Traducido de bigleaguepolitics.com por TierraPura.org

El COVIDianismo se ha convertido en una religión con un dogma que no se puede cuestionar.

Un profesor de epidemiología de Suecia ha abandonado su investigación sobre el COVID-19, también llamado virus PCCh (partido comunista chino), después de recibir mensajes hostiles de personas a las que no les gustaba su conclusión de que la enfermedad supone una baja amenaza para los niños.

Le recomendamos: Manifestantes ocupan el teatro de París exigiendo la reapertura de los espacios culturales en medio de protestas por toda Francia

Jonas Ludvigsson, profesor de epidemiología clínica del Instituto Karolinska de Estocolmo, se centró en niños de 1 a 16 años en la investigación que realizó la primavera pasada. Descubrió que solo 15 niños necesitaron tratamiento en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), solo 0,77 por cada 100.000. Cuatro de los 15 tenían una enfermedad crónica preexistente y ninguno de ellos murió.

Ludvigsson dijo que su estudio había sido sometido a varias revisiones y a la revisión por pares antes de ser aprobado para su publicación. Sin embargo, recibió una avalancha de correos electrónicos y mensajes en las redes sociales de personas enfadadas, algunas de las cuales trataron de culparle de la actitud comparativamente relajada de Suecia con respecto a los cierres.

Como resultado, el profesor dice que sólo ha conseguido dormir unas pocas horas por noche. Los ataques y el consiguiente estrés también le hicieron perder por completo el apetito por el debate y la investigación sobre COVID-19. Ludvigsson intenta ahora seguir adelante y dejar atrás la mala experiencia.

Matilda Ernkrans, ministra sueca de Educación Superior e Investigación, declaró a la revista médica The British Medical Journal que «es muy preocupante que los académicos se vean amenazados hasta el punto de no tener el valor de seguir haciendo su trabajo. No es un fenómeno nuevo, pero hemos visto un aumento de las amenazas contra académicos relacionadas con la investigación sobre el coronavirus. Cuando se silencia a la gente, es una amenaza contra la libertad de expresión y nuestra democracia».

Le recomendamos: Hay un PLAN: Podrían morir 50 millones de personas en EE. UU. por la VACUNA, dice la Dra. Mikovits [VIDEO]

Añadió que «para reforzar la libertad académica, el gobierno sueco ha propuesto una nueva enmienda que señala que la educación y la investigación deben estar protegidas para permitir que la gente descubra, investigue y comparta libremente el conocimiento».

Envía tu comentario

guest
2 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas