El presidente ejecutivo de Qantas, Alan Joyce, reveló el domingo 21 de marzo que muchos gobiernos estaban hablando de la vacunación contra el coronavirus como «una condición de entrada».

Joyce le dijo a la BBC que «los gobiernos van a insistir» en las vacunas contra el coronavirus para los viajeros internacionales. 

Pero incluso sin la intervención del gobierno, Joyce, quien en Noviembre se llevó literalmente un ‘pastelazo’ en la cara tras decir que haría que la vacunación fuera obligatoria para volar en su aerolínea, pensó que las aerolíneas deberían hacer cumplir su propia política. “Tenemos el deber de cuidar a nuestros pasajeros y a nuestra tripulación, decir que todos en ese avión deben estar seguros”, dijo.

Según Joyce, otras aerolíneas seguirían a Qantas al exigir la vacunación contra el coronavirus para los pasajeros que viajan al extranjero.

“He estado hablando con mis colegas de otras aerolíneas de todo el mundo y creo que ese será un tema común en todos los ámbitos”, dijo.

Qantas retrasó la fecha en la que planea reanudar sus vuelos internacionales desde julio hasta finales de octubre. Ese es el punto que el gobierno australiano espera haber vacunado a todos los adultos y la fecha para la que la aerolínea ahora vende boletos internacionales.

«El vuelo número uno por una cantidad significativa es de Perth a Londres sin escalas», dijo Joyce.

La demanda de vuelos de ultra larga distancia indica que los pasajeros están tratando de evitar cambios en aeropuertos llenos de otras personas, señaló.

Lea también: Colombia: Indígenas del Cauca NO se vacunarán contra el Virus PCCh porque no confían en las dosis

Sus comentarios estan en línea con la Política Nacional de Vacunación del gobierno australiano, que sugería que los visitantes del extranjero podrían tener que presentar un certificado de vacunación antes de abordar su vuelo a Australia.

“Puede haber circunstancias en las que el gobierno australiano y otros gobiernos puedan introducir requisitos de entrada o reingreso en la frontera que estén condicionados a la prueba de vacunación”, afirmó la política de vacunación.

Pero sin embargo, Bernardo Mariano, director de salud digital e innovación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya dijo: “No aprobamos el hecho de que un pasaporte de vacunas deba ser una condición para viajar”. Según Mariano, se necesitaría un enfoque unificado de los gobiernos para que ese cambio funcione.

La aviación es vital para la economía mundial. La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) estimó que la aviación respalda la actividad económica mundial por valor de 1,8 billones de dólares. Pero las restricciones gubernamentales debido a la pandemia han provocado una caída sin precedentes en el número de pasajeros.

En los últimos seis meses de 2020, Qantas perdió 800 millones de dólares. Durante el mismo período de 2019, la aerolínea tuvo una ganancia de $ 596 millones.

El gobierno australiano rescata a Qantas y Virgin Australia

Las aerolíneas australianas han sido rescatadas por el gobierno en algunas ocasiones durante la pandemia. El gobierno australiano anunció en abril del año pasado que pagaría a Qantas y a Virgin Australia hasta 165 millones de dólares australianos (126,73 millones de dólares) para mantener rutas de vuelos nacionales clave durante dos meses.

Qantas, que había estado considerando cerrar algunos vuelos en ese momento, dijo en un comunicado que la financiación le permitiría a ella, y a su rama presupuestaria Jetstar, aumentar la cantidad de vuelos de pasajeros que operaban cada semana de 105 a 164.

También se informó a principios de este mes que los trabajadores de Qantas que suelen trabajar en rutas internacionales recibirán un pago de salario semanal de 500 dólares australianos (384,28 dólares), en virtud del plan de apoyo al turismo de aviación de 1.200 millones de dólares (922,48 millones de dólares) del gobierno federal. Más de 7.000 tripulantes de cabina, pilotos, ingenieros y técnicos recibirán dichos pagos hasta octubre.

El primer ministro Scott Morrison dijo que era crucial para las aerolíneas australianas mantener su capacidad para volar internacionalmente.

“La gente tiene que estar en simuladores, la gente tiene que continuar su entrenamiento, los aviones necesitan mantenimiento. Estas son todas las cosas que se deben hacer y es necesario mantener una fuerza laboral altamente capacitada ”, dijo.

Unos 8.500 empleados de Qantas habían perdido sus puestos de trabajo durante la pandemia, mientras que otros miles estaban en licencia y el gobierno australiano pagaba sus salarios.

Fuente: Trikooba

Envía tu comentario

guest
7 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas