Traducido de zerohedge.com por TierraPura.org

Un nuevo artículo del New York Times afirma que en lugar de comprometerse con alguien que desafía su visión del mundo, usted debe «resistir la atracción de los agujeros del conejo» e ir a fuentes más autorizadas como Google y Wikipedia.

El New York Times parece haber declarado la guerra al pensamiento crítico tradicional, que según ellos «no ayuda en la lucha contra la desinformación».

Lea también: “Usan el virus para humillarte, para intentar quebrar la economía”, afirma el presidente Bolsonaro

Compartiendo las opiniones de «un experto en alfabetización digital» llamado Michael Caulfield, el artículo dice lo siguiente:

«Nos enseñan que, para protegernos de la mala información, tenemos que comprometernos a fondo con el material que se nos presenta», me dijo recientemente el Sr. Caulfield. Sugirió que el modo dominante de alfabetización mediática (si es que a los niños se les enseña algo) es que «obtendrás información imperfecta y luego usarás el razonamiento para arreglarlo de alguna manera». Pero en realidad, esa estrategia puede ser totalmente contraproducente».

En otras palabras: Resistir la atracción de las madrigueras del conejo, en parte, reimaginando la alfabetización mediática para el paisaje infernal de Internet que ocupamos.

¿Qué sugiere el New York Times que hagamos en su lugar?

Caulfield sostiene que la mejor manera de aprender sobre una fuente de información es «dejarla y buscar en otra parte», viendo cómo esa fuente de información se compara con el statu quo existente.

Para mayor claridad, el «experto en alfabetización digital» del New York Times nos ofrece un ejemplo al investigar un post (al que no ofrecen ningún enlace) realizado por Robert F Kennedy Jr en Instagram:

Copió el nombre del señor Kennedy en el post de Instagram y lo insertó en Google. «Mira qué rápido es esto», me dijo mientras contaba los segundos en voz alta. En 15 segundos, navegó hasta Wikipedia y se desplazó por la sección introductoria de la página, destacando con el cursor la última frase, en la que se lee que el Sr. Kennedy es un activista antivacunas y un teórico de la conspiración.

En resumen, el New York Times y su «experto» nos dicen que en lugar de investigar las afirmaciones de alguien que desafía el statu quo y nuestra comprensión y percepción de la realidad, debemos evitarlas e ir directamente a las autoridades para que nos digan qué pensar.

Teniendo en cuenta la detallada investigación del Wall Street Journal y un estudio académico que descubrió la manipulación deliberada de los resultados de búsqueda por parte de Google (por lo que también han sido multados) y los informes de organizaciones como el Vaticano, la CIA y el FBI que editan las entradas de Wikipedia, este consejo debe ser visto con la mayor sospecha por razones obvias.

Esto es exactamente lo contrario de cómo establecemos la verdad

Hay una expresión que dice que «rechazar algo de lo que no sabes nada es la forma más alta de ignorancia», y eso es básicamente lo que el New York Times y su «experto en alfabetización digital» están animando a sus seguidores a hacer. «Resiste la atracción de los agujeros del conejo» y acude a Google, donde en sólo «15 segundos», puedes obtener la Verdad de la Wikipedia – Es genuinamente impactante leer esto.

La historia está abrumada de ejemplos que demuestran que este método es profundamente defectuoso. Galileo Galilei, Martin Luther King Jr, Nelson Mandela, y un sinnúmero de otros fueron atacados por las autoridades por desafiar el status quo. De hecho, se podría argumentar que esto ha sido un tema constante a lo largo de la historia y representa claramente que lo que el New York Times nos está animando a hacer, es exactamente lo contrario de establecer la Verdad. No, no es un proceso de 15 segundos, y no, no se confía sin sentido en las autoridades para que te den la Verdad.

El New York Times tiene un historial documentado de difusión de propaganda peligrosa

Como es lógico, el New York Times tiene un historial bien documentado de difusión de propaganda peligrosa y de colaboración con las autoridades para mantener el statu quo.

La infame Operación Mockingbird de la CIA, que supuestamente comenzó a finales de los años 40 y continuó hasta los 70, incluyó al New York Times.

Durante la década de 1990, después de que el periodista Gary Webb expusiera cómo la CIA estaba trabajando con los narcotraficantes, el New York Times y otros medios de comunicación del establishment se embarcaron en una campaña de difamación donde aseguraban que Webb estaba mintiendo, cuando en realidad estaba diciendo la verdad.

Le recomendamos: Hay que “reemplazar un establishment político fallido y corrupto”: El histórico discurso de Trump [VIDEO]

En consecuencia, en 2012 Glen Greenwald escribió un artículo sobre la «correspondencia y colusión» entre la CIA y el New York Times. En 2015, el profesor Noam Chomsky escribió sobre cómo el gigante de las noticias ayudó a encubrir crímenes de guerra para el gobierno de Estados Unidos.

Los medios del establishment frustrados ya no tienen el monopolio de la información

Aunque este artículo del New York Time es repugnante, también es bastante perspicaz en cuanto a lo desesperados que se han vuelto algunos medios de comunicación del establishment en sus esfuerzos por controlar la narrativa, que se ha vuelto cada vez más frívola con la introducción de Internet, donde gente como yo puede utilizar pruebas verificables para exponer lo hipócritas y engañosos que son.

Envía tu comentario

guest
2 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas