El número no hace la verdad. Pero el número puede resultar muy valioso para cambiar ciertas prácticas inicuas. La lección nos la han dado este fin de semana en Bruselas y debería ser válida para Francia y para el resto de Europa sometida a la histeria covidiana.

Con el buen tiempo, todos los espacios verdes de Bruselas, y en particular el Parque del Cincuentenario y el Bosque de la Cambre, estuvieron muy concurridos el domingo. Y una gran parte de los caminantes se bajaron la máscara en un movimiento espontáneo de liberación, sin respetar las famosas distancias sociales.

Ante la magnitud del fenómeno, la policía se ha abstenido de multar a las numerosas personas que no cumplían con las restricciones sanitarias. 

Lea también: Algunos demócratas admiten que los cierres masivos convirtieron los EE. UU. en un estado totalitario

«Observación: mucha gente sin máscaras. La policía vigila pero no puede estar en todas partes a pesar del despliegue de patrullas adicionales», dijo Ilse Van de Keere, portavoz de la policía de Bruselas-Capital/Ixelles. Y para confesar: «Fue imposible multar a todos los que no respetaron las medidas».

Fuente: verdadypaciencia.com

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas