahora estamos desatando esto en las masas en nombre de descargas de videos más rápidas?

Esta tecnología es tan preocupante que más de 300.000 médicos, científicos e ingenieros han firmado un Llamamiento Internacional para Detener 5G en la Tierra y en el Espacio pidiendo urgentemente que se detenga la implementación de 5G debido a preocupaciones por la seguridad humana y ambiental. El llamamiento define al lanzamiento de 5G como «un experimento sobre la humanidad y el medio ambiente que se define como un crimen según el derecho internacional».

Envía tu comentario

guest
1 Comentario
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas