Traducido de BigleaguePolitics por TierraPura.org

La República Unida de Tanzania rechaza la histeria colectiva del COVID-19 y le dice a Big Pharma que no quiere vacunas.

El presidente de Tanzania, John Magufuli, ha dicho que su sociedad está libre del virus, no necesita las vacunas y la pandemia ha terminado. Posee la valentía de la que carecen prácticamente todos los líderes del mundo occidental.

«Hay algunos tanzanos que han viajado recientemente al extranjero en busca de vacunas contra el coronavirus. Estas personas trajeron el virus a nuestro país cuando regresaron. Mantengámonos firmes. Esta vacuna no es nada buena», dijo Magufuli.

Lea también: Las promesas de libertad son un ‘poderoso incentivo’ para vacunar a los indecisos, afirma profesor de ética médica

Además, Magufuli ha rechazado decididamente las medidas utilizadas en todo Occidente para combatir supuestamente la propagación del COVID-19. No ha instituido políticas de distanciamiento social o de bloqueo y, en general, no ha promovido el uso de mascarillas. En cambio, Magufuli ha dicho a su pueblo que rece más, que inhale vapor y que coma más frutas y verduras.

Como resultado de su rechazo a la histeria colectiva del COVID-19, Magufuli ha sido objeto de críticas por parte de la Unión Europea (UE). Los burócratas de la UE esperan castigar a Tanzania por no cumplir con su régimen de sumisión global.

«Me gustaría que informara a los miembros de nuestra comisión sobre el dinero que hemos dado a Tanzania, cuáles fueron los criterios para dar este dinero y, sobre todo, qué está pasando con este dinero», dijo el diputado de la UE David McAllister, esperando usar el dinero como una forma de manipular al gobierno tanzano y anular su soberanía nacional.

Lea también: “Twitter está promoviendo la pedofilia”: afirma la republicana Witzke luego de ser suspendida en la red social

«Estamos hablando del dinero de los contribuyentes europeos, y me resulta difícil que concedamos dinero a un gobierno que, evidentemente, no intenta cooperar de forma decente», añadió.

Otros países de África que se resisten al programa de vacunas de Big Pharma impuesto por los globalistas son Eritrea, Burundi y Madagascar. 

Big League Politics ha informado de cómo los globalistas han perseguido a los líderes nacionalistas que se niegan a someterse a la propaganda del miedo sobre COVID-19:

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, celebró recientemente un elegante baile juvenil en Minsk para festejar el año nuevo en el que nadie llevaba máscaras, lo que enfureció a la brigada de sumisión de COVID.

Lukashenko, que actualmente encabeza la lista de éxitos de los globalistas, pudo ser visto disfrutando de un baile con una hermosa joven junto a sus compatriotas que se niegan a doblegarse ante el miedo.

Desde que Lukashenko ganó la reelección en agosto con un abrumador 80% de los votos, los agitadores globalistas han afirmado que las elecciones fueron un fraude y han fomentado una especie de revolución de colores contra él. Él se ha negado rotundamente a abdicar de su cargo electo.

«Hasta que el último policía antidisturbios me diga ‘vete’, me mantendré firme en este país hombro con hombro con vosotros, porque tanto vosotros como yo no tenemos nada más que este país», dijo Lukashenko recientemente mientras visitaba su unidad de fuerzas especiales de la policía.

Lukashenko ha enfurecido a los globalistas al negarse a someterse a la histeria colectiva que rodea a la pandemia del COVID-19. Dijo que «es mejor morir de pie que vivir de rodillas», al tiempo que lamentaba el «frenesí y la psicosis» impulsados por los medios de comunicación en las masas sobre el virus y sugería el vodka como remedio.

«No bebo, pero ultimamente he dicho que la gente no sólo debería lavarse las manos con vodka, sino también envenenar el virus con él», dijo Lukashenko.

«Hay que beber el equivalente a 40-50 ml de alcohol rectificado al día. Pero no en el trabajo», añadió, sugiriendo también visitas regulares al sauna para combatir el COVID-19.

Países como Bielorrusia o Tanzania pueden arrebatarle a Estados Unidos el estandarte de la tierra de la libertad con tantos débiles estadounidenses que caen en la histeria colectiva.

Envía tu comentario

guest
8 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas