Impresionante lo sucedido en Honduras con la vacuna AstraZeneca. Han sido treinta y dos las enfermeras desmayadas tras vacunarse con este potingue en la localidad de Choluteca, Honduras. Además, muchas de ellas sufrieron taquicardias y sufrieron problemas puesto que les bajó la tensión de golpe.

Según las autoridades hondureñas, esas vacunas forman parte de una donación recibida por aquel país desde Corea del Sur el pasado sábado. Pero, a pesar de esta auténtica barbaridad, muchos no harán caso de aquel viejo y sabio refrán que decía: Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar.

Creemos que es necesario que muchas personas se informen muy bien, no solo a través de las televisiones, de las consecuencias que se pueden sufrir con unas vacunas experimentales y no suficientemente probadas. Este hecho sucedido en Honduras es muy relevante y produce una gran preocupación. Piénsenselo dos veces antes de vacunarse los que todavía estén dispuestos a correr ese riesgo.

Envía tu comentario

guest
8 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas