María Celeste Campos

¿Conoces a Benjamin Solari Parravicini? Muchos lo llaman ‘el Nostradamus argentino’ por varios aciertos que ha tenido en sus dibujos premonitorios realizados en la década del 40.

Su trascendencia internacional le llegó después de que se cumpliera su premonición sobre el atentado del 11 de septiembre de 2001 en Manhattan.

La libertad de Norte América perderá su luz, su antorcha no alumbrará como ayer y el monumento será atacado dos veces.

En cuanto a Argentina, su país natal, Parravicini vaticina un futuro feliz, pero no sin pasar antes por períodos muy difíciles.

Seleccionamos algunos de sus particulares dibujos proféticos que parecen estar refiriéndose al momento actual que está transitando el país y tal vez a un futuro cercano. 

En 1938 vaticinó sufrimiento y muerte a causa del comunismo:

“La Argentina debe ya prepararse a sufrir. Tendrán unos mandones que le reducirán a un comunismo de corte fascista. La muerte correrá por sus calles y caminos»

Los mandones a los que se refiere Parravicini podrían ser el presidente Alberto Fernandez y la vicepresidente Cristina Fernandez, quienes parecen ser comunistas en pensamiento y en acción. También el gobernador de la provincia de Formosa, Gildo Insfrán, a quien muchos acusan de «dictador».

Las políticas comunistas de asistencialismo, elevados impuestos, intervención del estado en la economía, falta de seguridad jurídica, condicionamiento de las libertades civiles, etc., son moneda corriente en los últimos tiempos.

Asimismo, el gobierno argentino está alineado comercial y políticamente con el régimen comunista chino, la dictadura más sangrienta de la historia.

En 1940, Parravicini se refirió a la constitución argentina con un tono bastante pesimista:

Sobre la nueva constitución Argentina, rotas las normas anteriores se levantará la más alta montaña de malignas figuras. Todas tendrán que esconder sus fines ocultos detrás de fingidas caretas

Podría interpretarse como los intereses oscuros detrás de funcionarios que aparentan hacer las cosas por el bien común, pero en realidad lo hacen con motivos ulteriores

De esta manera violan la constitución, por ejemplo a través de una cuarentena interminable que suprime las libertades, de la remoción de jueces que investigan a los corruptos en el poder, del intento de expropiación de una empresa privada, etc.

En 1940, Parravicini profetizó:

En América del sur, la Argentina luchará por su libertad. Por la libertad de las libertades. La libertad de Dios. Paz»

En el último tiempo hemos visto a millones de argentinos saliendo a las calles para reclamar por sus derechos y su libertad.

En el año 2018, gracias a estos movimientos apolíticos y autoconvocados se pudo detener la legalización del aborto, pero lamentablemente a fines de 2020 este gobierno lo convirtió en ley.

Ahora, estos movimientos autoconvocados se ven más para reclamar la falta de trabajos y para frenar la intervención del gobierno sobre la justicia y la propiedad privada.

En 1941 Parravicini profetizó sobre la sufrida clase media argentina

“La ‘clase media’ salva a la Argentina. Su triunfo será en el ¡mundo!»

Se puede entender que la clase media argentina, decepcionada por sus dirigentes, estallará en una serie de conflictos que culminarán con la derrota de la actual clase política.

Con las políticas comunistas, el sector más castigado es justamente la clase media, que trabaja duro y paga sus impuestos. Por eso es que desde este núcleo es que puede venir el verdadero cambio.

En 1942, Parravicini profetizó:

“Argentina no será comunistada, lo que sin ser, ni saberlo y siendo no tendrá cabida porque todo lo tiene porque tiene ¡amor!»

En este caso brinda una clara esperanza de que Argentina nunca se volverá comunista, al menos no totalmente.

Parravicini explica que el comunismo no tendrá cabida gracias al amor, que se puede interpretar como:

  • El amor a la patria para defender los valores que hicieron grande a la nación como el trabajo y la libertad.
  • El amor a la familia, para defenderla de las políticas izquierdistas de aborto e ideología de género.
  • El amor hacia el prójimo, para despertarlo de que no crea las mentiras del comunismo, etc.

Y también, en otro dibujo premonitorio, habla de un misterioso “hombre gris” que sería una persona que le hará mucho bien al país, luego de tanto sufrimiento.

Esta es una de sus profecías respecto a este misterioso hombre gris, que parece ser parte de una nueva era:

“El árbol seco de la Argentina sabrá de una era de nueva lluvia. Llegará hacia su suelo la bendición luego de luchas serias, de encuentros y desencuentros, de soberbios gritos y de gritos vencidos. Llegarán tres jefes y dirán. No serán, mas después serán en fuerza y verdad. Ellos llamarán al hombre a hacer y éste será. El será un hombre gris”

Se podría interpretar que el hombre gris -al no ser ni blanco ni negro- será una persona ajena a la política ¿tal vez alguien más espiritual y que no tenga aspiraciones de poder?

Las profecías pueden cumplir un rol importante si no solo se toman como algo curioso, sino también como una advertencia para cambiar algo que no está bien.

En la antigüedad estas se consideraban señales para que la humanidad rectifique ciertos comportamientos y evite así la llegada de catástrofes.

MCC para Tierra Pura. Las opiniones de este artículo pertenecen a la autora/colaboradora y no reflejan necesariamente la opinión de TP.

Envía tu comentario

guest
37 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas