Traducido de World365 por Tierrapura.org

El 9 de enero informamos que el FBI en Georgia intervino y cerró el análisis forense de boletas trituradas, le quitó las boletas al equipo forense y las devolvió a la trituradora para destruir la evidencia.
Hoy tenemos más detalles sobre este incidente de parte dos fuentes.

Esta historia fue reportada por primera vez por Patrick Byrne, ex director ejecutivo de Overstock.com. Informó en Twitter que Deep State estaba robando pruebas en Georgia relacionadas con las elecciones de 2020:

Actualización sobre las boletas electorales de Georgia: DHS había estado tratando de avanzar esta semana. Hace dos días, el FBI se lanzó a reclamar jurisdicción. Ayer, a las 3 de la tarde, el FBI tomó el control del camión de trituración y los materiales, ordenó que se devolvieran a la operación de trituración y se completara el trabajo de trituración. Patrick Byrne (@PatrickByrne) 9 de enero de 2021 (cuenta actualmente suspendida por Twitter).

Ahora tenemos más información sobre este incidente de personas con conocimiento de los hechos.

Todo esto comenzó cuando se contrató a una empresa de trituración para que entrara y triturara el material electoral. Cuando el camión llegó al lugar, el material que se pidió que se triturara resultó ser boletas y otros registros oficiales de las elecciones de 2020. La compañía comenzó a triturar el material en pequeñas bolas que son básicamente imposibles de reconstruir una vez que se trituran de esa manera.

Lea también: El negacionismo de la pedofilia provoca millones de muertes de niños

Después de que el operador de la trituradora obtuvo el material para triturar, notó algo inusual y finalmente se conectó con miembros del equipo de Trump que estaban en Georgia en ese momento. Explicó la situación y llevó el material a este grupo relacionado con Trump. Este grupo de personas que estaban relacionadas con la investigación para descubrir el fraude electoral de 2020 inmediatamente comenzó a examinar lo que aún no estaba completamente destruido. Según los informes, encontraron recibos de tránsito de envíos vinculados a China, boletas y otra información confidencial relacionada con las elecciones de 2020.

También se invitó a un investigador local del DHS (Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos) a revisar el material. Cuando se encontró la información de China, se compartió de inmediato con la Casa Blanca de Trump y el DHS en Washington DC. Una de nuestras fuentes cree que fue el DHS en Washington quien luego notificó al FBI sobre la situación.

En un corto período de tiempo, el investigador local del DHS fue retirado del caso por una persona de alto rango del DHS. Poco después, el FBI se presentó y ordenó que se cerrara la investigación.

El FBI insistió en que tenían jurisdicción sobre la revisión de estas papeletas en Georgia. Tomaron el control del camión de trituración y los materiales y exigieron que se completara la operación de trituración.

Afortunadamente, se tomaron fotos de parte de la información encontrada en el material triturado antes de que el FBI ordenara su destrucción.
Esta investigación fue frustrada por el FBI. La evidencia fue destruida.

Tenemos dos fuentes que contribuyeron con este informe.

Envía tu comentario

guest
18 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas